Códigos de estado HTTP: una guía sin tecnicismos

Michelle Ofiwe

Nov 01, 202111 min read
Códigos de estado HTTP: una guía sin tecnicismos

El HTTP o Protocolo de Transferencia de Hipertexto, es la columna vertebral de la red informática mundial. Estamos seguros de que estás leyendo de forma online este artículo, por lo que los protocolos están funcionando mientras lees. 

Es increíble cómo damos por sentado el HTTP. Como sucede con todos los lenguajes de programación, el HTTP tiene códigos de estado y errores. Probablemente conozcas los errores 404, ¿pero qué otro tipo de códigos existen?, y ¿qué significan? 

El HTTP fue introducido por primera vez en 1989 por Tim Berners-Lee, el conocido como el “Padre del Internet”. Desde entonces, el código de internet se ha vuelto mucho más sofisticado. Ahora vivimos en el mundo del internet de las cosas, que hace referencia a la forma en la que los diferentes dispositivos están conectados a la web. Los móviles, televisores y neveras inteligentes, incluso toda tu casa, puede estar conectada online. 

El HTTP funciona como intermediario e intérprete, permitiendo y mejorando la comunicación entre el cliente y el servidor. En esta guía, vamos a tratar los códigos de estado HTTP más comunes, qué significan y cómo abordarlos.

¿Qué son los códigos de estado HTTP?

Estos códigos de tres dígitos se envían siempre que mandas una solicitud a una web, es decir, muestran la respuesta del servidor a tu petición. Sin embargo, no aparecerán a menos que ocurra un problema.

Los diferentes códigos te muestran si todo ha ido bien o hay algún tipo de error. 

Si eres el propietario o desarrollador de una web, conocer los códigos de estado es muy importante para poder detectar y reparar los potenciales problemas de configuración de tu sitio. 

Para ver los códigos a medida que navegas en Firefox o Chrome, hay extensiones disponibles que te muestran el código de cada solicitud. 

Son unos cuántos, así que vamos a ello.

Los diferentes tipos de códigos de estado HTTP

  • 100: Códigos informativos: significa que el servidor reconoce la petición iniciada por el buscador y está siendo procesada (100–199).
  • 200: Códigos de éxito: la solicitud ha sido recibida, entendida o procesada por el buscador (200–299).
  • 300: Códigos de redirección: un nuevo destino ha sido sustituido para la fuente solicitada. Es posible que se requieran acciones adicionales por parte del navegador (300–399). 
  • 400: Códigos de error de cliente: la web o página no ha sido alcanzada; la página no está disponible o ha ocurrido un problema técnico con la solicitud (400–499).
  • 500: Códigos de error del servidor: la solicitud ha sido aceptada, pero debido a un error con el servidor, no se ha podido completar la petición (500–599).

Vamos a echar un vistazo a las diferentes categorías: 

Códigos de estado HTTP 100

La solicitud se está procesando.

  • 100: Continue. Encabezado solicitado, recibido y aceptado, listo para recibir el cuerpo de la petición.
  • 101: Switching protocols. Tu navegador solicita una actualización del encabezado, el servidor funciona correctamente.
  • 102: Processing. Solicitud recibida y en proceso. La respuesta todavía no está disponible.
  • 103: Early hints. El servidor proporciona algunos encabezados que permiten la precarga de recursos mientras se carga el resto de la respuesta.

Códigos de estado HTTP 200 

La solicitud se ha completado con éxito y el navegador ha recibido información. 

  • 200: Everything OK. La solicitud se ha completado con éxito y está definida por el método HTTP utilizado, como en los siguientes ejemplos:

GET: el recurso se ha obtenido y está en el cuerpo del mensaje.

HEAD: los encabezados están en el cuerpo del mensaje.

POST or PUT: el recurso que describe el resultado de la acción ha sido transmitido al cuerpo del mensaje.

TRACE: el body del mensaje contiene la solicitud.

  • 201: Created. La solicitud ha sido completada; el nuevo recurso ha sido creado. Es la respuesta típica a las solicitudes POST.
  • 202: Accepted. La solicitud del navegador ha sido aceptada, pero sigue en proceso. Puede tener éxito o no.
  • 203: Non-authoritative information. La información procede de un servidor proxy que ha recibido un código de estado 200 “OK”. 
  • 204: No content. Solicitud procesada, pero no se ha enviado contenido. Los encabezados pueden ser de utilidad. 
  • 205: Reset content. Similar al 204, pero informa al usuario que se debe cargar de nuevo el documento. 
  • 206: Partial content. Si tu navegador utiliza “range headers”, este código te informa que solo se ha enviado una parte de la fuente.
  • 226: IM used. El servidor ha recibido una solicitud GET, pero la respuesta refleja una manipulación de la instancia.

Códigos de estado HTTP 300 

Indica que un recurso ha sido realojado. Estos códigos ofrecen información sobre dónde buscar el contenido realojado.

  • 300: Multiple choice. La solicitud tiene más de una respuesta posible. El navegador/usuario debe elegir una.
  • 301: Moved permanently. La URL de la fuente solicitada ha cambiado de forma permanente. La nueva URL se ofrece en la respuesta.
  • 302: Found. La URL de la fuente solicitada ha cambiado de forma temporal. Por lo tanto, el cliente debería utilizar la misma URL en futuras consultas.
  • 303: See other. El servidor devuelve esta respuesta para dirigir al cliente a la fuente solicitada en otra URL con una solicitud GET. Requiere conocimiento de los cuatro métodos de petición HTTP.
  • 304: Not modified. Se utiliza con fines de almacenamiento en caché. Le dice al cliente que los recursos almacenados en caché no han cambiado. El cliente puede continuar usando la misma versión en caché de la respuesta, acelerando así el proceso.
  • 307: Temporary redirect. Reemplaza el código de respuesta HTTP 302 Found HTTP cuando una fuente ha sido desplazada temporalmente a otra URL. En este caso, el método HTTP no puede cambiarse, si se ha utilizado POST, debe utilizarse de nuevo.
  • 308: Permanent redirect. Similar al código HTTP 301; la fuente se encuentra ubicada permanentemente en otra URL, especificada por Location: HTTP Response header.

Encuentra y corrige errores en tu web

con la Auditoría del sitio

ADS illustration

Códigos de estado HTTP 400: códigos de error de cliente

No se puede encontrar la web o la página. La página no está disponible o la solicitud es técnicamente problemática.

  • 400: Bad request. El servidor no puede responder debido a un error con el cliente.
  • 401: Unauthorized. El cliente debe autentificarse para obtener una respuesta. 
  • 402: Payment required. Reservado para un uso futuro; rara vez se utiliza, ya que no se ha adoptado ninguna convención estándar.
  • 403: Forbidden. El cliente no tiene permiso para acceder al contenido; por ejemplo, puede requerir una contraseña.
  • 404: Not found. Un error muy común. No se reconoce la URL; la fuente no existe. 
  • 405: Method not allowed. El servidor admite el método utilizado, pero la fuente objetivo no, ya que ha sido deshabilitada.
  • 406: Not acceptable. El recurso solicitado solo puede generar contenido inaceptable de acuerdo con los encabezados solicitados. 
  • 407: Proxy authentication required. A la hora de utilizar un servidor proxy, tu navegador tiene que autentificarse para continuar.
  • 408: Request timeout. Al servidor le gustaría cerrar una conexión inactiva, pero la solicitud no se ha completado antes del tiempo de espera. Algunos servidores no envían ningún mensaje antes de desconectarse.
  • 409: Conflict. Tu solicitud ha entrado en conflicto con la fuente o el servidor.
  • 410: Gone. El contenido solicitado ha sido eliminado permanentemente del servidor y no se restablecerá.
  • 411: Length required. La solicitud ha sido rechazada, ya que la longitud del encabezado no encaja con las especificaciones del servidor.
  • 412: Precondition failed. El servidor no ha cumplido con las condiciones del encabezado de tu navegador. 
  • 413: Payload too large. Tu solicitud es mayor que los límites definidos por el servidor.
  • 414: URI too long. La solicitud es demasiado larga para el servidor.
  • 415: Unsupported media type. El servidor ha rechazado la solicitud, ya que no admite el formato multimedia de los datos solicitados.
  • 416: Range not satisfiable. El servidor no puede devolver la solicitud; el rango del campo del encabezado está fuera del alcance de los datos del URI.
  • 417: Expectation failed. El servidor no puede cumplir con las condiciones del campo del encabezado de la solicitud.
  • 421: Misdirected request. El servidor no está configurado para producir una respuesta a la solicitud.
  • 422: Unprocessable entity. Los errores semánticos en la solicitud prohíben al servidor procesar una respuesta. 
  • 423: Locked. La fuente está bloqueada y no se puede acceder a ella. 
  • 424: Failed dependency. La solicitud ha fallado debido a la solicitud previa.
  • 425: Too early. Indica que el servidor no puede procesar una solicitud. 
  • 426: Upgrade required. El servidor declina una solicitud en el protocolo actual; en su lugar, envía un Upgrade Header indicando el protocolo correcto.
  • 428: Pre-condition required. El servidor no puede procesar la solicitud hasta que no se cumplan las condiciones.
  • 429: Too many requests. Es una respuesta que limita la velocidad del servidor cuando el usuario ha enviado demasiadas solicitudes en un periodo de tiempo determinado. 
  • 431: Request header fields too large. Los campos del encabezado en la solicitud son demasiado largos para el servidor.
  • 451: Unavailable for legal reasons. El servidor tiene prohibido otorgar acceso a la solicitud; puede ser una página web censurada oficialmente.

La relación entre los códigos HTTP y el SEO

Vale, te has leído todo ese texto y todavía sigues con nosotros. ¡De verdad te importa! 

Aunque toda esta información parezca un poco densa, es de vital importancia para el SEO y la visibilidad general de tu web.

Cualquiera de estos códigos de estado pueden perjudicar el posicionamiento de tu sitio, aunque algunas categorías son más dañinas que otras. 

Es muy importante que mantengas una relación estrecha con tus desarrolladores web. Descubre qué códigos HTTP están perjudicando más tu visibilidad y házselo saber a tu equipo de mantenimiento.

Problemas críticos de rastreo

Los problemas críticos de rastreo deberían ser tu prioridad. Los códigos de error 400 y 500, evitan que tus páginas sean visibles para los que visitan tu web. Los errores 400 (incluyendo el famoso 404 "page not found") indica que no se puede encontrar el contenido o ha sido eliminado. Los errores 500 están relacionados con problemas en el servidor.

Los usuarios no suelen quedarse en tu sitio cuando encuentran problemas de este tipo. Tu competencia te estará ganando ventaja hasta que no soluciones el problema.

Simplemente, no puedes permitirte este tipo de errores en tus páginas principales. 

Problemas de redirección 

Los problemas de redirección tienen un impacto significativo en la experiencia de usuario y el SEO.

Los códigos 302/307 redirigen a los usuarios temporalmente de una URL a otra. Sin embargo, Google no dirige la autoridad del enlace a la nueva página.

Además, las cadenas de redirección bloquean el acceso a Google, perdiendo autoridad con cada redirección de la cadena. A menudo, si la cadena es muy larga, tu página directamente no aparecerá.

Las redirecciones de código HTML le indican a los servidores que deben redirigir a los usuarios después de un periodo de tiempo. A continuación, los usuarios abandonan el sitio y, una vez más, se pierde la autoridad de los enlaces.

Recuerda, la velocidad de carga de las páginas es un factor de posicionamiento; cuánto más tiempo esperen los usuarios, peor será el posicionamiento de la página.

Los problemas de redireccionamiento evitan que los bots rastreen e indexen las páginas, a todos los efectos es como si no existieran. Has trabajado muy duro para dejar pasar estos errores, no olvides pedir a tus desarrolladores que solucionen estos problemas.

¿Cómo solucionar los errores 404?

Un error 404 (o error “Page Not Found”) puede deberse a muchas razones. Sean cuales sean, es un problema relacionado con los usuarios, no con el servidor. Para poder solucionar los errores 404 necesitas encontrar el origen del problema. Hazte las siguientes preguntas:

  1. ¿Ha cambiado la estructura de la URL? Si la respuesta es sí, redirige la antigua estructura de URL a la nueva. Algunos CMS como Shopify y Wordpress crean redireccionamientos automáticos cuando cambias la estructura de la URL.
http status codes

2. Refresca la página. Cuando tus páginas no funcionan, tu primer instinto es asustarte, pero a veces el problema simplemente se resuelve refrescando la página o abriéndola en otro dispositivo.

3. Limpia tu caché y las cookies. Borra la caché del navegador y elimina las cookies, a continuación, intenta volver a acceder a la página.

¿Cómo solucionar los errores de estado 503?

Al contrario que con los errores 404, este tipo de errores están relacionados con el servidor y están fuera de tu control. Ten en cuenta estos tres factores a la hora de enfrentarte a estos códigos de estado:

1. Si una web está recibiendo mucho tráfico cuando aparece este error (asegúrate primero de que sea tráfico real y no de bots), es posible que el plan actual del hosting de tu web no pueda soportar el flujo de tráfico. La mejor solución sería contactar con tu proveedor y mejorar tu servidor.

2. Si una página está devolviendo un error 503, puede que tu servidor esté en mantenimiento o se haya colapsado. Ten paciencia y contacta con tu proveedor de hosting para averiguar cuándo va a solucionarse el problema.

3. Identifica si es un ataque DoS o DDoS.

¿Cómo puede ayudarte Semrush con los errores HTTP?

Semrush te permite identificar los diferentes códigos HTTP de tu web y la de tus clientes con la herramienta de auditoría del sitio. A continuación tienes una guía paso por paso sobre cómo encontrarlos.

Paso 1: Crea una cuenta en Semrush.

Paso 2: Inicia sesión en tu panel de control. Selecciona el menú desplegable del kit de herramientas SEO para descubrir las herramientas: 

img-semblog

Paso 3: Debajo de la categoría “On Page & Tech SEO”, selecciona la funcionalidad “Auditoría del sitio”:

img-semblog

Paso 4: Introduce el dominio de tu web y selecciona “Empezar Auditoría” para comenzar:

img-semblog

Paso 5: Personaliza tu auditoría ajustando la configuración de las pestañas y, a continuación, lleva a cabo la auditoría:

img-semblog

Conclusiones clave

Puede que el HTTP parezca “solo protocolo”, pero es mucho más que eso.

Es un lenguaje muy importante y una vez que estés familiarizado con él, podrás solucionar mucho más rápido los errores y bloqueos de tus sitios. 

Ahora que tienes todo este conocimiento, es hora de ponerse manos a la obra y solucionar los problemas SEO que evitan que tu web esté en las mejores condiciones.

Encuentra y corrige errores en tu web

con la Auditoría del sitio

ADS illustration
Author Photo
Michelle OfiweEditor & writer, deeply dedicated to good copy. Based in Houston, TX.
Subscribe to learn more about SEO técnico
By clicking “Subscribe” you agree to Semrush Privacy Policy and consent to Semrush using your contact data for newsletter purposes