es
English Español Deutsch Français Italiano Português (Brasil) Русский 中文 日本語
Enviar un artículo
Ir a blog

Acciones futuras de marketing de contenidos ¡Toma nota!

98
Wow-Score
La Wow-Score muestra si una entrada de un blog crea o no interacción. Se calcula en base a la correlación entre el tiempo de lectura activo de los usuarios, su velocidad de desplazamiento y la longitud del artículo.

Acciones futuras de marketing de contenidos ¡Toma nota!

Carmen Díaz Soloaga
Acciones futuras de marketing de contenidos ¡Toma nota!

Todavía estás a tiempo, no pierdas de vista las acciones futuras de marketing de contenidos que voy a enumerar y cómo se aplican al futuro de tu empresa.

Si ya estás creando contenidos para tu empresa y quieres saber qué pasará dentro de unos años con esta burbuja, esta es tu entrada.

¿Hacia dónde van los contenidos?

A estas alturas ya no tengo que convencerte de la necesidad de crear contenido.

Ya habrás experimentado, como dice Gary Vaynerchuk que “cuanto más contenido generas, más suerte tienes”.

¡Y es cierto!

Las empresas que generan contenidos de forma constante reciben más contactos comerciales.

Como es lógico y al igual que ha sucedido en otros ámbitos, el crecimiento infinito no existe.

Los contenidos que se pueden consumir a lo largo del día tienen un límite y una misma persona no puede leer o ver más de 24 horas de contenido diario.

Esta situación, que llamaré “burbuja del contenido” explotará en algún momento.

Es lo que en Estados Unidos recibe el nombre de “Content Shock”, es decir, que a día de hoy, el contenido es eficaz, pero llegará un momento en que dejará de serlo.

Gráfica de tiempo de shock de contenidos

Ese día ya ha llegado.

No en España, por suerte para algunos de nosotros pero sí en algunos países de habla anglosajona.

Pero llegará, de eso puedes estar seguro.

Tenemos que prepararnos y evitar que el shock de contenidos que estamos a corto plazo de sufrir nos afecte lo menos posible.

¿Cuánto tiempo tengo antes de que llegue?

Uhmmmm, poco.

Lo más probable es que en breve suframos un término hasta ahora aplicado a los banners pero que me viene que ni pintado para este artículo: ceguera al contenido.

¿Qué es la ceguera al contenido? 

Si recuerdas los primeros tiempos de internet, navegar era una excitante aventura en un mundo donde todo estaba por descubrir.

En 1994 la empresa de telefonía AT&T lanzaba el primer banner de la historia.

Primer banner ATT

Hoy, la media de click-through (CTR o número de veces que los usuarios hacen clic en un banner) es de menos del 1%.

Aquel banner de AT&T consiguió la impresionante media de CTR del 43%.

20 años después, los banners se han convertido en la parte más molesta y chillona del panorama online.

Es más, la industria publicitaria se esfuerza cada día por ofrecer nuevos y variados formatos que consigan seducir a una audiencia cada vez más aficionada a los bloqueadores de anuncios.

Algo similar está comenzando a pasar con la ceguera al contenido.

A pesar de ser un concepto relativamente reciente nos da una idea de la cantidad de contenido que se genera a diario y cómo puede terminar el sector si no podemos remedio cuanto antes.

¿Cuánto tiempo tienes antes de que llegue la ceguera al contenido?

¿Estás preocupado?

¡Yo no estoy preocupada!

¿Quién está preocupado?

Bueno, para ser francos, sí estoy un poco preocupada.

Me preocupa que al igual que se han desarrollado herramientas tecnológicas para evitar los molestos e intrusivos banners, en breve, se cree “algo” que permita a los usuarios abstraerse del contenido.

Cuando digo “abstraerse”, léase bloquear, ignorar o simplemente, que el contenido deje de ser eficaz.

Por otro lado, hay un aspecto que no me preocupa y es la ingobernable necesidad que tiene el ser humano de saberlo TODO AHORA.

No creo que este comportamiento vaya a cambiar, si acaso, puede empeorar, con lo que si nos ponemos las pilas y lo tenemos presente, en principio, no debería preocuparnos (preocuparme) seguir teniendo trabajo :)

Como he comentado, la ceguera al contenido es un concepto relativamente nuevo que está íntimamente relacionado con el shock de contenidos.

El shock de contenidos ya está empezando a afectar a los países de habla inglesa como Estados Unidos e Inglaterra.

Allí, las empresas que quieren atraer clientes con contenidos han detectado que es necesario invertir cada vez más y más dinero para alcanzar el retorno de la inversión en contenidos de los primeros tiempos de esta disciplina.

¿Cuánto tardará en llegar a España?

¡Te lo cuento al final del post!

Acciones futuras de marketing de contenidos para evitar la ceguera

Ahora sí, voy a enunciar acciones futuras de contenidos que puedes incluir en tu estrategia a corto-medio plazo y que te ayudarán a prevenir la ceguera de contenidos entre tu audiencia.

1.- El usuario sabe cómo distinguir información comercial de información de valor

Si recuerdas la primera vez que accediste a una red social, seguro que sentías que la información te desbordaba.

Cada actualización de tus amigos, colegas y familiares absorbía toda tu atención y querías verlo todo, con calma.

En la actualidad, seguro que has aprendido a discriminar rápidamente la información interesante de la que no merece la pena ser leída/vista.

Este comportamiento, que a los adultos nos ha costado un poco desarrollar, es casi innato en las nuevas generaciones, que tardan cada vez menos en decidir si el contenido merece la pena o no.

Es más, si ves algún millennial cerca de ti, pregúntale cuál es su concepto de spam.

Ahora, contrástalo con el tuyo (si es que tienes más de 40 años).

¿A que no coinciden?

Las nuevas generaciones consideran SPAM cualquier tipo de información comercial, no solo aquella molesta y que no se ajusta a sus intereses.

► Acciones de contenidos para evitar el descarte

Si quieres que los contenidos traspasen el filtro anti spam, céntrate en aportar valor para el usuario.

Eso pasa por estudiar los intereses de tu audiencia, utilizar la inteligencia artificial para restacar a los internautas de la infoxicación y no caer en la trampa del branded content.

En este mismo blog tuve la oportunidad de compartir ejemplos de cómo se puede aprovechar el poder del Big Data para ofrecer contenido relevante para el usuario.

  • De todos aquellos ejemplos se desprendía la misma idea: no podemos perder el tiempo en disparar a todo lo que se mueve

Por estrategia y por dinero.

Estratégicamente, siempre es más interesante llegar a los usuarios interesados en las soluciones de nuestro producto (pañales para unos padres recientes) que lanzar mensajes con la esperanza de que nos compren (¿pañales para un jubilado?). 

Económicamente, es mucho más rentable hacer llegar los contenidos que generamos a aquellos usuarios que los están buscando.

Lo contrario sería tirar el dinero.

  • Estudiar los intereses de la audiencia 

No hay lugar para aquellos que no piensen en el contenido desde el punto de vista estratégico. 

Aquellos tiempos de “ya si eso empiezo a publicar y dentro de un tiempo haré una estrategia, mi primo hizo una y me la puede pasar” se acabaron. 

Repito, se acabaron los tiempos de crear contenido sin estrategia. 

¿Una vez más?

Sin una estrategia que determine los objetivos que pretendes lograr con los contenidos, un estudio del embudo de ventas y cómo impactará el contenido en cada fase, un diseño del perfil de cliente ideal, un diseño del storytelling de la marca y un calendario editorial en condiciones, no vas a lograr nada.

  • Dejar de ser marcas que crean contenido publicitario para pasar a ser marcas que generan contenidos 

O lo que es lo mismo, dejar de lado el Branded Content para empezar a crear contenido editorial. 

¿No ves la diferencia?

El Branded Content no es más que una estrategia publicitaria con el producto como protagonista, a veces en forma de serie online (como la que puedes ver debajo de estas líneas) y a veces en medios (como los artículos patrocinados).

Por el contrario, las marcas que crean contenidos no se centran en los productos de la marca, sino en los intereses de la audiencia, con el objetivo de atraerlos solucionando sus problemas e inquietudes.

2.- La gente lee menos y visualiza más

Triste realidad, qué le vamos a hacer.

A medida que se incorporan a la fiesta nuevas generaciones de nativos digitales, les cuesta más y más la lectura profunda.

No lo digo yo, ojo.

Son muchos, muchísimos, los centros que se han sumado a la integración tecnológica en las aulas, donde el modelo de enseñanza se ha invertido.

Los profesores, antaño dueños y señores del conocimiento, son en este nuevo sistema facilitadores de contenidos, obligando a los alumnos a que busquen información en la red y propiciando el aprendizaje autónomo.

Estas legiones de infantes que se tienen que buscar la vida en las calles (que internet se parece cada día más al Bronx, oye) ¿qué crees qué prefieren?

¿Un texto de 5.000 palabras o seguir al profe guay de YouTube que te enseña ecuaciones en un vídeo de tres minutos?

Y los profesionales del marketing lo sabemos.

Según el informe de 2016 sobre la industria, el 74% de los marketeros utiliza recursos visuales en su estrategia, de los cuales, el 60% utiliza vídeo.

Esta tendencia dictará muchas de las acciones futuras de contenidos que veremos en los próximos años, no me cabe duda.

Por algo solo uno de cada cuatro consumidores prefiere leer sobre un producto antes que ver un vídeo.

► Acciones futuras de marketing de contenidos que apuntalen lo visual

El vídeo atrae a los consumidores como la miel a las moscas.

De hecho, las redes sociales no paran de darle preferencia frente a otros formatos de contenidos, como el texto o las imágenes.

Y lo que es peor, no valdrá cualquier vídeo, me temo.

Solo aquel impactante o provocador o ¡no lo olvides! tremendamente educativo podrá tener cabida en este panorama.

Es de obligado cumplimiento, por tanto, que incorpores a tu estrategia este formato de contenidos, en formato largo y en forma de microcontenido para redes sociales.

3.- Las redes sociales van y vienen ¡y no pasa nada!

La eterna lucha de hace una década entre las webs y las redes sociales parece acabada, aunque no viene mal repasar el número de muertos en combate.

iTunes Ping (Apple no siempre consigue lo que quiere), MySpace, Tuenti y más recientemente Vine, nacieron, lo petaron y roscaron (como se dice ahora).

¡Y no pasa nada!

De estos muertos en combate podemos aprender que las redes sociales no son las que tienen el control.

El control lo tienen los usuarios y gritan alto y claro qué es lo que quieren.

► Acciones futuras de contenidos para determinar qué quieren los usuarios

Quieren más artículos, más actualizaciones en redes sociales y más vídeo.

No es ninguna novedad, lo sé.

Lo que cambiará es el tipo de formato que encaje en estas categorías.

Hoy, los consumidores afirman buscar más contenido interactivo, visual y extenso que en años precedentes.

Según el último informe de Hubspot sobre el estado del Inbound Marketing, estas categorías han cobrado mayor relevancia que las últimas ediciones.

Por eso, entre las acciones futuras de marketing de contenidos debes dar prioridad a aquellas que te garanticen calidad, no cantidad.

¿Y las redes sociales?

Como he comentado, las redes sociales vienen y van.

Lo que hoy es novedad, puede que no dure más que un par de años, por eso, sigue centrando tus esfuerzos en lo que controlas, es decir, tu web.

Las redes sociales son importantes, ¡por supuesto! pero serán la forma de llevar el contenido del punto A al B, es decir, de tu web a los usuarios.

¿No se te olvida algo?

¡Pues claro!

La respuesta a cuánto tiempo tienes para poner en marcha estas acciones es ... tres o cuatro años, a lo máximo algo más.

No es mucho, por lo que cuánto antes empieces, antes podrás adelantarte a todos aquellos que ya están creando contenido pensando en la inminente llegada del shock de contenidos.

Descarga

¿Qué acciones futuras de marketing de contenidos estás planteándote para cuando la burbuja estalle? ¿Me cuentas por qué vas a apostar?

Carmen Díaz Soloaga
Leyenda

¡Llegar hasta aquí no es nada fácil!

Trabajo creando contenidos para pequeñas y medianas empresas que quieren generar más ventas y llegar a clientes cada vez más interesados en la información y menos por la publicidad invasiva.
Compartir esta entrada
o

Comentarios

2000

Enviar feedback

Your feedback must contain at least 3 words (10 characters).

Sólo usaremos tu dirección de correo para dar respuesta a tu feedback. Política de privacidad

Thank you for your feedback!