Enviar un artículo
Ir a blog

Comunidades de contenido, qué son y su importancia para las empresas

70
Wow-Score
La Wow-Score muestra si una entrada de un blog crea o no interacción. Se calcula en base a la correlación entre el tiempo de lectura activo de los usuarios, su velocidad de desplazamiento y la longitud del artículo.
Leer más

Comunidades de contenido, qué son y su importancia para las empresas

Carmen Díaz Soloaga
Comunidades de contenido, qué son y su importancia para las empresas

Las comunidades de contenido son, básicamente, redes de personas que hablan y comparten información sobre una determinada industria o tema.

Cualquier empresa que realiza labores de curación de contenidos o que genere sus propios artículos, vídeos o ebooks se convierte en miembro de esa comunidad.

Sin embargo, para que ese miembro en concreto se vuelva relevante dentro de la comunidad, debe generar conversación y engagement entre el resto de los componentes, luchando por alcanzar una posición elevada que le otorgue el liderazgo.

En este artículo quiero contarte en qué consisten estas comunidades de contenidos, por qué son importantes y algunos ejemplos de empresas que han logrado grandes resultados.

¿Qué son las comunidades de contenido y cuáles sus beneficios?

Crear una comunidad de contenido es una excelente forma de ponerse en contacto con tus potenciales clientes.

Una de las características principales de una comunidad de contenidos es que puedes incorporarla como parte de la estrategia de tu marca.

No es un trabajo sencillo, sobre todo si debes añadir esta acción, que requiere mucho compromiso y trabajo, a las que ya tienes en tu estrategia de marketing de contenidos.

¿Qué beneficios te reporta una comunidad de estas características?

Vamos a verlo paso a paso.

1.- Información sobre las necesidades del cliente

Todos sabemos que sin tener definido un perfil de cliente ideal la creación de contenidos es imposible.

Si no sabes si le tienes que transmitir una información a un niño de 5 años o a un adulto, no lo harás bien.

O el niño no se enterará de nada o el adulto se ofenderá porque le estás tratando como a un crío.

Con los contenidos sucede lo mismo. Saber a qué público te diriges es clave para elaborar un discurso que conecte.

El problema está en que no siempre es fácil saber a quién nos dirigimos, ¿verdad?

E, incluso, sabiendo a quién nos dirigimos, no conseguimos acertar con sus necesidades e inquietudes para poder darles respuesta.

Para solucionar estos problemas, surgieron las famosas investigaciones de mercado.

Pueden ser caseras o tener enormes proporciones, como las que llevan a cabo las multinacionales en las fases tempranas de creación de nuevos productos y servicios.

Porque una cosa es tener una idea y otra muy distinta que a la gente le interese, en este sentido, una comunidad de contenido es un pequeño y portátil laboratorio para hacer investigaciones de mercado.

De hecho, en una investigación llevada a cabo entre 800 empresas realizada por Get Satisfaction,  los datos revelaron que el 67% de las empresas recopilan ideas para desarrollar nuevos productos de las comunidades de contenidos.

La información procedente de estas comunidades es de gran valor comercial, como puedes imaginar, ya que permite a las empresas saber lo que esperan los consumidores sin necesidad de nuevas investigaciones adicionales.

2.- Aumento de la exposición y la reputación de marca

No hace falta que te diga que una parte muy importante del éxito de un producto o servicio viene dado por el nivel de confianza que genera entre los clientes potenciales.

Las comunidades de contenido son útiles para construir este tipo de confianza necesaria para que las acciones de marketing sean eficaces.

Su misión es romper la frontera entre el "los clientes y la marca" y crear un "nosotros".

Una de las misiones de las comunidades de contenidos es crear un "nosotros" que englobe a clientes y marca.

Además de generar confianza, una comunidad de contenidos es capaz de dar visibilidad a la empresa.

Es más probable que los clientes recuerden las marcas que interactúan con ellos con regularidad y también es más probable que recomienden dichas marcas a otras personas, incluidos amigos, colegas y socios.

Pero ¡ojo! porque en una comunidad de contenido no solo participa la marca, el usuario también crea contenido , con comentarios, vídeos y publicaciones en foros.

Lógicamente, si la comunidad alcanza grandes dimensiones, puede llegar a ser un escaparate enorme para la empresa.

3.- Aumento del tráfico orgánico

Gracias a las comunidades de contenido el tráfico orgánico se puede disparar o, al menos, aumentar significativamente.

Como se ha mencionado en este mismo blog, el tráfico directo es uno de los factores de posicionamiento más importantes.

Las comunidades de contenido consiguen que este tipo de tráfico aumente, sin dejar de lado la presencia en los resultados de búsqueda, el tráfico referido y los backlinks que el contenido de calidad puede generar.

Las comunidades de contenido aumentan el tráfico directo, uno de los factores de posicionamiento más importantes para los motores de búsqueda.

4.- Probar nuevos productos y servicios

Para que sea un éxito, cualquier producto o servicio debe ser testado previamente.

Tradicionalmente, este proceso se hacía con los llamados "paneles de consumo", caros y farragosos.

Se seleccionaba una muestra representativa de personas reales según el público objetivo de la empresa y se les daba a probar el producto o servicio.

El problema es que seleccionar un número suficientemente amplio de personas es un proceso largo, además que requiere de especialistas en marketing, estadística y psicología para que de verdad sea fiable.

Frente a estos antiguos paneles de consumo, las comunidades de contenido pueden hacer el proceso mucho más fácil.

Los miembros de la comunidad estarán mucho más predispuestos a dar su opinión sincera si ya están en contacto con la marca y la relación que mantienen con esta es cercana y natural.

Tipos de comunidades de contenidos

Aunque en este artículo me voy a centrar en cómo las empresas pueden aprovechar las comunidades de contenido para conectar con su audiencia y generar engagement, la tipología de este tipo de comunidades es muy amplia.

Aventurándome mucho, podría decir que encontramos 4 tipos de comunidades:

  • Comunidades creadas en torno a una marca.
  • Comunidades creadas alrededor de una plataforma.
  • Comunidades basadas en intereses.
  • Comunidades dentro de comunidades.

1.- Comunidades creadas en torno a una marca

Veremos ejemplos de este tipo de agrupaciones de contenidos en este mismo artículo.

La iniciativa la toman las empresas, lógicamente para generar un contacto directo con el consumidor.

Algunas han sido todo un éxito y han reportado no solo información, visibilidad y tráfico, sino que algunas se han convertido en motores de cambio como veremos en este mismo artículo.

2.- Comunidades creadas alrededor de una plataforma

Los primeros usuarios de redes sociales, allá por el mundo 2.0, formaban comunidades en torno a una plataforma. 

Algunas redes sociales se han convertido en monstruos de tales dimensiones, que ya no podemos decir que la plataforma sea el destino, sino el canal.

Por ejemplo, tener una cuenta de Facebook ya no es pertenecer a un club exclusivo, sino más bien, ser del montón.

Pertenecer a una comunidad de contenidos cerrada dentro de una red social, ya es otra cosa.

3.- Comunidades basadas en intereses

Es importante distinguir entre intereses sin más y comunidades de contenidos.

Si tienes cuenta de Twitter y sigues determinado hashtag, eso no te convierte en miembro de una comunidad.

Sin embargo, si eres wikipedista y colaboras en la edición, traducción o redacción de artículos de la enciclopedia comunitaria, perteneces a una comunidad de contenidos basada en intereses.

Comunidades de contenido- Ejemplo Wikipedia

4.- Comunidades dentro de comunidades

El mundo 3.0 es cada día más y más grande, por lo que las comunidades de contenidos han evolucionado con la red, como es lógico.

Hoy en día es muy común encontrar comunidades dentro de comunidades, como los grupos cerrados de Facebook, a los que solo se puede acceder mediante una suscripción.

En muchos casos, este acceso es un complemento de un curso online donde poder resolver dudas o un grupo donde miembros con intereses similares buscan un objetivo común.

Como ejemplo de este tipo de comunidades  quiero mencionar Brilliant Minds Collective, el grupo de Facebook de mentes brillantes creado por la comunidad de profesionales de marketing digital - Barrio Digital.

Para pertenecer a ella debes formar parte de la comunidad, por eso es un grupo cerrado.

Los miembros tienen acceso a contenidos exclusivos, así como a encuentros digitales, herramientas y oportunidades de trabajar en proyectos internacionales, algo que los freelancers agradecemos mucho.

Comunidades de contenido- Ejemplo Barrio Digital

Ejemplos de comunidades de contenidos de empresas

Como has podido comprobar, las comunidades son el complemento perfecto para cualquier estrategia de marketing de contenidos.

Con el actual desarrollo de internet, estamos más que habituados a pertenecer a comunidades de muchos tipos, por lo que no es un concepto que necesite de pedagogía extra.

Veamos ahora algunos ejemplos de comunidades de este tipo creadas por empresas y sus resultados.

  • Sephora, personas reales para problemas reales

Si alguien ha salido beneficiado de las redes sociales, además de los bots y los trolls, son las marcas de cosméticos.

Gracias a las redes hoy en día tenemos acceso a tutoriales, consejos y recomendaciones de personas reales, como tú y como yo.

Cualquiera con un problema o en busca de una solución, puede ponerse en contacto a través de Twitter o Instagram para pedir recomendaciones sobre una crema, un colorete o una paleta de sombras.

¿Por qué no crear un espacio para todas estas consultas?

Si al mismo tiempo, podemos recomendar productos que la marca comercializa, mejor que mejor.

Así lo entendió la marca de cosméticos francesa Sephora.

Su comunidad de consumidores, Beauty Insider Community, te permite unirte a grupos, pedir consejos sobre belleza, inspirarte para crear tus propios looks, chatear con otros miembros, acceder a reviews de productos y participar en los eventos de la comunidad.

Comunidades de contenido- Ejemplo Sephora

El trabajo que debe haber detrás de esta gran iniciativa de contenidos es inmenso, pero es una forma muy hábil de conseguir conectar con los consumidores.

Además, junto a las miles de preguntas, respuestas e hilos sobre belleza y cosméticos, encuentras accesos directos a los productos de la marca que puedes comprar online y sin salir de la página.

Sin duda, un gran ejemplo de cómo utilizar una comunidad de contenido para aumentar las ventas y el reconocimiento de la marca.

  • Lego Ideas, tú lo imaginas, juntos lo construimos

Lego Ideas es otro gran ejemplo de una marca que usa su propia comunidad de contenidos únicamente para aumentar la visibilidad de la marca, generar ideas y mejorar el compromiso con el cliente.

En Lego Ideas, los usuarios comparten sus creaciones, votan sobre las ideas y proyectos de otras personas y participan en encuestas y concursos.

Comunidades de contenido- Ejemplo Lego

El plato fuerte de esta comunidad de contenidos es la sección donde puedes subir tus propios proyectos.

Aquellos que reciben apoyo de la comunidad son revisados por el equipo de Lego que puede decidir transformar el diseño en ¡un producto real de la marca Lego!

Si tienes cerca tuyo algún Lego maniaco, sabrás lo que eso puede significar para un cliente de la marca de piezas de construcción.

Es una forma inteligente de mantener a los usuarios activos creativamente e involucrados con la creación de nuevos productos.

En el caso de Lego, los beneficios de su comunidad van más allá de simplemente mejorar las ventas.

Las tasas de engagement se disparan, además de asegurar tráfico directo y pruebas de productos en usuarios avanzados y todo ello, mientras se refuerza la visibilidad y la reputación de la marca.

¿Se puede pedir más?

Si estás pensando en qué tipos de contenidos convienen más a tu empresa, las comunidades son una excelente opción por la que empezar

Requieren de gran infraestructura pero el retorno de la inversión en visibilidad y conexión con los usuarios merece la pena el esfuerzo.

El marketing de contenidos se encuentra librando una importante batalla con dos contendientes que son la cantidad y la calidad. Ambos están implicados en la aparición en España y LATAM de los primeros síntomas de la nueva patología social llamada “fatiga de contenidos”. El exceso de contenido creado, asociado a una merma en la calidad y unido a la incapacidad de...

Consigue PDF gratis

¿Te animas a comentar estos ejemplos de comunidades de contenido? ¡Te espero en los comentarios!

¿Te ha gustado este post? Síguenos en RSS y lee más posts interesantes:

RSS
Trabajo creando contenidos para pequeñas y medianas empresas que quieren generar más ventas y llegar a clientes cada vez más interesados en la información y menos por la publicidad invasiva.
Compartir esta entrada
o
2000 es el número máximo de caracteres permitido
Jairo Zambrano
Me parece genial, no tenía idea de que se le llamase así, es una manera muy horizontal de conversar con el cliente, de darle un espacio y sobre todo generar contenido, para muchas personas es importante tener esa posibilidad de contar experiencias sobre productos y servicios, que vayan más allá de los foros que nadie lee. Gracias, me voy a la cama sabiendo algo nuevo.
Carmen Díaz Soloaga
Jairo Zambrano
Gracias a ti, Jairo, me alegro mucho de que te haya servido de ayuda. Desde luego que las comunidades de contenido son una excelente forma de conectar consumidores con productos de forma natural, sin forzar las cosas ni bombardear a los usuarios con información poco relevante para sus intereses.

¡Nos vemos por aquí!
Natalia de la Peña Frade
¡Qué interesante, Carmen! Ni sabía que existía esta estrategia. ¡Parece muy útil! Supongo que la dificultad principal está en conseguir la implicación de los usuarios, pero los beneficios parecen evidentes.
Siempre me encantan los ejemplos que pones, ¡son muy ilustrativos! Comparto el post, ya que me parece un gran tema, útil para todos...

¡Saludos!
Carmen Díaz Soloaga
Natalia de la Peña Frade
Hola Natalia, gracias por comentar.

Las posibilidades son infinitas, es lo que me gusta de los contenidos y de internet en general, nada está inventado y podemos hacer "casi" lo que queramos.

Efectivamente, lo más complicado es conseguir la involucración de los usuarios, por eso, los ejemplos de este tipo de acciones son de grandes marcas que tienen un público muy amplio.

A una tienda de barrio no le recomendaría la puesta en marcha de una de estas comunidades, pero está claro que para las grandes marcas tienen un enorme filón que yo no desaprovecharía. Es una inversión enorme, porque necesitas mucho contenido, un equipo técnico muy potente y un ejército de gestores, editores y otras muchas personas de apoyo, pero creo que merece la pena al 100%.

A ver si hay alguna gran marca ahí fuera que se anime a montar una comunidad de contenidos, ¡tengo mil ideas!

Un abrazo y gracias de nuevo por comentar.

Enviar feedback

Your feedback must contain at least 3 words (10 characters).

Sólo usaremos tu dirección de correo para dar respuesta a tu feedback. Política de privacidad

Thank you for your feedback!