logo-small
Funciones Precios
Noticias 0
Últimas noticias Ver todos

No disponible temporalmente. Por favor, visítanos en otro momento.

Ver todos
Webinars 0
Próximos webinars Ver todos
Próximos webinars

Lo sentimos, no se han podido encontrar próximos webinars.

Visualiza los webinars grabados
Blog 0
Posts recientes Ver todos

No disponible temporalmente. Por favor, visítanos en otro momento.

Ver todos
Alicia Rodríguez

¡Cómo desconectar en vacaciones! 18 claves de profesionales

Alicia Rodríguez
¡Cómo desconectar en vacaciones! 18 claves de profesionales

Lamentablemente, somos muchos (cada vez más) los que tenemos serios problemas para encontrar un equilibrio entre las tareas profesionales y cómo desconectar en vacaciones.

Hubiera sido fácil haber hecho un artículo con mi opinión sobre esta temática que tanto juego da, pero después de pensarlo (poco, he de reconocer) llegué a la conclusión de que el post iba a ganar y mucho si preguntaba a otros compañeros sobre sus experiencias y sus trucos para conseguirlo.

Así que, dicho y hecho…

Lo primero enviar una lista de emails con una pregunta en el aire: ¿cómo desconectar en vacaciones si eres un profesional de Marketing o Social Media?

Las respuestas no se hicieron esperar y los consejos brotaron desde el protagonismo de estos compañeros que sufren esta especie de “pandemia” que como te he mencionado ya, no para de crecer.

De hecho, este problema de no poder o no saber desconectar en vacaciones o en la vida diaria, nos afecta a tal punto, que alguno incluso ha tenido que recurrir a ayuda profesional externa para reconducir la situación y aprender a desconectar en sus vacaciones.

No, no estoy exagerando, de hecho, a lo largo del artículo vas a poder comprobarlo.

No me extiendo más, te dejo con nuestros compañeros y con sus opiniones y consejos sobre cómo desconectar en vacaciones.

¡Ah, por cierto! Quisiera recalcar que el orden en que aparecen las opiniones de nuestros invitados es, como en otras ocasiones, por riguroso orden de llegada.

Y dicho esto, sólo una recomendación más: lee hasta el final porque este artículo termina con un regalo visual… ¡Espero que disfrutes de la lectura!

Averigua cómo desconectar en vacaciones de la mano de 18 profesionales

Cómo desconectar en Vacaciones

#1.- Ana Díaz del Río de marketiniana.com  

Ana Díaz del Río

Esto es realmente complicado porque todos llevamos la oficina metida en nuestro teléfono móvil, por lo que el principal tip sería “Abandona el Móvil”.

Pero, con la mano en el corazón y después de haber dejado el móvil apagado 2 semanas el verano pasado, he de confesar que los extremos no son buenos.

El Marketing Online no es un trabajo en el que cumples tu jornada, fichas y te marchas a casa hasta el día siguiente, por tanto, en vacaciones no puedes desentenderte al 100% y volver en septiembre como si nada hubiese pasado.

Mi único consejo sería “Dosificar”.

Las vacaciones nos sirven para priorizar aún más en nuestras vidas, nuestras familias, amigos, personas queridas y aventuras por vivir. Lo mejor es que sigas unas pautas fijas que te impidan “conectarte demasiado” cuando quieres “desconectar un poco más”:

1. Deja tu móvil en el hotel, en casa, o en la mochila.

2. Planifica tu verano.

3. Adelanta tu trabajo, esta norma es básica.

Con estos 3 tips estoy convencida de que podrás desconectar mucho más y disfrutar de tus días de verano sin tener que aislarte completamente.

Aunque he de confesar que entre mis compañeros del Marketing Online siempre se plantean 2 extremos a la hora de hablar de vacaciones.

1. Si te toca trabajar en verano entonces dosifica aún más.

2. Tu año ha sido tan estresante que realmente necesitas desconexión total.

#2. Mireya Trias de mireyatrias.com

Mireya Trías

Es curioso pero para conectar necesitamos desconectar.

Parece incongruente pero es así.

¿Quieres desconectar? Te recomiendo unas vacaciones si se puede, en caso afirmativo a un lugar lejano que no hablen ni tu idioma.

Creo que es lo ideal.

Pero no siempre se puede, así que, en caso contrario, que no puedas cogerte unas vacaciones, con una salida de cambio de ambiente es suficiente.

Preferible naturaleza ya sea montaña, campo o playa.

Particularmente elijo la playa, ahora en verano es lo que más me apetece, pero tengo que reconocer que en invierno los paseos por la playa relajan y desconectan muchísimo.

Quizá sea la intensidad del mar, me encanta.

En mi caso la tengo cerquita siempre.

Otras formas que tengo de desconectar es el running y aquí sirve cualquier deporte, bici, natación, golf.

Todo lo que implique cardio es bien venido y válido.

Un simple paseo como la excusa para sacar a la mascota de casa también vale.

Y como no, lo que ahora estoy descubriendo como imprescindible para desconectar es la meditación en todos sus formatos:

•  Meditación Budista.

•  Meditación Zazen.

•  Meditación Trascendental.

•  Meditación Vipassana.

•  Meditación Ho oponopono.

•  Meditación Mantra.

•  Meditación Sufi.

•  Meditación Chakra.

•  Meditación Dzoghen.

#3.- Javier Lorente de javierlorente.es

Javier Lorente

¿Desconectar?

¿Qué es desconectar?

A los que nos gusta nuestro trabajo lo cierto es que nos es muy difícil desconectar -lo que la mayoría de la gente entendería por desconectar- del todo puesto que hay partes de nuestro trabajo que no consideramos que sean trabajo sino placer.

No sería la primera vez que me meto a Search Console con una cerveza en la mano tras una migración en plenas vacaciones pero, no considero que sea un adicto al trabajo ni mucho menos, simplemente me gusta.

Sin embargo, sí que creo que es necesario tener esos momentos de desconexión total para reorganizar prioridades.

Personalmente desconectar de verdad le llamo a estar desconectado completamente de Internet, a ni siquiera leer los medios de comunicación o estar al día de la actualidad.

Cada vez son más las veces que al estar de vacaciones desconecto completamente los datos, incluso he llegado a quitarme la aplicación de correo y desinstalar apps como twitter o facebook durante lo que duran las vacaciones, solo necesito Google Maps.

Mi récord es de una semana entera sin conexión de ningún tipo, fue en 2012. ¿y tu, hace cuánto tiempo pasaste más de 24h sin conexión?

#4.- Chuiso de chuiso.com

Chuiso

Creo que la clave número 1 para generar desconexión laboral es alejarte de tu entorno laboral diario.

En mi caso, ya que trabajo desde casa, el objetivo es ir a otro lugar, ya sea de vacaciones, de viaje fuera de mi ciudad, a casa de mis padres.

Me resulta casi imposible seguir en el que también es mi entorno laboral (mi casa) y no estar trabajando; sin embargo cuando me voy a la playa... Ufff, desconecto que no veas, y por supuesto no me cuesta nada hacerlo.

En las épocas veraniegas hay que cambiar el chip y adoptar un estado mucho más "móvil".

Olvida/desconecta/ignora tu PC de escritorio, recurre más a menudo a tu portátil/tablet y desactiva las notificaciones instantáneas en tus correos (al menos, que se notifiquen cada 4-6 horas, por ejemplo).

El trabajo es importante, pero la salud física y mental lo es mucho más :)

#5.- Natzir Turrado de analistaseo.es

Natzir Turrado

Yo no soy el mejor ejemplo para aprender a desconectar del trabajo.

Si no fuera porque este año me voy de vacaciones, llevaría 6 años ya sin ellas.

En mi caso, he tenido que contar con la ayuda de un profesional para que me quite la adicción al trabajo.

Vengo de una familia humilde, que tuvo dificultades económicas y en la que se nos educó en que lo importante en esta vida era ser alguien para no tener problemas monetarios.

Así que, siempre he pensado que lo primero es tener dinero y que te conozcan.

Pero cuando después de mucho trabajo he llegado a esta situación, me he dado cuenta que no soy feliz con ello.

Como consecuencia, en todo este tiempo habré desconectado sólo 3 días seguidos y, al fin este año, he decidido escaparme 15 días, a ver qué tal.

Así que, mi “técnica personal para desconectar” sería; busca ayuda externa cuando no seas capaz de gestionar una situación.

Y os recomiendo la lectura de estos dos artículos con los que me he sentido muy identificado y me han ayudado a querer cambiar las cosas:

https://elestadomental.com/diario/elogio-de-la-pereza

 http://www.fitnessrevolucionario.com/2016/06/18/peligros-de-la-soledad-y-como-nos-une-la-adversidad/

#6.- José María Jiménez Shaw de nanoproyectos.com

Jose María Jiménez Shaw

Reconozco que no soy el más indicado para dar las claves para desconectarse del trabajo en vacaciones porque siempre he buscado los medios para estar siempre conectado.

Y si bien en el día a día, la conexión permanente puede ser un elemento básico para la conciliación laboral y familiar, ya que, te permite intercalar actividades personales y profesionales, después de un año de duro trabajo ha llegado el momento de desenchufarse sin que el mundo por ello deje de girar.

Desde hace semanas tengo el propósito de desconectar completamente mientras esté de vacaciones y para ello os dejo cuales son los trucos que voy a emplear para lograrlo:

  • Tomar unas vacaciones más cortas: no todos nos podemos permitir estar tres o cuatro semanas desconectados completamente. Pero no hay nada que pueda esperar una semana o 10 días.

  • Planificar actividades que no te permitan estar conectado. Montaña y zonas del interior sin cobertura, actividades acuáticas, etc. La clave está en no pasar tus vacaciones en una tumbona con mucho tiempo libre para que acabes cogiendo el móvil por puro aburrimiento.

  • Escoger un buen libro en papel, de esos que enganchan y con un montón de páginas. Al principio puede costar ponerse a leer, por falta de práctica; pero pasados los primeros capítulos no echarás de menos una conexión WIFI o 4G.

#7.- Lucía Montero Rodríguez de luciamonterorodriguez.com

Lucía Montero

Si hablamos de desconexión veraniega creo necesario distinguir entre gente que trabaja dentro de una empresa y, como es mi caso, profesionales de tipo freelance.

Los primeros lo tienen más fácil, ya que, aunque sean las únicas personas que se encarguen del Social Media, siempre podrán preparar de antemano ciertos contenidos y dejar a compañeros/as al pendiente de actualizaciones, interacciones...

Ahora bien, si trabajas por cuenta propia y gestionas varias cuentas, para poder “tomar un “respiro vacacional” se hace necesaria una buena planificación y programación, así como avisar a tus clientes para que presten atención a todo lo que ocurra en los medios sociales.

Dicho ésto, es cierto que la mayoría vamos con smartphones y/o tablets a todas partes, así que, desde mi propia experiencia, si realmente quieres desconectar, reserva un crucero con varios días de navegación o, como alternativa, busca un hotel o casa rural en el interior sin cobertura móvil, pide un mojito o una caipirinha y disfruta de la vida en desconexión.

De esta forma, por mucho que lo intentes no podrás caer en la tentación de mirar qué está pasando.

#8.- Víctor Campuzano de vcgs.net

Víctor Campuzano

¡Me encanta esta pregunta! Yo el año pasado hice una prueba que pienso repetir este año: la desconexión total.

Me refiero a que, durante mis vacaciones, apagué completamente el móvil y me prohibí Internet.

Sí, prohibido totalmente, ni siquiera Redes Sociales, ni noticias, ni posts. Absolutamente nada.

Puede parecer peligroso y que no todo el mundo puede hacerlo, pero nada más lejos de la realidad.

La conclusión a la que llegas tras hacer algo así es incluso aterradora: el mundo sigue girando, las cosas se siguen haciendo y tú no eras tan imprescindible como creías.

Durante mis vacaciones, incluso hubo un ataque a uno de mis servidores personales y se cayeron las webs.

Sin embargo, esos 15 días fueron increíblemente revitalizadores.

¿Cómo lo hice yo? Así de sencillo:

  • Me comprometí seriamente.

  • Avisé por adelantado a mi comunidad para que nadie se preocupase por no verme por ahí.

  • Hice un pequeño documento de crisis y escogí una persona de confianza.

  • Empoderé a esa persona y a mi equipo para tomar decisiones.

  • Fui valiente y me olvidé.

¡Piénsalo!

Si tu trabajo no te permite estar 15 días desconectado, entonces … ¿no deberías cambiarlo?

Quizás se la mejor prueba para saberlo.

¡Atrévete!

#9.- Esmeralda Díaz-Aroca de esmeraldadiazaroca.com

Esmeralda Díaz-Aroca

Desconectarse del trabajo, cuando una es una BABYBOOMER adicta a las nuevas tecnologías es difícil, sobre todo porque a mí me encanta trabajar.

Lo que hago “auto obligándome” es:

  • Me impongo un horario flexible de actividades -entre ellas deportivas- para hacer cada día.

  • No hago cosas tecnológicas. No veo la TV, ni leo periódicos.

  • Leo. Aprovecho para leer, pero nunca de tecnología. Trato de leer novelas policíacas que me encantan.

  • No me llevo el portátil.

  • Si me quedo en Madrid,  paseo todos los días con mis perras por una dehesa cercana a mi casa.

  • Desactivar todos los “bip-bip” de mi teléfono, quitar los favoritos…etc.

  • Tener el teléfono solo para recibir / emitir llamadas importantes.

Desde el punto de vista técnico los que hago es:

  • Usar BlogsterApp para olvidarme de preocuparme de la difusión  de mis posts y de  los de mis clientes.

  • No contesto ningún email.  Dejo un mensaje  autorespondedor para que se ocupe mi socia en mi lugar.

  • No atiendo SKYPE tampoco.

  • No me resisto y echo un vistazo a Twitter y LinkedIn una vez al día, después de las 18:00 h en mi Smartphone.  

#10.- Iñaki Tovar de seomental.com

Iñaki Tovar

Cuando llevas 7 cuentas de email y 8 redes sociales en tu smartphone, el volumen de notificaciones puede llegar a ser muy estresante, tanto para uno mismo como para los que te rodean.

El ansia por reducir las notificaciones en forma de burbujita roja es un verdadero fastidio.

Las vacaciones son para disfrutarlas y sino no son vacaciones.

Mis recomendaciones para desconectar del trabajo en estas fechas son:

  • No te bajes el móvil a la playa o a las comidas de chiringuito. Evitarás perderlo, estropearlo y lo más importante, te podrás centrar en el networking con tu pareja, familiares y amigos. De verdad, el mundo sobrevivirá sin una foto más de cañas y gambas a la plancha.

  • Usa el modo avión durante la siesta. Cualquier urgencia puede esperar 30 minutos más.

  • Reserva un par de momentos al día para chequear correos de trabajo por si de verdad hay una emergencia que requiera de tu intervención. Muy pocas veces lo son.

  • Ten un buen libro a mano para combatir el ansia por consultar las notificaciones de tu móvil. Nada mejor que las páginas de una buena historia para olvidarte de las Redes Sociales.

Resumiendo, disfruta de un consumo responsable de tu tarifa de datos y tus momentos de relax estas vacaciones serán aún más memorables.

#11.- Ana Mata de elblogdeanamata.com

Ana Mata

Desconectar del mundo del marketing online en vacaciones, es como sufrir un apagón tecnológico de pronto.

Es decir, algo casi imposible, porque vayas donde vayas, si llevas un Smartphone, estás perdido: saltarán las alertas de Twitter, el Facebook, los comentarios del blog, las notificaciones de email…

Lo mejor en este caso es perderte en un lugar en el que no haya wifi, datos, ni nada… y aun así te entrará el mono de querer saber las últimas noticias y estar conectado…

¿Sabes cuál es el remedio estrella?

Cómprate un libro de tu temática favorita para poder aprender cosas nuevas mientras tomas el sol o te relajas.

Olvídate del móvil y piensa que es un antiguo Nokia que sólo tiene el juego de “la serpiente” para entretenerte.

Para mí, las vacaciones son el momento perfecto para aprender lo que no sé o reforzar lo que ya sé, así que, por eso consumo libros como loca que me sirven para coger ideas y ampliar formación, sin tener que estar revisando feedly, Twitter o algo parecido constantemente.

Deja los deberes hechos antes de irte, planifica un par de posts, programa algunos contenidos para redes y dile adiós a Internet.

Cambia el teclado por una terracita, las Redes Sociales por los amigos y el wifi por interminables conversaciones en la arena, con las que aprendes, creces y encima aparecen buenas ideas y fuentes de inspiración para tu regreso al día a día del mundo online.

#12.- Sico de Andrés de sicodeandres.es

Sico de Andrés

No soy partidario de una desconexión veraniega como tal, creo que cada día uno debe conectar y desconectar para disfrutar tanto del trabajo como de la vida personal.

La desconexión veraniega es positiva pero una desconexión diaria durante todo el año es mucho más sana.  

Levántate cada día pensando en aquello que te hace feliz como persona (cualquier cosa) y disfrútalo.

No pases ni un sólo día de tu vida sin hacer algo que realmente te guste y te haga feliz, en esos momentos debes desconectar totalmente y pensar en ti.

Eso te hará más productivo y feliz.

Desde luego, no es malo tomarse un tiempo fuera de la rutina diaria para hacer un "reset". Mi técnica en ese sentido es clara, salir fuera de tu ambiente diario viajando lo más lejos que te permita tu presupuesto con una buena compañía.

Cambia el ritmo de vida de tu rutina habitual y si es absolutamente necesario, dedica un tiempo concreto cada día a responder mails y revisar cosas importantes, máximo una hora.  No lleves el móvil a todos lados.

Te ayudará mucho en la desconexión.

#13.- Sorin Cojocaru de sorin.es

Sorin Cojocaru

Días, semanas y meses de rutinas de trabajo nos dificultan en ocasiones el poder desconectar totalmente del trabajo.

Una dificultad que suele ser directamente proporcional al cargo y grado de responsabilidad que tengas en la empresa.

Ya sea si te vas unos pocos días de vacaciones como si eres de los afortunados que se coge un mes entero te será complicado aparcar totalmente tu trabajo y, más aún, en plena era de Internet y del apego que le hemos cogido a esto de la tecnología mobile.

Pero no seamos tan apocalípticos.

Existen una serie de soluciones y tips para darle carpetazo a tu trabajo durante tu sagrado reposo vacacional: 

  • Aprende a delegar. Para ello rodéate de un equipo altamente responsable y de confianza. Te será mucho más sencillo así.

  • Redirige tu cuenta de correo de la empresa a alguna de las personas anteriores. Recuerda que un email de un cliente puede estropear un momento vacacional precioso.

  • Desinstálate aplicaciones que estén asociadas a tus rutinas de trabajo. Y junto a ellas  no te olvides de la alarma del teléfono. Si te queda demasiado espacio libre en el móvil y no sabes qué hacer con él puedes sustituirlo por apps de viajes, restaurantes o videojuegos.

  • Rodéate de nuevas rutinas que tenías olvidadas durante tus días de trabajo. Disfruta de tus amigos con los que nunca podías quedar por culpa de tus exagerados volúmenes de trabajo, visita a tu familia, viaja (cuanto más lejos mejor) y, sobre todo, rompe con todo lo que venías haciendo.

  • Finalmente si haces todo esto y no consigues desconectar te recomendamos la opción drástica: apaga el móvil, mételo dentro de un cajón y aléjate el máximo posible de él. Esta desconexión te aseguro que siempre funciona.

#14.- Keka Sánchez de kekasanchez.es

Keka Sánchez

Para los profesionales del mundo del Social Media es importante tener periodos de desconexión a fin de volver de las vacaciones con las pilas cargadas, pero parece difícil cuando llevamos el smartphone con nosotros.

Para desconectar, yo utilizo varias claves: una de ellas es tener herramientas de automatización y programación de contenido, listas para no dejar desatendidas las marcas que trabajamos.

Utilizo Twitterfeed; esta herramienta es muy intuitiva a la hora de gestionar los contenidos y las Redes Sociales donde queremos publicar, por lo que es fácil incluso para principiantes. Con esto podemos tener garantizada cierta visibilidad haciendo una buena curación de contenido previamente.

Otra de mis claves es cerrar las sesiones de todas aquellas apps que me conectan a mi mundo 2.0.

Por último, y ésta quizás es un poco drástica, suelo suspender mis perfiles personales en Facebook y Twitter, aunque confieso que esto ha traído más de un disgusto y he llegado a recibir llamadas de amigos que creían que les había bloqueado.

Dejar el perfil sin actividad no implica que los demás no actúen contigo generando la notificación correspondiente, así que, podéis imaginaros a la vuelta de 15 días el estrés de las notificaciones combinada con el síndrome postvacacional.

Eso sí, dejo conectadas Instagram y Snapchat, para que sepan que sigo viva y de paso divertirme también.

#15.- Antonio López de elblogdelseo.com

Antonio López

El problema que tenemos los SEO’s o profesionales del marketing online es que nos cuesta un mundo desconectar incluso en el día a día.

Un taxista o un administrativo de una empresa van a su casa y no siguen trabajando. Nosotros, la mayoría, siempre trabajamos en nube, por lo que es muy difícil llegar a casa y no ponerte frente al ordenador.

No obstante, por salud debemos adoptar hábitos que hagan que nuestra cabeza piense en otras cosas, nuestro cuerpo se sienta relajado y sin preocupaciones.

Sobre todo, en época estival, cuando nos vamos un par de semanas o tres fuera de la oficina.

Pero para poder desconectar es imprescindible, en primer lugar, dejar todos los proyectos terminados o encauzados que no te lleven a pensar que algo te has dejado a medias y que puede provocar un problema con el cliente.

Es necesario que tu cliente sepa que te vas y por el tiempo que te vas.

Si tiene algún problema grave te va a llamar, eso seguro, pero si no se le contestas de forma inmediata por lo menos ya sabe que no puedes porque no estás en la oficina. Además es importante (si trabajas para clientes) no llevarse el ordenador, y minimizar las conexiones por móvil.

Si trabajas para ti mismo (tipo afiliados) es muy difícil no llevarte el ordenador, porque un problema de fácil solución, puede generar un problema de mucho dinero a la larga.

Y por último, en la medida de lo posible, hay que viajar, salir del ámbito de trabajo y la monotonía.

Si las vacaciones se convierten en monótonas tampoco desconectas.

Yo siempre me cojo un par de semanas en Agosto, porque no necesito más, y la verdad que al tener proyectos propios siempre me toca llevarme el portátil, por si las moscas.

Pero siempre trato de resolver todos los proyectos inmediatos antes de irme por un periodo largo, y que mi cabeza esté en otro sitio.

#16.- Laura López de lauralofer.com

Laura López

Tener un negocio unipersonal y trabajar como freelance implica muchas veces estar pendiente continuamente del móvil, del email o de las Redes Sociales para poder atender a los clientes y, por eso, es necesario marcar ciertos límites para no “autoesclavizarnos".

Estos límites nos permitirán después poder desconectar al instante cuando terminas tu jornada, los findes o cuando te vas de vacaciones.

Personalmente lo que mejor me funciona es lo siguiente:

  • Mi comunicación con alumnos, clientes y lectores la realizo siempre por email. Mi teléfono es para uso personal exclusivamente y, así, evito interrupciones y llamadas fuera de horario. Además, en el email tengo una respuesta automática para cada mensaje que recibo, de esta forma “alivio” la necesidad de respuesta inmediata del emisor y le indico mis tiempos de respuesta.

  • Trabajo en un espacio de coworking y cuando salgo de la oficina no respondo emails ni trabajo desde casa. Esto también ayuda a cumplir los objetivos del día y tener foco por limitar mi tiempo disponible.

  • Cuando trabajaba en casa me resultaba más difícil desconectar del trabajo. Lo mejor es apagar por completo el ordenador a una hora determinada, de lo contrario puedes estar pegado a la pantalla hasta que vas a dormir y eres mucho menos efectivo.

#17.- Jose Facchin de elblogdejosefacchin.com

José Facchin

¿Desconectar? Veo muy difícil agregar este término a mi diccionario.

No soy precisamente un especialista en este tema, amanezco y me voy a la cama con el móvil en la mano, jeje

Al igual que sucedió en el pasado, este verano voy a seguir haciendo casi lo mismo que hago a lo largo de todo el año.

Aunque, en Redes Sociales sí que bajaré un poco el listón y programaré un poco más.

En mi caso, gracias a los autores invitados que nunca faltan en el blog, no creo que seguir publicando un post por semana me suponga un problema este verano.

En julio y agosto del 2015, a pesar de estar un poco quieto en redes, continúe con mi ritmo habitual de publicaciones (de un post a la semana) y el tráfico web no hizo más que subir y subir.

Lo normal es que la gente lea un poco menos en verano, más cuando salen de vacaciones. Pero, también sucede que los blogueros publican muchísimo menos, es ahí en donde encuentro un potencial aumento de lectores.

Además, uno de los beneficios de tener un buen posicionamiento en Google es que el blog va +/- solo todo el año, como si estuviera en piloto automático.

Nunca olvido que mi blog no es solo el pilar de mi vida profesional, sino que también es algo que me gusta mucho hacer.

Entonces, no creo que pueda realizar un cambio drástico en mi rutina. Así que, seguiré trabajando con menos intensidad, pero no parare totalmente de hacerlo nunca.

#18.- Jana Garanko de SEMrush_es

Jana Garanko

Lo primero es desconectar el ordenador, levantarse de la mesa, cerrar la puerta de la oficina y respirar.

Después yo, por ejemplo, me refugio en las clases de flamenco, ésta es mi mejor forma de desconectar.

La verdad es que lo que más ayuda a desconectarse es vivir procesos totalmente distintos a lo que haces en la oficina.

Habitualmente ¿estás haciendo SEO? Pues inscríbete en clases de cante.

¿Eres un SMM? Visita un centro de pintura.

O empieza a preparar postres para tu familia.  

El problema de la desconexión es simplemente que no la sabemos hacer.

Hay que tirar adelante con lo que te puede apartar del mundo de trabajo.

Dale una oportunidad a la fantasía y a la creatividad en un entorno totalmente distinto con otra gente y en otro sitio.

Cada uno ha de elegir lo que más le gusta.

En los últimos años se ha convertido en un must hacer Yoga.

Pero, no nos engañemos, todo vale para desconectar, sea lo que sea, como si es construir un castillo en la arena.

Si te vale, ¡adelante!

Simplemente no puede ser un castillo SEO con 100 palabras clave orgánicas y otras tantas relacionadas dentro.

Resumiendo

Ya estamos llegando al final del post y, como te prometía al principio, he preparado un regalo visual en modo de resumen. 

La intención de esta presentación no es otra que terminar el artículo resumiendo las perlas de comentarios de los invitados y mostrarlas con una serie de imágenes que espero te relajen y te ayuden a desconectar :-) 

Foto (vacaciones): Shutterstock

Y ahora dime, ¿qué te ha parecido el artículo?

¿Nos compartes tus trucos sobre cómo desconectar en vacaciones? Nos encantaría conocerlos.

Alicia es Content Strategist en español de SEMrush - @SEMrush_es. También es responsable de la gestión de Twitter chats de #SoMeChatES para empresas y profesionales.

2000 es el número máximo de caracteres permitido
Andrés Febres Cordero
Andrés Febres Cordero
Se puede lograr, incluso en la desnudez que provoca estar sin el móvil a menos de 4 metros de distancia, pero sin despejar la mente me convierto en un tendencia buttlers. Gracias colegas.
me voy con las recomendaciones de Jana Garanko
Cristina Ecija
Muy interesante el post... Durante 16 años fui informática y cada verano era el mismo estrés... lo que mejor me funcionó fue hacer un plan de contingencias y dejar instrucciones claras. Solo la realización del documento ya me aportaba mucha ligereza. Y luego durante las vacaciones me obligaba a mirar solo una vez al día el móvil y mail de empresa.

Toda esta experiencia me ayuda mucho en la actualidad.
Alicia Rodríguez
Cristina Ecija
Uhmmm, me gusta tu solución Cristina, me la apunto. Sí, creo que puede ayudar. Gracias por compartirla.
Fernando Angulo
Muy buenos consejos que vale la pena probar. Al estar tan conectados y con la mente tan entrenada en las multitareas, se hace algo complicado parar a esa "máquina". Lo que más me ha llamado la atención de la mayoría de los consejos es que muchos profesionales utilizan el potencial de esa máquina para otras tareas no relacionadas con el online. La máquina nunca para!
Alicia Rodríguez
Fernando Angulo
El problema es cuando la máquina decide pararnos en seco porque nosotros no oímos sus señales acústicas de aviso de parada obligatoria :-)
Sonia Duro Limia
Sonia Duro Limia
Alicia Rodríguez
Eso es verdad. Desenchufarnos para reconectarnos con más fuerza
Sonia Duro Limia
Sonia Duro Limia
Si eres freelance y no tienes socio, se puede complicar la cosa. Admiro la valentía de Víctor.
Pero os puedo confesar que, como trabajadora por cuenta ajena, este invierno yo también he estado 2 meses dándome un repasillo por dentro con mi Psicóloga.
Gracias por los consejos de todos y por el post!
Alicia Rodríguez
Sonia Duro Limia
Gracias Sonia por comentar. Espero que el "repasillo" haya dado frutos. ¿Es algo que recomiendas a otros freelancers? Un abrazo grande.
Sonia Duro Limia
Sonia Duro Limia
Alicia Rodríguez
Bueno, cada persona tiene puntos caracteriales que le desbordan en momentos vitales determinados. En mi caso me llevaba la frustración laboral a casa y ello contaminaba mi vida personal.
Tener unas sesiones puntuales con un psicólog@ que te reubique en tu camino es genial.
Alicia Rodríguez
Sonia Duro Limia
Apuntado y feliz de que la terapia te haya servido. Gracias Sonia por compartir pautas de ayuda.
Víctor Campuzano
Genial recopilación y genial post!! No todo ha de ser currele y marketing, también hay que adoptar buenos hábitos de vida, disfrutar y cuidar nuestra máquina!!

Muy recomendable. Muchas gracias por contar conmigo! :)
Alicia Rodríguez
Víctor Campuzano
Un placer contar contigo Victor, gracias por tu colaboración. Como bien dices, hemos de cuidar la máquina para asegurar que no se pare y nos dé un buen susto. Feliz descanso.
Have a Suggestion?