logo-small

En la curación de contenidos en redes sociales, ¿afecta el idioma?

53
Wow-Score
La Wow-Score muestra si una entrada de un blog crea o no interacción. Se calcula en base a la correlación entre el tiempo de lectura activo de los usuarios, su velocidad de desplazamiento y la longitud del artículo.
Leer más

En la curación de contenidos en redes sociales, ¿afecta el idioma?

Elisa Rosado
En la curación de contenidos en redes sociales, ¿afecta el idioma?

A pesar de ser una técnica cada vez más usada, la curación de contenidos en redes sociales sigue generando dudas. 

¿Cuántas veces has escuchado eso de: lo leí en Internet?

Mucha gente aún sigue dando por buena toda la información que lee en la web, independientemente de la fuente o de la dudosa reputación del autor.

Es el punto donde nos encontramos y donde se hace necesaria la técnica de la curación de contenidos y en donde el idioma guarda un papel esencial como veremos a continuación.

¿Qué es la curación de contenidos?

Dentro del marketing, los contenidos ocupan un lugar muy relevante.

Las estrategias de marketing de contenidos están muy afianzadas y son un gran reclamo para la captación de nuevos clientes y fidelización de los ya existentes.

Con toda la información de la que se dispone en la red y que nos bombardea a diario, llega un momento en que se vuelve necesario realizar una curación de contenidos para extraer el grano de la paja.

A través de esta técnica, se seleccionan los contenidos relevantes e importantes de diversas fuentes para juntarlas y conseguir un texto potente para difundirlo en la red.

Para la técnica de curación de contenidos es preciso seguir una serie de pasos para asegurarse que el contenido que se está extrayendo es realmente aquel que aporta valor.

Estos pasos incluyen la búsqueda de los contenidos, su recopilación, el filtrado y el análisis de los mismos para seleccionar lo más relevante.

En los últimos tiempos, el consumo de información ha hecho que se incremente la importancia de técnicas como la curación de contenidos o el copywriting para conseguir textos de calidad y efectivos.

¿Quién realiza la curación de contenidos?

La persona que lleva a cabo esta tarea se denomina ‘content curator’, sus tareas se basan en peinar Internet, enfocado en distintas temáticas para seleccionar el contenido que considere que genera más valor y va a ser de relevancia para la comunidad y los profesionales del sector.

Cada día en Internet se publican millones de posts, se cuelgan millones de fotos en las RRSS, se escriben millones de tweets y se generan y consumen miles de horas de vídeo.

La figura del ‘content curator’ como profesional de los medios de comunicación se vuelve esencial en este entorno digital para intentar arrojar luz a ese caos informativo en continuo movimiento.

El profesional de la curación de contenidos debe agregar valor a los textos que maneja.

Además de extraer lo más relevante filtrando el texto original, lo enriquece, incluso en ocasiones dando su propio enfoque o punto de vista sobre el tema a tratar.

Para tener un texto de mayor calidad, mejoran el vocabulario para que se adapte perfectamente al contenido de un modo coherente y conseguir un texto bien hilado.

¿Cómo afecta el idioma a la curación de contenidos en redes sociales?

Los idiomas y la curación de contenidos en redes sociales

Como hemos visto, la curación de contenidos se basa en una transmisión de información de calidad.

Para llevarla a cabo, hay que dominar los idiomas en los que se trabaja para no perjudicar el entendimiento entre el ‘content curator’ y su audiencia.

Pongamos como ejemplo que el ‘content curator’ es nativo español, pero como quiere hacer su trabajo lo mejor posible, se informa en todas las páginas webs que puede para recopilar la mayor cantidad de información sobre la temática a tratar.

Por ello, navega en páginas web de diferentes idiomas.

Si el profesional de la curación de contenidos se maneja de modo fluido en las páginas redactadas en inglés, no tendrá ningún problema en captar lo que el texto dice y poder extraer lo más relevante.

Luego tendrá que pasarlo a su lengua nativa otra vez y hacerlo con fidelidad.

En este ejemplo, vemos las grandes capacidades que debe tener el ‘content curator’ porque además de extraer la información en otro idioma, debe sintetizarla para traducirla a otra lengua.

Esto es más complejo de lo que parece, ya que hay que tener un dominio del idioma alto, con amplio vocabulario y una extraordinaria capacidad de síntesis para la traducción.

Además de sintetizar la información, el 'content curator' debe traducirla sin que pierda el valor original.

La traducción, como veremos en el siguiente apartado, es el momento más importante de esta parte del proceso de curación de contenidos, ya que debe reflejar fielmente lo que se dice en el texto, sin dobles acepciones que inciten a errores de interpretación.

Puede que un término o frases específicas que se usen en un país tengan connotaciones negativas en otro.

Démosle una vuelta a este ejemplo:

Supongamos que un ‘content curator’ necesita una información que solo está disponible en unas páginas rusas.

¿Tendrá la misma soltura con el ruso?

Probablemente no, ¿qué se hace llegados a este punto?

Huelga decir que los traductores instantáneos aún no cuentan con una gran precisión en las traducciones que ofrecen.

Si se recurre a ellos, se puede casi afirmar que el contenido no va a ser de calidad, al tener fallos lingüísticos de diversos tipos.

Las traducciones automáticas que ofrecen, distan mucho de ser contenido de calidad, por lo tanto, nos vemos en la necesidad de recurrir a una empresa de traducción (lo que acarrea gastos y que el coste de la información se incremente), a buscar un aliado traductor o a que el propio ‘content curator’ se forme en materia de traducción y combine las dos disciplinas.

Con esto del aliado traductor me refiero a poder encontrar a algún profesional freelance con el que intercambiar proyectos y poder así conseguir una traducción fiel y buena de los contenidos que nos interesa traducir.

Lo relevante es poder contrastar el grado de profesionalidad de esa otra persona para ser conocedora de la calidad de su trabajo.

El desafío de la traducción en la curación de contenidos

La traducción de un idioma a otro es una técnica milenaria que resulta desafiante.

Las connotaciones que conllevan las traducciones literarias o históricas revisten gran importancia y lo mismo ocurre con la curación de contenidos, ya que de estos contenidos derivan grandes ventajas intelectuales para los lectores.

Cuando una curación de contenidos lleva implícita una traducción entre lenguas y el ‘content curator’ se forma como traductor, será el encargado de afrontar el desafío de crear frases completas entre idiomas con sintaxis distintas, de interpretar correctamente las ideas plasmadas en el texto original y de rebuscar en el vocabulario los términos que, con más precisión, reflejen la idea que se busca transmitir.

Cierta dosis de sentido común también es más que recomendable para identificar partes de los textos que no son del todo traducibles como juegos de palabras del idioma o chistes.

El ‘content curator’ se establece como un agente mediador intercultural.

El desafío idiomático al que se enfrenta tiene dos vertientes:

  • Vertiente gramatical

Debe saber traducir respetando las normas gramaticales de la lengua.

  • Vertiente expresiva

Repetir las frases en la mente para comprobar la correcta sonoridad y la función poética del idioma.

Se puede decir que el ‘content curator’ debe sufrir una metamorfosis de pensamiento para intentar adentrarse en la mente del autor original y poder conseguir una traducción lo más fiel posible de los contenidos.

Pero también debe introducirse en la mente de los lectores para tener una idea del modo en que interpretarán su texto.

No toda persona que conozca dos lenguas tiene la capacidad de traducirlas, la parte compleja es la interpretación del texto.

Dentro del ámbito del Marketing en el que nos movemos, los textos traducidos deben mantener la esencia del escrito original.

Las habilidades del ‘content curator’ en esta faceta de traductor deben tener una buena base y mostrar conocimientos sobre el tema, puede que sus escritos marquen las estrategias de algunas empresas y eso conlleva cierto grado de responsabilidad.

Otro desafío es el conocimiento de los distintos mercados.

Puede que los contenidos que se traduzcan no estén orientados del mismo modo según el mercado en el que se distribuya la información o que el estilo o tono del contenido no sea el más recomendable para obtener éxito y comprensión en el mercado objetivo.

El idioma en la curación de contenidos juega un papel esencial, se busca el impacto que tiene el texto original garantizando la fidelidad en la transmisión de la información.

Es muy difícil que un ‘content curator’ en otra lengua sepa de todo pero su deber como profesional es documentarse y servirse de los avances que faciliten su trabajo, como el uso de plataformas de consulta a fondos de referencia o el uso de aplicaciones que mejoren su rendimiento, siempre teniendo en cuenta el prescindir del uso y apoyo de traductores automáticos.

Aspectos de la traducción en la curación de contenidos

La traducción de contenidos

Aunque alguno ya lo hemos comentado anteriormente, vamos a disponer de una manera más visual los aspectos que se deben sortear y tener en cuenta a la hora de hacer curación de contenidos en otro idioma distinto al nativo:

  • Existencia de expresiones idiomáticas únicas en la lengua original

Cada lengua cuenta con expresiones propias de significado figurado que no guardan relación con la composición que tienen.

El conocimiento de estos modismos es esencial para captar la idea que se debe transmitir del modo más natural posible.

Unos ejemplos pueden ser: ‘dar en el clavo’ o ‘ser pan comido’.

  • Vocabulario con distintas acepciones temáticas

La curación de contenidos en otro idioma debe realizarse identificando la acepción más correcta del término a traducir.

Ser conocedor de la acepción de una palabra en las distintas lenguas y elegir la más adecuada al tipo de contenido, al contexto y al país que va a ser su destinatario, hará que la comunicación sea buena, más fluida y transparente.

  • Que un idioma sea más rico que el otro

El ‘content curator’ puede encontrarse con la inexistencia de algunas palabras que busca traducir.

En ocasiones, lo que se transmite con varias palabras en una lengua, puede traducirse usando un solo término.

  • Determinados pensamientos culturales predisponen al traductor

Esto es lo que se denomina como sesgo de confirmación.

Los traductores deben luchar con la tendencia a interpretar la información en base a sus pensamientos o creencias culturales que les condiciona, dejando de lado otras alternativas que se pueden adaptar mejor al contexto en el que se mueve la curación de contenidos.

Herramientas de curación de contenidos

Existen muchas herramientas que se usan para la curación de contenidos.

Algunas son plataformas específicas, pero también hay agregadores de contenidos.

El idioma en el uso de estas plataformas no es una barrera para el ‘content curator’ que puede acceder a contenidos en distintas lenguas para usarlos como fuentes a la hora de trabajar.

Algunas de las más usadas son:

Facilita el encuentro y la recopilación de contenido acorde a los intereses de tu audiencia.

Esta información se presenta de un modo muy visual a modo de revista.

Hay opción de enviar la información seleccionada a redes sociales, a la página web o incluso se elabora una newsletter con ella.

Es una de las más conocidas herramientas de curación de contenidos.

Con ella se pueden incluir los feeds de los blogs o publicaciones que son de más interés para estar actualizado en todo momento de las temáticas en cuestión que se van publicando en las páginas y a las que te has suscrito previamente.

A través de esta herramienta se pueden recopilar los contenidos que nos interesen según criterios de búsquedas por palabras, temas o incluso usuarios.

Esta selección se puede guardar creando diferentes categorías y permite la difusión en las redes sociales.

La interfaz de esta herramienta de curación de contenidos es muy intuitiva y emula al de una revista o periódico.

Se puede acceder a distintas fuentes de medios de comunicación para encontrar contenidos y también posibilita la conexión a los perfiles de las redes sociales con el mismo fin.

Con esta herramienta se permite crear una historia con la información seleccionada en redes sociales, vídeos, RSS u otros portales.

Los temas se pueden buscar en función de palabras, hashtags o usuarios.

La difusión de contenidos posterior es muy visual y permite su actualización las veces que haga falta.

Conclusión

Como conclusión podemos extraer que hacer curación de contenidos en otro idioma requiere de un dominio alto de la lengua para mantener la calidad de la información por la cual se caracteriza la curación de contenidos.

Si no se cuenta con ese conocimiento es mejor recurrir a profesionales cualificados que hagan esa parte del trabajo para que el acto comunicativo en sí no se vea resentido.

Descarga

Después de todo lo que te acabo de narrar...

¿Nos cuentas tu experiencia en la curación de contenidos en redes sociales en idiomas diferentes al nativo? 

Elisa es redactora y Community Manager en la agencia de Marketing Online NeoAttack. Apasionada del marketing online, del DIY y gallega hasta la médula.
Compartir esta entrada
o
2000 es el número máximo de caracteres permitido
Alicia Rodríguez
Hola Elisa, después de leer tu post todavía me queda más claro que el futuro de la curación de contenidos pasa por la especialización de estos profesionales. ¿Te animas a citarnos a algún content curator de referencia? Gracias por el artículo.
Elisa Rosado
Alicia Rodríguez
Efectivamente la curación de contenidos de calidad irá de la mano de la especialización del sector. Javier Guallar, Javier Leiva Aguilera, Eva Sanagustin o Robin Good son profesionales de los que se puede aprender mucho!
Gracias Alicia. Un saludo
Ramon Vidal
Buenos días Elisa,
Detallado analisis y recomendaciones sobre como afecta el idioma en la curación de contenidos.
Es una tarea demasiado importante para realizarla sin conocer el idioma en profundidad. lo ideal es que seas nativo en ese idioma.
Como bien citas "Se busca el impacto que tiene el texto original garantizando la fidelidad en la transmisión de la información"
Gracias por compartirlo.
Un saludo
Ramon
Elisa Rosado
Ramon Vidal
Hola Ramón,
Lo ideal sería ser nativo en los dos idiomas, el del texto original y el del final, pero esto es algo que no se da en muchas ocasiones. Como reflejo en el texto, es un desafío.
Gracias a ti por apreciar el artículo y comentarlo.
¡Saludos!
Have a Suggestion?