Ejemplos de CTA: ¿verdadero o falso?

Joan Marco

Nov 17, 202112 min read
Ejemplos de CTA: ¿verdadero o falso?

Ya se ha hablado largo y tendido sobre el mundillo de los CTA, y digo «mundillo» por lo aparentemente poco que ocupan. Pero nada más lejos de la realidad que representan, que es mucha.

Y sí, ejemplos de CTA también hemos visto muchos, tanto en posts como en las propias webs al navegar.

Pero, ¿por qué deberías invertir unos minutos en leer este artículo sobre ejemplos de CTA? Pues te voy a dar tres razones:

  1. Porque voy a aportar ejemplos que no están publicados en ningún otro sitio (al menos hasta la fecha, que yo sepa).
  2. Porque al final vamos a jugar a un verdadero/falso, con botones CTA reales (o no) en webs de distintos sectores.
  3. Porque, como decía en el punto 2, nos vamos a salir del mundo del marketing, coto cerrado de los CTA distintos que generan clics como rosquilletas. Eso ya no es así.
  4. Y oye, porque yo si le doy a la tecla es para que la persona que me lea lo haga a gusto y se lleve algo para casa. Si llegas al final del post me pondrás un poquito más contento que el hecho de estar escribiendo estas líneas para un blog de este calibre.

¡Ay! Pues han sido cuatro. Que no se diga.

Antes de empezar, decirte que voy a hacer una pequeña aclaración sobre los CTA, CTAs, Call to actions, botones, enlaces, etc. Por si hubiere algún despistado o novato en la sala.

Luego ya nos pondremos al lío, con las adivinanzas. La solución te la daré al acabar, así que toca llegar hasta el final.

¿Un CTA qué es? 

Técnicamente, el acrónimo de call to action, que viene a significar «llamada a la acción».

Para nosotros, que somos muy de andar por casa y nos estamos ciñendo a ejemplos de CTA en páginas webs, un CTA es un botón.

Un botón que de forma estándar suele llevar estos textos implícitos:

  • «Comprar»
  • «Añadir al carrito»
  • «75€»
  • «Suscribirme»

Estamos aquí para ver ejemplos distintos a estos copies más estándar.

Tipos de CTA 

Lo más universal de todo es, por supuesto, el botón.

El simple y llano botón, maquetado aplicando estilos CSS y con un texto más o menos acertado. El estándar lo acabas de ver arriba.

Más allá de los botones, piensa que un CTA es cualquier cosa con la que forzamos la respuesta directa del lector de la web. En ese caso, así pues, ya nos podemos encontrar con trozos de texto, con formularios, con imágenes que lleven un enlace implícito.

Pero lo que más nos importa es que el CTA representa el éxito de nuestras acciones de marketing, al menos el primer paso hasta el mismo.

Escribimos copy para conseguir que el lector haga clic en el CTA.

Hacemos campañas orgánicas para conseguir que el lector acabe visitando la web y clique en algún CTA. Y lo mismo con las campañas de publicidad.

Y para eso, los botones son la crème de la crème. Mucho mejor que cualquier enlace o incluso banner, que funcionaban bien hace años pero ahora nada de nada.

Si tras leer este post te vas a ir directo a añadir CTA a tu web, haz que sean botones como los de los ejemplos que vamos a ver ahora.

Por cierto, pongo CTA y no CTAs y me refiero a lo mismo, ¿vale? Para evitar líos.

Microcopy 

Antes de pasar a las adivinanzas con los ejemplos de CTA quiero hacer un pequeño —nunca mejor dicho— inciso relacionado con el microcopy.

Los botones son un lugar ideal para aplicar lo que se conoce como microcopywriting. Pequeños detalles, grandes efectos.

La gente está acostumbradísima a los CTA que hemos visto arriba, con los textos estándar. En mi sector, el turístico, ¿te imaginas cuál es el texto estrella?

En efecto: «Reservar» es el CTA estrella en turismo.

MAL.

Los botones son perfectos para saltarse el guion, sonar diferentes y causar buenas impresiones sin parecer agresivos o desesperados por conseguir conversiones, error en el que caemos sin saberlo más de lo que nos gustaría.

Dicho esto, que en teoría ya debería haber quedado claro bastante antes, vaaaaamos con el Juego del Calamar CTA, donde no va a pasarte nada grave si no aciertas como a los pobres protagonistas de la serie coreana.

Adivina: ¿el ejemplo de CTA es real o no? 

Te cuento: tengo un pequeño truco para editar texto web de forma aparente pero no real. Es decir, puedo editarlo, hacer una captura y guardármela, pero en la web real ese texto nunca existirá ni habrá existido. Solo podré verlo yo.

Mira, un ejemplo.

Este es el texto real:

Interfaz de usuario gráfica, Aplicación, TeamsDescripción generada automáticamente

Y si lo edito, pasa esto:

Interfaz de usuario gráfica, Aplicación, Sitio webDescripción generada automáticamente

Este es el método que he utilizado para editar los CTA falsos que vas a ver a continuación.

Recuerda que también los hay verdaderos, y es que en eso consiste la cosa: de los ejemplos de CTA que vas a ver a continuación de distintos sectores, ¿cuál es real y cuál no?

Al final te daré la solución pero tú ve anotando las respuestas, que vamos a ver unos cuantos.

Por cierto: esta herramienta no es una herramienta como tal. Si quieres que te cuente cómo lo hago, escríbeme a @jmarcopy en Instagram y te digo.

Ejemplo 1: CTA para llevarte una guía de un asesor de imagen 

Interfaz de usuario gráfica, Texto, AplicaciónDescripción generada automáticamente

«Sí, quiero unirme».

¿Verdadero o falso?

Es un ejemplo de utilizar el CTA en primera persona mostrando una acción rápida e instantánea: sabes que si le das, te unes a la comunidad.

Es un patrón bastante repetido por ahí pero en este caso… ¿Lo ves real o no? Anota y sigue, que la solución la vemos al final.

Ejemplo 2: CTA para contratar un servicio de reclamación de tarjetas revolving

Interfaz de usuario gráfica, Aplicación, TeamsDescripción generada automáticamente

En este caso recurrimos a lo mismo: primera persona y acción directa, además de un «por favor». Fíjate como antes se dirigen al «tú», eliminando esa formalidad tan típica del mundo jurídico.

¿Real o falso?

Ejemplo 3: CTA para pedir cita online en una empresa de servicios de muebles y decoración 

Interfaz de usuario gráfica, Sitio webDescripción generada automáticamente

¡Ho, ho!

Recurrimos de nuevo a la primera persona, pero esta vez con un beneficio implícito: planificar tu hogar de la mano de la empresa que te presta el servicio.

¿Real o falso?

Ejemplo 4: CTA para visitar otra sección/servicio de una web de la banca 

Interfaz de usuario gráfica, Texto, AplicaciónDescripción generada automáticamente

Nos vamos al mundo de la banca, a un clásico de nuestro país: el Santander.

Te quieren vender la banca digital, así que te ponen un cuadrito en la parte superior de la landing para particulares.

En el CTA, un ejemplo de botón que responde a lo que se ha colocado justo antes. Te dicen «descúbrelas», y con el CTA te animas a hacerlo.

¿True o no?

Ejemplo 5: CTA para reservar una experiencia 

Interfaz de usuario gráfica, Texto, Aplicación, Chat o mensaje de textoDescripción generada automáticamente

Siguiendo con lo anterior, esta vez nos vamos a una web turística de venta de experiencias. 

Al final de la landing hay un texto corto que te dice que te esperan, ante lo cual colocan un CTA en primera persona que responde a ese ofrecimiento de ir con un «Allá que voy, decidido».

¿Atrevido? ¿Arriesgado? ¿Verdadero o falso?

Ejemplo 6: CTA para comprarte un iPhone desde la web de Apple 

¡Ojo con esta!

Apple es, probablemente, la empresa que mejor copy hace de sus productos de entre las más conocidas por todos.

Vamos, que además de tener unos productos del copón saben venderlos muy bien y si no te lo crees, te remito primero a la landing de venta del iPhone 13.

Y ahora, el CTA. Versión falsa y verdadera, a ver si adivinas cuál es cuál:

Interfaz de usuario gráfica, Texto, Aplicación, Correo electrónicoDescripción generada automáticamente

Y esta es la otra opción:

Interfaz de usuario gráfica, Texto, Aplicación, Correo electrónicoDescripción generada automáticamente

¿Cuál es el CTA real? ¿El de comprar o el de Pro-di-gio-so?

Ejemplo 7: CTA para acceder a una de las múltiples secciones disponibles 

Interfaz de usuario gráfica, Aplicación, Sitio web, TeamsDescripción generada automáticamente

Este es el caso de una web institucional, la de Andalucía Lab, que tenía la necesidad de abrir un abanico de servicios que colgaban del HUB, página de la que he cogido esta captura.

Tiran de un recurso amigable, discreto y directo: «Más de…». Es una buena alternativa para no calentarse mucho el coco sin perder un ápice de experiencia de usuario.

¿Verdadero o falso?

Ejemplo 8: CTA para apuntarte al HUB 

Interfaz de usuario gráfica, Texto, Aplicación, TeamsDescripción generada automáticamente

No abandonamos la web institucional. Si nos vamos para el final vemos que aparece nuestro amigo Batman, el hombre-murciélago, que ya te adelanto que es verdad porque la he escrito yo.

Pero el CTA en primera persona que responde a toooooodo lo que ha descrito la landing (servicios, qué es el HUB, etc.), ¿crees que es auténtico?

Ejemplo 9: CTA para ver unos talleres de una escuela de cocina 

Pantalla de celular con mensaje publicadoDescripción generada automáticamente con confianza media

Nos vamos ahora al delicioso mundo de la formación culinaria. Esta escuela de Sevilla ofrece formaciones de distintos tipos y niveles, y para los talleres han utilizado un CTA distinto, cercano, en primera persona y que responde a un deseo del lector, jugando además con la jerga del sector.

Demasiado bueno para ser cierto… ¿O no? ¿Qué piensas?

Ejemplo 10: CTA para que te hagan una casa a medida 

Interfaz de usuario gráfica, AplicaciónDescripción generada automáticamente

En este caso se incide en el beneficio más tangible: que no te tienes que preocupar de nada. Te construyen tu casa, te dan la llave y a vivir, sin preocupaciones ni nada. Eso es lo que implica el «todo hecho».

¿Crees que es verdadero o falso?

Ejemplo 11: CTA para probar gratis Semrush 

Interfaz de usuario gráfica, AplicaciónDescripción generada automáticamente

Barramos para casa. 

En esta landing, Semrush te insta a probar gratis su herramienta durante unos días.

En su CTA, una pregunta bastante inquisidora e intimidante: «¿Por qué no me pruebas gratis?»

¿Por qué no lo intentas? ¡Que es gratis!

Pide la respuesta del usuario, sin dejarse su propuesta de valor: no te va a costar nada de dinero.

¿Real o mentira?

Ejemplo 12: CTA para formarte y evolucionar como empresario

Escala de tiempoDescripción generada automáticamente

Nos vamos al mundo de la formación, en este caso para profesionales.

Esta imagen cae en el primer scroll de la home. El CTA, como ves, es un beneficio clarísimo dicho en primera persona. Es como si al darle al botón te fueras a embarcar en un viaje que derivará en tener una vida mejor.

¿Verdadero o falso?

Ejemplo 13: CTA para darte de alta en un banco de imágenes 

Vamos con otro ejemplo de CTA doble: voy a poner el real y el que no lo es.

¿Adivinas cuál se corresponde con cada uno?

Vamos con la primera opción:

Interfaz de usuario gráfica, Sitio webDescripción generada automáticamente

Y ahora con la otra:

Interfaz de usuario gráfica, Sitio webDescripción generada automáticamente

Novedosos, diferentes, visualmente potentes… Así son en Shutterstock. ¿Cuál dirías que es el CTA real que tienen en la web?

Ejemplo 14: CTA para el producto de una ecommerce, versión I 

TablaDescripción generada automáticamente

Empezamos por el mundo ecommerce con unas zapatillas Nike, vendidas en su propia web. En este CTA apelan a un beneficio clarísimo: practica tu deporte favorito y no te la juegues, evitando lesiones.

¿Es real o en realidad ahí hay un simple «Comprar» o «Añadir al carrito»?

Ejemplo 15: CTA para el producto de una ecommerce, versión II 

Vamos con otro ejemplo doble, pero ahora de la Putertienda, que son unos salaos.

En su home tienen una buena ristra de productos, cada uno con su CTA. 

¿Recurren a los estándares o hacen por sonar distintos?

Aquí la opción estándar:

Interfaz de usuario gráfica, Sitio webDescripción generada automáticamente

Y aquí la que tiene microcopy en cada CTA:

Interfaz de usuario gráfica, AplicaciónDescripción generada automáticamente

Tú dirás cuál es real y cuál no ;)

Ejemplo 16: CTA para suscripción a newsletter en tienda de artículos eróticos 

¿Te suena la tienda online Plátano Melón?

Venden material erótico y en su web, en un momento dado, te invitan a que te suscribas a su newsletter con este cartel:

Interfaz de usuario gráfica, Texto, Aplicación, Correo electrónicoDescripción generada automáticamente

¿Crees que el CTA es real? Una locución relacionada con el mundo del placer, claro está, que además responde a su vez al ofrecimiento de que te registres a cambio de un descuento en tu primera compra.

¿Verdad o mentira y ahí solo pone «Suscribirme»?

Ejemplo 17: CTA en cartelito de las cookies 

Tooodos tenemos que pasar por aquí en nuestra web. ¿Qué crees que queda mejor, un estándar o un botón con cierta gracia?

Mira, así lo hace la Endorfina Creativa en su web:

iFplOteOadz6FdWlpv3ANy3-nPtR20YRKW96GnBov8PVyqCvvhovopZsxtPtynAyshIeMueexDIp3VzeENjrk1DGdCn9fqZ_uWZ5bn92dnVQfIB6-tWzrEFELjVgBjvVjyMioadJDskrd0Hcxw

Tiene puesto «Te doy las cookies cuquis», haciendo un juego de palabras sencillo que suena diferente.

¿Te lo crees?

Ejemplos 18: CTA en una web de comida a domicilio

Terminamos esta ronda de ejemplos de CTA con uno que sale en el primer scroll de la web de Wetaca:

Una captura de pantalla de un celular con texto e imagenDescripción generada automáticamente

No tiran de primera persona, pero sí que hablan de tú y te instan a que mires su carta de una forma desenfadada, con una expresión algo informal como es «Echa un ojo».

¿Es real o ahí solo aparece «Ver carta»?

Aquí van las respuestas.

Las respuestas a la veracidad de todos estos ejemplos de CTA 

La mayoría eran reales, y otros me los he inventado sobre la marcha. 

Hagamos un repaso, a ver cuántos has acertado:

  1. «Sí, quiero unirme» en la web de un asesor de imagen: real.
  2. «Llamadme, por favor» en la web de un grupo de abogados que te ayudan a reclamar algo de las tarjetas revolving: falso. El texto real del botón es «Consulta gratuita».
  3. «Quiero una planificación personalizada para mi hogar», en una web de servicios para decorar el hogar: real.
  4. «A descubrir se ha dicho», en la web del Banco Santander: falso. El texto real del botón es «Saber más».
  5. «Allá que voy, decidido», en una web de venta de experiencias: real.
  6. «Comprar» o «Pro-di-gio-so: ya» en la web de Apple: la primera opción es la real.
  7. «Más sobre…» en distintas cajas, en la web institucional de Andalucía Lab: real.
  8. «Quiero ser parte de esto» en la misma web de Andalucía Lab, para pasar a formar parte del HUB: real.
  9. «Quiero catarlos» en una web de cursos y talleres de cocina, refiriéndose a los talleres: real.
  10. «Así es: lo quiero todo hecho» en una web de servicios de arquitectura: falso. El texto del botón es «¡Pide presupuesto!».
  11. «¿Por qué no me pruebas gratis?» en la web de Semrush: falso. El texto del CTA es «Pruébalo gratis».
  12. «Quiero mejorar mi negocio y mi vida», en la web de una escuela para empresarios: real.
  13. «Una imagen vale más que mil palabras» o «Descubrir ahora» en la web de Shutterstock: la real es la segunda.
  14. «Corre y evita lesiones» en la web de Nike para comprar unas zapatillas: falso. El texto real del CTA es «Añadir a la cesta».
  15. «Añadir al carrito» en todos los botones o botones personalizados con «Marchando 40 putervales», «Hasta ahí me tenéis», «Llego tarde, pero llego» y «Y a una pandemia mundial» en la Putertienda: los CTA correctos son los primeros, todos con el texto de añadir al carrito.
  16. «¡Oh sí!» en el pop-up para suscribirte a la newsletter de una tienda erótica online: real.
  17. «Te doy las cookies cuquis» en el aviso de cookies de una copywriter y diseñadora gráfica: real.
  18. «Echa un ojo a la carta» en el primer scroll de la web de Wetaca: real.

Qué, ¿ha habido suerte? ¿Alguna sorpresa o lo esperado?

Hay mucho margen de mejora con los CTA 

¿Con qué te quedas tras ver los ejemplos, tanto reales como no?

Yo, antes de escribir este post, ya lo tenía claro:

  • Los botones que suenan distintos, por lo general, me gustan mucho más.
  • Si eres una web «seria» tienes permiso para ser un poco soso o estándar.
  • Muchas empresas optan por usar la primera persona, los beneficios y la acción directa en el microcopy.
  • Las ecommerce se quedan en lo estándar, por lo que su margen de mejora es amplísimo.

Nos faltaría hacer pruebas A/B con todas estas webs para saber qué funciona mejor: si el CTA que ya tienen en caso de ser estándar o uno más creativo.

Como no tengo acceso a ninguna, me toca despedirme aquí recordándote que los CTA son trocitos muy pequeños de una web, pero capaces de generar grandes impresiones.

No hace falta que seas sumamente creativo en todos los botones, pero allá donde puedas… Sáltate el guión, que a mí particularmente me está funcionando muy bien y a los clientes a los que les hago el copy, que yo sepa, también.

Si tienes algún ejemplo de CTA que te guste especialmente y consideres una obra maestra (pero que sea real, claro), te animo a que me la dejes en los comentarios y hagamos este listado un poco más grande y completo entre todos.

¡Hasta la próxima!

Author Photo
Joan MarcoCopywriter turístico. Ayudo a empresas del sector a vender más por su canal directo, reduciendo así las comisiones a terceros. Del Mediterráneo, de los Bulls, de jugar con Peach al Mario Kart y de hacer arroces.
Subscribe to learn more about Marketing
By clicking “Subscribe” you agree to Semrush Privacy Policy and consent to Semrush using your contact data for newsletter purposes