logo-small
Funciones Precios
Noticias 0
Últimas noticias Ver todos

No disponible temporalmente. Por favor, visítanos en otro momento.

Ver todos
Webinars 0
Próximos webinars Ver todos
Próximos webinars

Lo sentimos, no se han podido encontrar próximos webinars.

Visualiza los webinars grabados
Blog 0
Posts recientes Ver todos

No disponible temporalmente. Por favor, visítanos en otro momento.

Ver todos
Berta Hernández

¿Cómo decidir la temática de tu blog corporativo?

Berta Hernández
¿Cómo decidir la temática de tu blog corporativo?

¿Por qué necesita tu empresa un blog corporativo?

Internet y las nuevas tecnologías han revolucionado el mundo de la comunicación empresarial tal y como lo conocíamos hasta hace muy poco tiempo.

Los avances tecnológicos han cambiado de arriba abajo el fondo y las formas de comunicarse entre las organizaciones y los clientes internos (los empleados) y externos (clientes potenciales y reales).

Uno de los principales cambios es la forma de captar clientes y fidelizarlos: pasando de técnicas publicitaras agresivas a métodos mucho más amables, donde se intenta atraer al cliente a través de infor­mación útil que aporte valor y soluciones a las necesidades de los usuarios.

Dicho de otro modo, ahora las empresas se centran en generar contenido de utilidad para sus potenciales clientes con el fin de dar respuesta a todas las inquietudes y problemas que tengan dichos usuarios sobre una temática en concreto.

Para conseguir estos objetivos de información, existe una herramienta primordial que todas las entidades y empresas deberían poseer en la actualidad: el blog corporativo o empresarial.

¿Qué contenido se publica en el blog y en la web de una empresa?

Muchas personas confunden el papel que juega el blog corporativo con el de la web corporativa, así que empezaremos por analizar las diferencias existentes entre ambos:

Diferencias entre blog corporativo y web corporativa

La principal diferencia entre el blog y la web corporativa de una empresa es el contenido que se publica en cada uno ellos.

  • Web corporativa

Cuando nos planteamos hacer una web corporativa lo que pretendemos es mostrar a los usuarios o potenciales clientes todo lo que la empresa puede ofrecer: servicios, soluciones, el equipo, etc.

En conclusión, lo que queremos es vendernos bien para atraer a un mayor número de clientes, con lo que el contenido publicado será, en su gran medida, de carácter comercial y corporativo.

  • Blog corporativo

Por el contrario, la principal función del blog corporativo de una empresa debe ser la de informar a los usuarios sobre una temática concreta que preocupe a nuestros lectores.

Es por eso que el estilo de redacción no debe ser de auto-promoción (aunque de vez en cuando podamos promocionar alguna actividad o servicio que ofrece nuestra empresa), sino que debe ser informativo, como si de ofrecer un aprendizaje se tratara.

El por qué de esta diferenciación entre uno y otro radica en un estudio realizado por Forrester, en el cual se afirma que el 96% del tráfico que recibe nuestra web proviene de personas que no están listas para realizar una compra, sino que buscan información sobre el sector, productos e incluso nuestra empresa. Es decir: están en una fase primaria del proceso de compra.

Fases del ciclo de compra

El blog corporativo permite también la publicación de contenidos más ligeros y menos formales, incluso con toques de ironía y humor, que no encajarían en la web corporativa, lo que permite un mayor acercamiento y un feedback más intenso con los lectores/usuarios.

Por otro lado, un blog de calidad y frecuentemente actualizado es uno de los factores más valorados por Google, por lo que resulta de gran ayuda para obtener un buen posicionamiento orgánico (SEO).

En proyectos de Inbound Marketing, el blog corporativo es el pilar base: se orienta a la captación de tráfico de calidad para transformarlo en registros (o leads) y posteriormente trabajarlos mediante la automatización del marketing para conseguir nuevos clientes.

Proceso completo del inbound marketing

Pasos a seguir para decidir la temática de tu blog corporativo

Una vez que tenemos clara la importancia de un blog vamos a empezar a definir qué temática escoger.

Ante todo teniendo en cuanta que, tanto el blog corporativo como su temática, deben ser de carácter didáctico e informador, por lo que tenemos que tratar de plasmar en él los conocimientos que tiene la empresa acerca de su sector de actividad.

En el proceso de creación de un blog podemos distinguir 4 fases:

1) Definir el buyer persona

El buyer persona es el grupo de personas que se consideran como público objetivo. En este caso, definimos el buyer persona por los problemas y/o necesidades que presentan, con lo que podremos tener un buyer persona o varios, dependiendo de las soluciones que aporten nuestros productos/servicios a las necesidades de los grupos de interés.

Para identificarlos, hay que realizar un brainstorming interno a fin de definirlos claramente, y en el caso de que tengamos diversos buyer persona elegir el dominante sobre el resto.

Los buyer persona que identificamos se caracterizan por realizar búsquedas en Internet para satisfacer sus necesidades y solucionar sus problemas. Es en este momento en el que el blog corporativo de nuestra empresa debe aparecer para que el buyer persona pueda acceder a él.

El por qué de definir el buyer persona es muy simple. El blog debería tener una temática muy definida, hasta el punto de poder ser descrito con una sola frase a fin de que los usuarios que lo visiten estén seguros de qué contenido se van a encontrar en el blog y que, a fin de cuentas, se genere engagement con ellos.

2) Elegir la temática o temáticas

Una vez tengamos claro el buyer persona, hay que ver qué preocupaciones tiene y focalizar en ellas la temática de nuestro blog corporativo, intentando que bajo el título del blog estén recogidos todos los problemas que presenta el buyer persona. Pese a que estemos hablando de problemas todo el rato, el verdadero contenido que tendría que presentar el blog son soluciones a dichos problemas, abordándolos con una visión totalmente optimista.

En ocasiones resulta complicado encontrar nuevos temas para nuestro blog. Cuando esto ocurre podemos utilizar las siguientes estrategias:

  • Analizar los blogs de la competencia para ver cuáles son los contenidos que mejor les están funcionando
  • Escribir sobre noticias de actualidad.
  • Dar claves, tips y consejos.
  • Crear información de interés a partir de datos, informes y estudios sobre nuestro sector.
  • Recurrir a temas que, aunque no tengan una relación directa con nuestro sector de actividad, también puedan interesar también a nuestros lectores.

3) Dar título al blog

Ahora vamos a centrarnos en el título del blog. El título debe indicar en todo momento la temática que sigue el blog, los problemas (y soluciones) que se presentan en él, de manera que sea fácil de identificar y que aparezca rápidamente y de manera óptima en los buscadores.

4) Buscar Keywords relevantes

Para finalizar se debería realizar un proceso de búsqueda de keywords a fin de proporcionar al blog artículos coherentes con su temática y que realmente tengan un cierto nivel de búsquedas en Google (y que mejoren el posicionamiento general de la web).

A partir de este momento, ya estamos listos para lanzar nuestro blog y trabajar dura para posicionarnos como expertos de nuestro mercado.

Foto (Blogging concept): Shutterstock

¿Tu empresa dispone de un blog corporativo? ¿Qué tipo de contenidos publicáis en él?

¡Cuéntamelo en los comentarios! :)

Berta: Licenciada en comunicación audiovisual y especializada en Marketing, he desarrollado mi carrera profesional en el ámbito Online. Actualmente soy directora de Marketing de InboundCycle, la primera agencia de Inbound Marketing de España y Latinoamérica.

2000 es el número máximo de caracteres permitido
Have a Suggestion?