Más de 20 experimentos SEO para aumentar el tráfico orgánico

Brian Moseley

Jul 07, 20219 min read
Más de 20 experimentos SEO para aumentar el tráfico orgánico

Los profesionales del marketing están familiarizados con los tests A/B.

Desde la experiencia del usuario, a los emails y textos de los anuncios, es un elemento crucial para que tu actividad encaje con tu audiencia. Es más, el 60% de los usuarios creen que son "muy valiosos" para la optimización de las tasas de conversión (CRO).

Esto está muy bien, pero ¿qué pasa con el SEO?

Los mismos principios que se utilizan para mejorar las conversiones (testando emails, anuncios y la experiencia de usuario) se aplican al tráfico orgánico, probando títulos, metadescripciones y añadiendo, moviendo o eliminando elementos de la página.

Nuestra investigación muestra que el 87% de los profesionales del marketing piensan que el SEO es "muy importante" o "crucial" para su estrategia de marketing. Para el 35%, demostrar el valor del SEO a gerencia es su mayor reto.

Los tests por redirección te ayudan a valorar si tu estrategia está ofreciendo resultados. Obtendrás datos concretos que podrás mostrar a los inversores; demostrándoles que el SEO es un canal donde deberían invertir y tomar en serio.

¿La mejor parte? Casi todas (96%) las empresas que llevan a cabo experimentos SEO, consiguen aumentar su tráfico. El 92% obtiene mejoras en el ratio de clics; y más de la mitad afirma que ha conseguido nuevos clientes.

Hemos creado esta guía para explicarte por qué, y mostrarte la importancia y potencial de los tests A/B con la ayuda de nueve ejemplos con los que podrás atraer más tráfico orgánico.

¿Qué son los test SEO y por qué son importantes?

Hay numerosos factores de posicionamiento que necesitas tener en cuenta a la hora de optimizar tu web. Algunos están fuera del sitio y otros, dentro, como los backlinks, la reputación de la marca y la seguridad.

Sin embargo, los rastreadores de los motores de búsqueda, tienen en cuenta la optimización de cada página a la hora de posicionar tu contenido. Los factores importantes son:

  • Incluir palabras clave en los meta títulos y meta descripciones de la página;
  • El posicionamiento de las etiquetas de los encabezados;
  • La presencia de palabras clave en el texto de anclaje; y
  • El marcado de esquema de las páginas.

Con los tests por redirección, puedes llevar a cabo tests A/B para cada uno de estos elementos sin tener que esperar al feedback de los algoritmos de búsqueda. 

Solo tienes que seguir tres sencillos pasos:

  1. Divide una página en plantillas, como artículos del blog, productos o páginas de productos, en dos grupos: Control (que permanecen igual) y Variable (en los que se implementa el cambio);
  2. Haz cambios en el grupo Variable; y a continuación
  3. Monitoriza la diferencia entre ambos grupos en el tráfico orgánico.

Al no llevar a cabo experimentos SEO, las webs con más de 100.000 visitas orgánicas están perdiendo la oportunidad de aumentar su tráfico orgánico. Mientras que los sitios más pequeños, están dejando pasar la oportunidad de crecer sustancialmente. 

Los tests A/B te ofrecen más control sobre tu actividad SEO, ya que te permiten hacer pequeños cambios en tu web antes de implementarlos en todo el sitio. ¿Quién querría perdérselo?

Más de 20 tests SEO que tienes que probar

Los tests por redirección funcionan de forma similar a otras prácticas de tests A/B: haces un pequeño cambio en tu web y realizas un seguimiento de los resultados. La única diferencia es que estás monitorizando la respuesta de los motores de búsqueda a los cambios que has realizado en las páginas del grupo Variable, no de los usuarios. 

Por ello, los tests SEO por redirección miden las mejoras en métricas como el tráfico orgánico, los ratios de clic (CTR) y el posicionamiento orgánico; y no en los ratios de conversión on-page.

Aquí tienes más de 20 tests SEO que puedes probar para identificar mejoras que puedas implementar a tu estrategia de búsquedas orgánicas:

  1. Meta título
  2. Meta descripción
  3. Etiquetas del encabezado
  4. Texto alt de las imágenes
  5. Borrar elementos
  6. Mover elementos
  7. Añadir elementos
  8. Enlaces internos
  9. Texto de anclaje de los enlaces
  10. Marcado Schema

1. Meta título

Los meta títulos son el primer elemento que los usuarios ven en la página de resultados (SERPs), por lo que juegan un papel muy importante en los clics. 

Aunque no está considerado directamente un factor de posicionamiento, el algoritmo de Google tiene en cuenta el CTR a la hora de evaluar la calidad de los resultados orgánicos. Por lo que en realidad, mejorar el CTR, mejora el posicionamiento; es decir, que los meta títulos son muy importantes.

Puedes hacer pruebas con tus metatítulos monitorizando los cambios en tu posicionamiento y/o CTRs:

  • Añadiendo o eliminando "envíos gratuitos";
  • Añadiendo o eliminando el nombre de tu marca;
  • Utilizando palabras que contenga acciones como "comprar" o "descargar"; o
  • Cambiando la longitud de los caracteres.

Recuerda: los usuarios leen los metatítulos cuando están decidiendo entre las diferentes piezas de contenido en los resultados de búsqueda. 

Si realizas los tests en las páginas de producto del grupo Variable, podrás ver cómo los cambios afectan al CTR y posicionamiento de tu web. 

2. Metadescripción

Las metadescripciones aparecen debajo de los metatítulos y ofrecen a los usuarios información sobre el contenido de la página. Con el objetivo de convencer a los usuarios a que hagan clic en tus resultados en vez en los de la competencia, ofrecen contexto y fomentan los clics.

Puedes llevar a cabo varios tests SEO en las meta etiquetas, como por ejemplo, añadir o eliminar:

  • Las calificaciones de estrellas;
  • Incentivos como "envío gratuito"; y
  • Palabras clave secundarias.

Aquí tienes un ejemplo de estas pruebas. Un retailer ha añadido "nuevos estilos añadidos" a su metadescripción y ha conseguido un aumento significativo en el tráfico orgánico:

upS4McdvdJJGkFucfyFlEdHMGidTagelvym6CBTGt2C03fokflPbmfAf5bBJRH0aR7EmEm4Lr14iyQbJGqlsDrb0OyWUBVw5rhdGKuPdUoqEtjaefp49oCYpiiP-qCXzHcKSmV0

Un ejemplo práctico de los tests

Reflexiona sobre cómo pequeños cambios en tus metadescripciones pueden encajar mejor con tus clientes potenciales y mejorar tu CTR.

3. Etiquetas del encabezado

Las etiquetas del encabezado son elementos on-page que ayudan a Google a conocer el contenido de la página. Deberías tener un H1 principal para cada página y varios H2 y H3 para desglosar el contenido. 

Puedes realizar pruebas para mejorar la organización del contenido de tu sitio, y así, facilitar el trabajo a los rastreadores. 

Lleva a cabo tests por redirección con los grupos Control y Variable para ver si cualquiera de los siguientes cambios afecta al tráfico orgánico:

  • Posicionamiento de las etiquetas de título;
  • Longitud de las frases;
  • Utilización de encabezados H2 y H3; e
  • Incluir diferentes palabras clave.

4. Texto alt de las imágenes

Los motores de búsqueda dependen del texto alt para interpretar las imágenes y encontrar resultados adecuados para los usuarios.

La buena noticia es que puedes comprobar si el Googlebot hace cambios en el posicionamiento de tu página o tu imagen si realizas cambios en el texto alt.

Algunos tests SEO relacionados con el texto alt, incluyen: 

  • La utilización de guiones vs. espaciado;
  • Añadir o eliminar caracteres; y
  • Cambiar el uso de las palabras clave. 

5. Borrar elementos

De momento, los tests SEO que te hemos recomendado están relacionados con elementos on-page específicos, como los metatítulos o el texto alt de las imágenes.

Sin embargo, es probable que tengas elementos que no sean esenciales para tus páginas, pero que puedes incluir en tus A/B tests.

Puedes probar si eliminar o no determinados elementos tiene un impacto positivo o negativo en el rendimiento de tus búsquedas, como por ejemplo:

  • Las migas de pan;
  • Las imágenes;
  • Los botones de las redes sociales; y
  • Los formularios web emergentes. 

Vamos a ponerlo en práctica. Imagínate que tienes el siguiente formato de migas de pan en las páginas de productos: "Home > Ropa de mujer > Camisetas." 

dk7WDWRbR0yV3gUCuLngbzkJfFtobpXdyYOysGJgfnX-x4qA5sUarmPE5xljk860cVM7DIXs6t6v_araHhC6S_RF0D6uoUuh2KOfCWnl1gNCxbPd6nb7BI5BM79JXNJ7ufCQyVc

Un ejemplo sobre cómo "Eliminar parte de una miga de pan"

Quieres comprobar si el Googlebot entiende mejor la página si tiene contexto sobre el producto con las migas de pan. Por lo tanto, lleva a cabo un test SEO que elimine las migas de pan del grupo Variable.

¿El resultado final? El tráfico orgánico de las páginas ha descendido un 6%. En este caso, Google prefiere las migas de pan, por lo que puedes extrapolar los resultados en todo el sitio. 

6. Mover elementos

Por supuesto, no tienes que eliminar todos los elementos cuando lleves a cabo tests SEO.

Puedes probarlos simplemente moviéndolos y observando los resultados. Esto puede incluir:

  • Mover las imágenes encima o debajo de los encabezados; y
  • Mover los bloques de contenido a otra localización dentro de la página.

Recuerda: aunque estos cambios pueden tener un impacto en las métricas de comportamiento de los usuarios, el objetivo de los tests por redirección es medir la respuesta de Google. Deberías trabajar junto con tu equipo CRO para encontrar el equilibrio perfecto que combine el SEO y experiencia de usuario.

7. Añadir elementos

¿Qué es lo que ocurre con tu tráfico orgánico si añades un nuevo elemento? En algunos casos, añadir una imagen a una página puede aumentar el tráfico, especialmente si se posiciona en las búsquedas por imágenes. Los tests SEO por redirección pueden ayudarte.

Lleva a cabo experimentos SEO para averiguar si incluir los siguientes elementos tiene un impacto en el tráfico:

  • Insertar una imagen; 
  • Incluir un enlace interno a otra página; o
  • Añadir un bloque de contenido en la mitad superior de la página.

8. Enlaces internos

Los enlaces internos dirigen a los usuarios (y a los motores de búsqueda) a otras páginas relevantes de tu web. 

Pueden mejorar las métricas de comportamiento de los usuarios, como la tasa de rebote, el tiempo de permanencia y el número de páginas por sesión; son indicadores claves de la calidad del contenido y la experiencia de usuario. 

Puedes llevar a cabo tests A/B en los enlaces internos para determinar si hacer cambios en los siguientes elementos puede mejorar tu rendimiento SEO:

  • La posición de un enlace en la página (como en la barra de navegación);
  • La página a la que está apuntando; o
  • Enlaces superficiales vs. profundos.

9. Texto de anclaje de los enlaces

El texto de anclaje ofrece a los motores de búsqueda una descripción del enlace al que estás apuntando. Ayuda a los rastreadores a determinar el contenido de la página y, por lo tanto, para qué debería posicionarse. 

https://twitter.com/JohnMu/status/864190235822899200

Puedes realizar tests por redirección para ver el impacto de los cambios en el texto de anclaje en el CTR, la permanencia en el sitio y el posicionamiento orgánico. Puedes experimentar con:

  • La longitud de los caracteres;
  • El texto de concordancia exacta vs. concordancia amplia; o
  • El formato (por ejemplo, ¿supone alguna diferencia utilizar hipervínculos en las imágenes?).

10. Marcado Schema

Si echas un vistazo a los resultados de Google, verás que a partir de la página 10, los listados orgánicos desaparecen. Ahora, puedes ver una gran variedad de resultados en los SERP, entre los que se incluyen reseñas, ingredientes de recetas y titulares de noticias.

Estos resultados se organizan utilizando el marcado Schema, una forma de estructurar los datos para mostrar a Google qué información adicional puede extraer de las páginas para mostrársela a los usuarios.

Por ejemplo, en los resultados a continuación, verás una serie de resultados que preceden a los listados orgánicos:

rRPrqaBeLcSRwWXHIi9-i0xK7darX9gcJCG-HMIcVH9pJOp56dSwGx89jxuoG-30_NUzrmEJQ7qzZcgZFj9wy3z4ZoKFIAdLjWtI7Ea4xYicxcsX9NQ0cda1_irBGsx7Gt0MqK8

Estos resultados son más atractivos que los listados orgánicos y tienen más probabilidades de llamar la atención. Por lo tanto, puedes llevar a cabo experimentos SEO como:

  • Valorar si el marcado Schema supone una diferencia;
  • Probar diferentes tipos de datos estructurados; y
  •  JSON-LD vs. código Microdata.

Si ves resultados positivos en cualquiera de estos tests, puedes implementarlos en toda tu web para conseguir resultados similares; realizando siempre pruebas periódicas si es necesario.

¿Preparado para empezar a realizar tests A/B SEO?

Como puedes ver, hay una amplia variedad de experimentos SEO que puedes llevar a cabo en tu web para mejorar tu rendimiento orgánico.

¿Las buenas noticias? SplitSignal puede hacer el trabajo duro por ti en los experimentos. Puede dividir las páginas en grupos de Control y Variable, llevar a cabo test SEO por redirección con código de JavaScript y ofrecerte informes con los resultados utilizando los datos de Google Analytics (GA) y Google Search Console (GSC).

No tendrás que preocuparte por el impacto en los Core Web Vitals y podrás hacer pequeños cambios en tu estrategia SEO sin arriesgar los niveles de tráfico de tu sitio.

Descubre qué cambios SEO pueden mejorar tu tráfico orgánico, solicitando una prueba gratuita de SplitSignal hoy.

Author Photo
Brian MoseleyGo-To-Market Lead for SplitSignal — Semrush’s new SEO split-testing tool which helps growth marketers understand which on-page SEO changes will drive the most organic traffic.
Subscribe to learn more about SEO
By clicking “Subscribe” you agree to Semrush Privacy Policy and consent to Semrush using your contact data for newsletter purposes