logo-small
Funciones Precios
Noticias 0
Últimas noticias Ver todos

No disponible temporalmente. Por favor, visítanos en otro momento.

Ver todos
Webinars 0
Próximos webinars Ver todos
Próximos webinars

Lo sentimos, no se han podido encontrar próximos webinars.

Visualiza los webinars grabados
Blog 0
Posts recientes Ver todos

No disponible temporalmente. Por favor, visítanos en otro momento.

Ver todos
Tere Rodriguez

Contenido interactivo & tiempo real ¡Lo que tu cliente pide!

Tere Rodriguez
Contenido interactivo & tiempo real ¡Lo que tu cliente pide!

¡Esto no se acaba nunca! ¡Primero era Contenido en Tiempo Real, después Contenido para Móviles, y ahora Contenido Interactivo!

¿Es necesario sucumbir a todas estas modas pasajeras? , te estarás preguntando.

Y yo te responderé que: no son modas pasajeras.

Estamos ante una evolución que avanza a pasos agigantados.

Todas estas diferentes iteraciones de contenido que parecen surgir de la nada son, en realidad, respuestas a las nuevas exigencias de los consumidores de hoy.

Y hablando de evoluciones…

Algunos de vosotros recordaréis este anuncio de Coca Cola que triunfaba en 1971:

Cuarenta años después, la multinacional decide adaptar el mensaje de aquella campaña original a las expectativas del cliente actual.

Y del antiguo “I’d like to buy the world a Coke!”(Quiero comprarle al mundo una Coca Cola), surge Project Re: Brief.

El protagonista

El consumidor de Coca Cola.

Las herramientas

Una App y una serie de máquinas expendedoras muy especiales distribuidas estratégicamente por diversas partes del mundo.

Utilizando la aplicación Re: Brief, cualquier consumidor generoso que “quiera comprarle al mundo una Coca Cola”,  lo puede hacer con tan solo pulsar un botón. El sorprendido receptor, a miles de kilómetros de distancia, se encuentra con una Coca Cola gratuita en la máquina expendedora, acompañada por un mensaje personalizado escrito por el comprador y, además, tiene la opción de enviar una nota de agradecimiento por video.

¡Espectacular!

Eso es Contenido Interactivo.

Sí, es cierto que la mayoría de empresarios no tenemos presupuestos de marketing comparables a los de Coca Cola y, por tanto, resulta casi imposible diseñar campañas tan sofisticadas como esta.

No pasa nada.

Tenemos otras estrategias mucho más asequibles a nuestro alcance para crear contenido que Interactúe con nuestra audiencia.

Contenido Inter-ACTIVO: hazle partícipe de tu historia

¿Qué pasa cuando diseccionamos la palabra “Interactivo”?

Pues que obtenemos:

La preposición de origen latino: INTER o entre.

El adjetivo, también derivado del latín: ACTIVO: que obra prontamente, o produce sin dilación su efecto.

Genial, Tere, ¡gran descubrimiento!

Espera, que esta divagación tiene su qué.

Por un lado tenemos una actividad, un contenido que genera una reacción.  

Por el otro tenemos una reciprocidad ENTRE dos entidades, un diálogo.

Pero eso no nos dice nada porque a estas alturas está asumidísimo que:

Como empresario digital uno de tus objetivos es generar una reacción positiva en tu cliente/potencial.

Uno de nuestros objetivos fundamentales es establecer un diálogo y generar una conversación con nuestra audiencia.

¿Sí o no?

Eso ya lo sabemos, y estamos en ello.

Entonces, ¿qué tiene de nuevo el Contenido Interactivo?

El contenido Interactivo lo es, no sólo por el mero hecho de interactuar con el usuario, sino por hacerle partícipe en nuestra historia.

Desde sus inicios.

Nuestra historia se genera porque el consumidor nos la exige (tal vez no directamente, pero nos lo insinúa con su comportamiento).

Nuestra historia se desarrolla siguiendo las pautas que el consumidor dicta.

Y nuestra historia, desafortunadamente, concluye si no somos capaces de reciprocar con el consumidor como él o ella espera.

Deja que te lo ilustre.

Hazle partícipe de tu historia a través de Contenido de Calidad

Según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones (ONTSI), a los españoles les gusta «ver y tocar» antes de comprar, lo cual es algo muy lógico.

Parece ser que el 69% de los consumidores que no compran en Internet afirman que les gusta examinar el producto antes de realizar la compra.

Y eso, es un problema grave para los millones de tiendas online en nuestro país.

En otro estudio distinto, Rakuten (el comercio online más grande de Japón), señala que esta tendencia hace que aparezcan fenómenos como el showrooming (mirar los artículos en una tienda antes de comprarlos en Internet) y el «webrooming» (informarse sobre los productos en Internet y comprarlos en un comercio físico).

Es decir, sabemos que el consumidor español prefiere el contacto físico con el producto previo a efectuar su compra.

Y, como no tengamos un presupuesto de lujo para crear algún tipo de holograma súper avanzado que le plante el producto delante, vamos a tener que intentar reproducir la experiencia física en nuestra tienda online en la medida de lo posible.

¿Cómo?

Tenemos algunas opciones visuales, como por ejemplo:

Incluir más fotos: incluso podemos publicarlas en tres dimensiones (busca el plugin correspondiente en tu sistema de gestión de contenido: Wordpress, Shopify, etc.).

Crear vídeos de cada producto.

Publicar opiniones descriptivas de otros clientes.

Y luego tenemos, herramientas de redacción escrita muy efectivas, como el Copywriting.

Porque el objetivo es redactar contenido que haga al consumidor partícipe de la experiencia como si se encontrase en la propia tienda.

¿Imposible?

Aquí entra J. Peterman, el maestro de las fichas de productos interactivas.

Los aficionados a Seinfeld, le conoceréis por las múltiples referencias que se hacían en la serie a este emprendedor.

Su empresa,  J .Peterman Company (www.jpeterman.com), se destaca por redactar descripciones de sus prendas de vestir tan efectivas ¡que ni siquiera necesitan utilizar fotos reales de sus productos!

En una mera ficha de producto (sí, aquel espacio en tu tienda a la que le dedicas un par de líneas como mucho), Peterman nos narra en todo detalle historias que evocan viajes insólitos y soirées tropicales y que nos hacen desarrollan una imagen visual muy clara del producto y de nuestra vida con este, en nuestra mente.

Lo más notable del caso de Peterman no es lo que vende, sino cómo lo vende.

Fichas de productos interactivas De Peterman

Porque las prendas del que fuese jugador de la liga profesional de baseball estadounidense, no difieren excesivamente de las de otras empresas que juegan también con referencias a pasados exóticos y coloniales, como Banana Republic.

Pero lo que le hace diferente es su manera de interactuar con el consumidor.

Peterman no le vende el producto, le vende una experiencia.

Le vende la sensación de lucir una blusa cómoda y ligera en una noche del caluroso sur estadounidense.

Se sirve una reunión de amigos que ríen, comparten y disfrutan de los tradicionales aperitivos avinagrados de la región, mientras beben margaritas y té con hielo azucarado para matar la sed.

Porque Peterman sabe perfectamente que el cliente de hoy no quiere que se le venda.

Quiere que se le entretenga y se le implique.

Que se le haga partícipe.

Y eso es lo que tú debes intentar generando contenido sublime que te destaque por encima de los demás.

No creas, aún puedes ir mucho más lejos.

Si tu presupuesto (o conocimiento técnico) te lo permite.

Puedes implicar al usuario en tu historia con una App.

Haz partícipe al cliente de tu historia a través de Apps

Hasta el 31 de junio del 2014, se habían descargado 75 mil millones de aplicaciones de la tienda Apple.

A esa cifra súmale 50 mil millones más de aplicaciones Android hasta junio del 2013, y cantidades paralelas en Blackberry, Windows y otras.

No cabe duda alguna de que el público quiere Apps.

De hecho, según un estudio de la empresa compuware.com, la gran mayoría de usuarios de Smartphone (85%) prefieren las aplicaciones móviles a las páginas web móviles propias.

Dato también confirmado por una encuesta global hecha en el 2013 por Apigee que analizaba el comportamiento de 760 propietarios de Smartphone en los Estados Unidos y en Europa.

En este caso, el 82% de los encuestados confesaban que no podían vivir ni un día sin sus aplicaciones favoritas.

El siguiente dato te va a sorprender.

(O igual no ☺)

Porque España se impuso como el país más “app-dependant”.

Es decir, que el 93% de los entrevistados admitían no poder vivir sin su aplicación ni tan solo un día.  

Llámale interacción o llámale “dependencia”, pero sea lo que sea, te demuestra que en el momento en que te lo puedas permitir, una aplicación debe ser el siguiente paso en tu estrategia de marketing de contenidos.

Seguro que el 2016 va a ser generoso y puedes empezar a pensar en desarrollar una aplicación paralela a tus productos.

Si así fuese (y eso espero, claro está), vas a tener que pensar en un aspecto fundamental de tu nueva app.

No, no es el diseño…

El diseño es muy importante, lógicamente.

Pero tal y como dice el gran diseñador digital y autor norteamericano Jeffrey Zeldman:

"El contenido precede al diseño. El diseño en ausencia de contenido, no es diseño, es decoración"

Para que una App consiga su objetivo (interactuar con el usuario) debes conseguir un equilibrio perfecto entre contenido y diseño.

Y para eso te va a venir bien un toquecito de Copywriting.

Pero con una diferencia.

¿Cuál?

Tienes que dejar de pensar “Big”, nos dice Sam Altman, CEO de loopt.com

Tienes que eliminar la redacción pomposa que nos enseñaron a todos en las clases de lengua y literatura que nos daban en la escuela y deshacernos de ella (al menos cuando tu objetivo sea escribir para la pantalla digital (de tamaño normal o mini).

Después tienes que reemplazar esa manera de escribir por una mucho más “light”: nada de palabras compuestas, títulos rebuscados o párrafos interminables.

Y finalmente, tienes que aprender a encontrarte cómodo en ese mini-universo digital que va a ser tu aplicación.

Pero antes de lanzarte a esa tarea de redacción del texto interactivo, pausa.

Momento de introspección.

Piensa en el cliente para el que vas a escribir

Carlos. Por ejemplo.

Un chico muy “cool” que personaliza su móvil con imágenes de su grupo favorito de rock alternativo.

Allí guarda sus aplicaciones preferidas, las que le sacan de tantos apuros.  

Carlos interactúa con tu app mientras viaja en el metro, cuando espera a sus amigos a la puerta del cine o  cuando tiene cinco minutos en el trabajo.

A Carlos no le interesan tus divertidas anécdotas ni nuestras extensas presentaciones, ni menos aún las explicaciones exhaustivas de tus productos.

Carlos quiere evitar los bloques interminables de redacción.

No tiene tiempo para eso.

Él quiere entrar, participar en tu historia, y comprar tu producto en un futuro no muy lejano (o al menos eso esperamos). Y punto.

Plis plas.

Por eso tienes que ponérselo fácil, pero a la vez sumamente interesante.

¿Cómo?

Utilizando titulares y reclamos inteligentes, ingeniosos, breves, y fáciles de compartir, como si escribieses un Tuit.

Es decir, no pases de los 100 caracteres.

¿Y el cuerpo del texto?

Siempre dirígete directamente al usuario: entabla una conversación con él o ella.

Utiliza palabras y frases cortas: sé conciso pero no sacrifiques el significado.

Asegúrate de que tu mensaje sea claro y no confunda al usuario.

Empieza con un párrafo súper atractivo.

Incluye los beneficios que tu App (y tu producto) le van a aportar.

Cautívale con un flujo de narración interesante y cautivadora (sí, es posible, aunque tus palabras estén limitadas).

Utiliza palabras que hagan referencia a los cinco sentidos: vista, oído, tacto, olfato y gusto.

Usa verbos en forma activa.

Trata de incluir más verbos que sustantivos.  

Evita la jerga técnica.

Siempre escribe en un tono de voz positivo.

Deja bien claras tus Llamadas a la Acción (CTAs) y el paso que quieres que tomen en cada momento.

Necesitamos un ejemplo, Tere.

Tomo nota.

Aquí lo tenéis:

Así no se escribe para Apps:

“Una interfaz de usuario sorprendentemente intuitiva, unos controles táctiles muy sensibles y un uso muy eficaz de la batería de tu teléfono, hacen que JetX sea una aplicación como ninguna otra en el mercado.

Descárgala gratis hoy mismo y ¡descubre por qué todo el mundo habla de JetpX! Te alegrarás de haberlo hecho. JetpX va a transformar tu teléfono OS Firefox!

¿Por qué no funciona?

Mucha paja, poca sustancia.

No sabemos nada en absoluto del valor real que la aplicación aporta al usuario.

En cambio:  

Convierte tu teléfono Firefox OS en un Jetpack. Gracias a sus simples e intuitivos controles táctiles, alcanzarás límites inesperados con tu móvil. Descarga JetX gratis ahora.

¿Por qué este texto funciona?

Desde la primera frase se transmite directamente el beneficio principal de la aplicación.

Es conciso y va al grano.

El usuario sabe desde el primer momento qué es lo que pueden esperar de esta App.

Al escribir contenido interactivo tanto para móviles como para Apps, no pierdas el tiempo con filigranas.

El usuario de hoy es muy perspicaz y no le gusta nada que se le venda con frases vacías que no tienen ningún significado.

Está harto de clichés.

Busca una experiencia digital mucho más profunda.

Recíproca.

Equitativa.

Así que, en este 2016 no olvides lo que va a darte la ventaja competitiva sobre los demás:

Hacer partícipe de tu historia a tu cliente.

Tienes muchas herramientas para ello. Úsalas.

Foto (Contenido Interactivo): Shutterstock

¿Quieres compartirnos algún ejemplo de contenido interactivo que te haya llamado la atención?

“Exiliada” en las antípodas, Tere es copywriter, redactora trilingüe y traductora desde hace X décadas (secreto que no se desvelará). Licenciada en estudios asiáticos, filología inglesa y traducción, y con una pasión por viajar que siempre acaba por meterla en líos. Puedes encontrarla en: Zen Digital Magazine.

2000 es el número máximo de caracteres permitido
Have a Suggestion?