logo-small
Sonia Duro Limia

Brainwriting - Un paso más en la evolución del Brainstorming

73
Wow-Score
The Wow-Score shows how engaging a blog post is. It is calculated based on the correlation between users’ active reading time, their scrolling speed and the article’s length.
Learn more

Brainwriting - Un paso más en la evolución del Brainstorming

Sonia Duro Limia
Brainwriting - Un paso más en la evolución del Brainstorming

¿El brainstorming no te aporta las ideas creativas que tu negocio necesita? ¡Pásate al brainwriting!

Hace unas semanas te hablaba de por qué yo creo que el brainstorming funciona, si se hace bien.

Hoy quiero dar un paso más en la optimización de las reuniones y la obtención de ideas creativas para tu negocio.

Te estarás preguntando: ¿cómo lo puedo conseguir?

Y la respuesta es: con la técnica del brainwriting.

¿Qué es eso del Brainwriting?

Lo decía el Premio Nobel de la Paz y también Nobel en Química, Linus Pauling:

La única forma de tener buenas ideas es tener muchas ideas. 

— Linus Pauling

El brainwriting o “escritura de ideas” es una dinámica de grupo similar al brainstorming pero con la peculiaridad de que los participantes escriben en un papel sus ideas antes de ponerlas en común con los demás.

Esta técnica busca aumentar la participación de las personas y que, además, sea de forma uniforme.

Como el brainstorming, persigue generar muchas ideas en poco tiempo.

Sus creadores, Leigh Thompson y Loran Nordgren, profesores en la Kellogg School of Management, en EE.UU., incidieron en marcar una fuerte separación entre:

  • El proceso de generación de ideas.
  • El proceso de puesta en común de ideas.

El objetivo del brainwriting es salvar los inconvenientes del brainstorming.

Las variables de la personalidad suelen ser escollos difíciles de superar, por ejemplo, la timidez de alguno de los participantes o la alta dependencia del conductor/moderador de la sesión.

Por eso, la “escritura de ideas” suele conseguir un mayor número de ideas que tendrán el mismo valor independientemente de quién las aporte y en qué momento lo haga.

¿Cuáles son las ventajas del Brainwriting frente al Brainstorming?

Brainwriting vs Brainstorming

Una sesión de brainstorming bien organizada puede llevarte a la consecución del objetivo que te habías marcado al inicio.

Pero lo cierto, es que son demasiadas las que fracasan en el intento y nos dejan la frustración de haber perdido el tiempo.

¿Por qué la escritura de ideas vence los inconvenientes de la lluvia de ideas?

1. Adiós a los graciosos

No existe el momento de las bromas iniciales de los “simpáticos” del grupo, intentando asociar ideas a chistes.

2. Desaparece el acaparador

La timidez para expresarse que algunas personas tienen, hace que en el brainstorming aparezcan figuras que suelen acaparar la conversación.

Con el brainwriting desaparecen, ya que todos tienen la oportunidad de escribir lo que piensan en su papel.

Con el brainwriting todas las personas aportan lo mismo.

3. Todas las ideas valen igual

El final de un brainwriting es un montón de ideas escritas en papeles.

Esto difumina la preponderancia que en el brainstorming tienen las primeras ideas que se dicen.

En el brainwriting todas las ideas valen por igual.

4. El proceso de pensamiento individual no se interrumpe

La constante lluvia de ideas en voz alta hace que los participantes de una sesión de brainstorming se desconcentren y pierdan del hilo de lo que tenían en la cabeza.

El riesgo inherente a desconectar no sucede con el brainwriting porque las fases están estructuradas previamente.

5. Menos “vacíos” de pensamiento

Cuando uno habla, otro deja de pensar y escucha.

Ese momento en que paras de pensar puede interpretarse como pérdida de oportunidades para generar nuevas ideas.

Saber que tienes tu ocasión para pensar y tu espacio para discutir, mejora el rendimiento creativo.

¿Cómo se estructura una sesión de Brainwriting?

Con lo que llevamos escrito y leído, seguramente ya tienes una idea de cuáles son las fases que Thompson y Nordgren proponen para estructurar una correcta sesión de Brainwriting.

¿No? Vale, pues te las cuento:

1. Define el problema a tus invitados

Cuando hayas decidido quiénes son los participantes en tu sesión de brainwriting, explícales el tema sobre el que versará la reunión.

Es importante que se puedan preparar la sesión para que sean más productivos y creativos cuando los cites.

Y recuerda que, como en el brainstorming, es importante que haya expertos y profanos en la materia.

2. Generar ideas individualmente

Ya sea en la sesión o antes de ella, ésta es la clave del éxito del Brainwriting: el trabajo individual previo a la puesta en común. 

Cada uno de los invitados escribirá sus ideas de forma individual.

Esta es la forma en que se salvan la mayoría de los inconvenientes que presenta el brainstorming y que hemos visto en el apartado anterior:

  • Hay tiempo para pensar sin interrupciones.
  • Las ideas de todos valen lo mismo.
  • No existe el efecto de primacía y recencia al expresar las ideas.
  • Se aprovecha al máximo la fase de pensamiento y discusión.

3. Recopilar las ideas

Dependiendo de la técnica que se emplee (te las cuento más abajo), es el momento de recoger las ideas que todos han escrito.

Lo puedes hacer por e-mail, con post-its, folios, plantillas o mediante Apps como Candor.

4. Explicar las ideas

A cada persona se le asigna un tiempo para que explique al resto sus ideas.

No hay interrupciones, ni opiniones, ni valoraciones. Sólo habla el autor y el resto escucha.

5. Discusión sobre las ideas de todos

Es el momento de hablar sobre las ideas.

¡Pero, atención! No es el momento de generar más ideas, sino de opinar sobre ellas, evaluarlas, medir sus efectos, etc.

En este punto tengo una pregunta para ti:

¿Qué ocurre si alguien lanza una idea nueva en esta fase que no tenía escrita?

De verdad que me encantaría saber qué harías si fueras el director de la reunión.

Yo decidí incluirla con el resto, pero es arriesgado.

Si hubieran surgido más, me hubiera ido sin querer a un brainstorming y mi sesión hubiera corrido peligro.

¿Qué hubieras hecho tú?

Te agradeceré mucho si me dejas tu opinión en los comentarios.

6. Votar las ideas

Es momento de decidir cuál de estas ideas creativas es la más conveniente para lograr el objetivo planteado.

Puedes introducir una variante en la votación y decidir seleccionar 3 de ellas, ponderadas.

De esta forma, podrás debatir sobre ellas con la dirección de la compañía para que sean ellos quienes tengan la última palabra, en caso de que necesites pasar por ellos.

No olvides que la recomendación es que la votación también sea anónima.

Técnicas para una sesión de Brainwriting

Técnicas para brainwriting

Las técnicas predeterminadas para implementar sistemas van muy bien.

Es economía del pensamiento de otros que, antes que tú, ya han probado esas formas de trabajar.

Sin embargo, yo que soy defensora a ultranza de la palabra “flexibilidad”, te invito a que hagas alguna modificación entre los modelos de brainstorming que ya están reconocidos y que te explico en las siguientes líneas.

Cada uno tiene que encontrar la fórmula en la que más cómodo y más libre se encuentre y que más se adapte a lo que busca.

  • Brainwriting 6-3-5

Consiste en que 6 personas escriben 3 ideas en 5 minutos.

Tras esos 5 minutos, cada persona pasa su plantilla a la que tiene al lado, que añade 3 ideas más.

El proceso se repite hasta que cada persona haya escrito en todas las plantillas.

Brainwriting 6-3-5: 108 ideas creativas para tu negocio, obtenidas en 20 min por 6 personas.

Esta es la técnica más popular y desarrollada y, a partir de ella, aparecen nuevas variantes.

Por eso, existe una plantilla sencilla que puedes adaptar como mejor te convenga:

Plantilla brainwriting 6-3-5

En la primera fila cada persona escribe la definición del problema que se va a abordar, en las columnas, sus 3 ideas y hay una fila para cada participante.

  • Brainwriting Pool

Las ideas no se escriben en folios ni en plantillas, sino en tarjetas o post-its, que se van dejando en el centro de una mesa. 

Se pueden escribir tantas ideas como se tengan e inspirarte con las que otros han dejado.

Una variante de este método es que en esa misma tarjeta otra persona pueda escribir la nueva idea que le sugiere.

El tiempo también está controlado.

  • Juego del Brainwriting

Se trata de organizar una dinámica divertida que evite la competitividad, aunque la finalidad es que exista una idea ganadora.

Aquí, la habilidad del dinamizador es muy importante para evitar confrontaciones.

La idea es la siguiente:

  1. El dinamizador reparte las tarjetas en las que escribir las propuestas.
  2. Una vez rellenadas, todos leen las de todos y votan, por ejemplo, las 2 mejores.
  3. Se hacen dos grupos y se reparten las tarjetas entre ellos según el criterio del dinamizador (por ejemplo, las más votadas y las menos).
  4. Se conceden unos minutos para argumentar la defensa de las tarjetas que han asignado a tu grupo.
  5. Se genera un momento de debate en el que un grupo intenta convencer al otro de que las ideas de sus tarjetas son mejores.

¿Qué te parece el juego?

Reconozco que yo no lo he probado.

  • Brainwriting restringido

Esta técnica me parece interesante si trabajas en una multinacional, en la que, seguramente, la última decisión la toman tus superiores.

Se trata de llegar a la sesión con unas tarjetas que ya tienen unas ideas escritas y la tarea de los convocados es añadir más ideas a esas tarjetas.

Esta situación es probable que ocurra porque los que elijen la solución a implantar no están dispuestos a aceptar aquello que se salga de unos presupuestos, unos principios o algún parámetro similar.

Si yo fuera el dinamizador, seguramente decidiría con ellos cuáles son esas ideas previas que se llevan a la sesión de brainstorming.

Sería mi fase previa a la sesión.

Por supuesto, siempre abriría un proceso de debate sobre ellas, aunque no conlleve una votación final.

Una mesa redonda enriquece.

¿Es posible un brainwriting en redes sociales?

Es posible desarrollar una dinámica de Brainwriting en cualquier sector industrial.

Y es muy posible que durante todo el tiempo que has leído este post hayas visualizado la sesión en una sala de reuniones, con personas físicas allí presente.

Pero no podemos olvidarnos de la transformación digital por la que muchas empresas están pasando o tienen pensado pasar.

Y este concepto, nos lleva a internet, al 2.0, a tu blog, a las redes sociales.

He buscado bibliografía sobre ello, con escaso éxito.

Y me parece un tema francamente interesante, el de investigar qué harían tus clientes para mejorar tu producto, por ejemplo, o qué necesitas ofrecer a tus clientes que sea distinto a lo que ya hace tu competencia.

Seguro que ya utilizas otras técnicas para responderte a estas cuestiones.

Pero, ¿cómo lo harías con el brainwriting?

Y, ya que muchos estamos enamorados de las redes sociales y de las conversaciones que pueden desarrollarse en ellas, ¿por qué aplicar un brainwriting en ellas?

¿Y si encontramos las preguntas adecuadas para que nuestra comunidad nos deje su “escritura de ideas” via feedback?

Te dejo este tema encima de la mesa.

Quizá a corto plazo podamos hablar de estas técnicas convencionales y darles un enfoque más digital.

Entre tanto, seguiremos buscando ideas creativas como ya lo hace el Brainwriting.

Descarga

Yo me cambio al Brainwriting, ¿y tú?

Community Manager y Social Media Strategist at Freelance. Especialista y apasionada en la creación y curación de contenidos y enfocada en cómo vender en internet. Espíritu comercial y atracción por la Psicología y las relaciones humanas.

2000 es el número máximo de caracteres permitido
Nubeser Soluciones
Buenos días Sonia,
Nos ha encatado la evolución del brainstorming al brainwriting y, como tú, pensamos que tiene muchísimas ventajas y que es un método mucho más efectivo que el brainstorming. Quizá una combinación de ambos podría ser lo idóneo, digamos que comenzamos con la tormenta de ideas habladas y que en cierto momento se pasa al brainwriting. De esta forma, podemos ampliar las ideas de cada uno de los miembros.
También se podría comenzar por en Brainwriting para que no llegar a influir en las opiniones iniciales de los participantes.
¡Enhorabuena por tu artículo!
Manuel Amador
Gracias Sonia por tu artículo, reflexiones y respuestas a los comentarios.
He trabajado bastante con el Brainstorming en los dos lados, participando y moderando; tu propuesta me ha encantado y la aportación de Ana Ivars la enriquece, creo que me trabajaré el Brainwriting en la próxima sesión; daré vueltas a las posibilidades que propones de trabajarlo a través de las RRSS, y comento.
Saludos y buen ánimo para el 2017
Sonia Duro Limia
Manuel Amador
Qué bien que puedas aprovechar estas técnicas, Manuel.
A mi también me gustan mucho las dinámicas de grupo; apoyo todo lo que sea sumar.
De hecho, antes de escribir este post hice algunas pruebas con compañeros (en sesión presencial) y las ventajas frente al brainstorming se cumplen.
Y si te apetece organizar algo en RRSS, ¡me apunto!
Un abrazo y buenos deseos para tu 2017
Ramon Vidal
Hola Sonia, Inriquecedoras reflexiones, metodología y material complementario sobre el brainwriting. Aunque yo provengo del off line en el que se utilizaba el brainstorming, son Interesantísimas las mejoras de uno versus el otro.
Mi gran duda respecto a la respuesta que le das a Alicia es como engranar y sacar conclusiones en las estructuras verticales, donde las diferencias de forma de ver y afrontar los problemas entre los directivos y los empleados es tan distinta.
Gracias por tus aportaciones.
Un saludo y Feliz Año
Ramon Vidal
Sonia Duro Limia
Ramon Vidal
Ay Ramón! A partir de una edad todos venimos del offline ;)
Primero, gracias a ti por comentar y por tu reflexión.
En ese offline del que hablamos lo habitual es encontrarte esas estructuras verticales. Yo nunca he convocado un brainwriting con una estructura así porque las empresas con las que colaboro actualmente son más sencillas. Pero confieso que me encantaría hacerlo.
Depende del número de empleados de la compañía ésta tendrá más o menos mandos intermedios. Pero seguro que encuentras a uno que apoye la participación del equipo que gestiona. En mi opinión, esa sería la puerta de entrada hacia arriba en el organigrama. A través de él seguramente puedas escalar el proceso.
Yo creo que lo importante es hacer entender que la gente del último eslabón del organigrama es la que más en contacto está con las estructuras base que sustentan la empresa: comercial con cliente, chófer con cliente, almacén con chófer, mando intermedio con distribuidor, etc.
Por tanto, estoy segura que si se les pregunta, tendrán respuestas creativas y diferentes a las que los directivos están acostumbrados. No tienen por qué ser la solución al planteamiento que hace el brainwriting pero, las ideas llaman a ideas. Y entre ellas seguro que se encuentra una que desencalla la situación.
Que tengas un bonito 2017 y, para lo que necesites, por aquí estamos.
Ana Ivars
Hola Sonia, muchas gracias por el artículo es fantástico. Planteabas una pregunta, sobre que hacer si durante la exposición de ideas a algún miembro le surge alguna otra de forma espontánea que no tenía escrita. Es complicado responder, ya que si permitimos que lo haga como tu bien dices estaremos rozando la línea del Brainstorming, pero plateándolo de otra manera, ¿y si su idea es la respuesta a nuestro objetivo? ¿lo dejamos perder? En este caso creo que se podría añadir el "la idea final" una hoja/email/post donde una vez todos los miembros hayan expuesto sus ideas, se de un margen de 1 minuto para quién quierea pueda añadir alguna idea que anteriormente no ha tenido y que ha surgido a consecuencia de escuchar a sus compañeros. Digo sólo 1 minuto para evitar aquellos que quieren mejorar las ideas de lo demás de forma artificial. Quizás esta podía ser una manera de no dejar perder esa idea. Saludos y Feliz Año Nuevo! Ana Ivars.
Sonia Duro Limia
Ana Ivars
Ana, gracias a ti por leer y por darme tu opinión sobre algo para lo que, de verdad, necesitaba tener otros puntos de vista.
Y... ¡me encanta tu aporte!
En una de las sesiones que convoqué acepté una idea no escrita en el mismo momento en que apareció. ¡Alerta de riesgo!
Sin embargo, tu propuesta de dejar un espacio al final me parece mucho mejor. Con tiempo limitado, como dices. Tu propuesta minimiza la situación de desestructurar la sesión.
Seguramente si conoces a los participantes puedes valorar mejor ese "riesgo", pero como norma general, me quedo con tu minuto final. Lo anoto y lo incorporo para siguientes sesiones. :)
Feliz año para ti también, Ana. Y que se cumplan tus sueños en el 2017.
Alicia Rodríguez
Hola Sonia, lo primero felicitarte por el post porque me ha gustado un montón, no he podido parar de leerlo hasta el final :-) Quería preguntarte si crees que hay algún modelo de empresa en el que no esté recomendado hacer brainwriting. Gracias
Sonia Duro Limia
Alicia Rodríguez
Me alegra que te haya gustado, Alicia. Y gracias por tu comentario.
“Modelo de empresa” me lleva a pensar en estructura jerárquica y hace que me plantee tu pregunta al revés: ¿dónde sería conveniente utilizar el brainwriting?
A mí me gustan los retos y creo que cuánto más rígida y vertical sea una empresa más necesaria se hace esta dinámica de grupo. Sería interesante derribar las paredes en las que se encierran algunas juntas directivas, haciéndoles participar en la solución de una disyuntiva, junto con sus empleados. Y estaría bien observar cómo aceptan el enriquecimiento que le ofrecería una estructura más horizontal.
Como ya comenté en el post de brainstorming, es posible organizar un brainwriting incluso si eres freelance: bien con tu cliente, colegas o, el gran reto, con tu comunidad en redes sociales.
La creatividad y la flexibilidad llegan hasta donde tú quieras.
Have a Suggestion?