Ir a blog

¿Cómo saber si una infografía online puede contar tu historia?

84
Wow-Score
La Wow-Score muestra si una entrada de un blog crea o no interacción. Se calcula en base a la correlación entre el tiempo de lectura activo de los usuarios, su velocidad de desplazamiento y la longitud del artículo.
Leer más

¿Cómo saber si una infografía online puede contar tu historia?

Carmen Díaz Soloaga
¿Cómo saber si una infografía online puede contar tu historia?

Las infografías online son uno de los formatos visuales por excelencia.

Son atractivas, versátiles y permiten hacer llegar tu mensaje a un gran número de personas pero, lamentablemente, no pueden solucionarlo todo. 

No cualquier historia es susceptible de convertirse en infografía online, de hecho, por eso hay malas infografías que no consiguen atraer la atención de la audiencia.

Es curioso que muchas personas consideren las infografías online como el vehículo perfecto del storytelling de su marca, cuando no siempre es verdad.

Las infografías deben tener una historia sólida y coherente detrás o no llegarán a ningún lado.

En este artículo me propongo ayudarte a distinguir si una infografía online es la solución a tu males o deberías buscar otro formato de contenidos.

Podrás contar tu historia con infografías online si...

Para saber si podrás contar la historia de tu empresa con infografías, presta atención a los siguientes puntos.

  • Necesitas hacer pedagogía

No todas las empresas cuentan con un producto fácil, una historia potente y un público fiel.

Si tu producto o servicio es complejo y requiere hacer pedagogía con tus clientes, las infografías son para ti. 

Especialmente si trabajas en el sector B2B, con productos que son más complejos que un tornillo (que también es complejo) y que requieren explicación.

Por ejemplo, si tuviera que explicar en qué consiste la tecnología AMP a un lego, sería interesante plantearse una infografía, ya que para los que no son expertos en la materia requiere varias explicaciones: qué es la velocidad de carga, cómo afecta al rendimiento de tu web, quién desarrolló esta tecnología y cómo implementarla en Wordpress.

Las infografías online sirven para hacer pedagogía con conceptos o productos complejos.

  • Quieres visibilidad en redes sociales 

Te lo digo por experiencia, las infografías te darán una GRAN visibilidad en redes sociales. 

La audiencia las adora y no se resistirá a compartirlas si tienen lo que tienen que tener.

Si consigues que se conviertan en virales, como esta infografía que diseñé con 30 ideas de marketing de contenidos para Pymes, pueden darle un fuerte empujón al tráfico de tu web, además de conseguir que tu nombre o el de tu empresa se hagan conocidos en redes sociales.

¿Qué debe tener una infografía para convertirse en viral?

Un diseño impactante 

Me gusta diseñar infografías originales, que se salgan de lo normal.

Entiendo que cuando quien lo encarga es una empresa, hay que amoldarse a las exigencias de la identidad visual, pero cuando son para promocionar mis propios servicios como infografista, tiro la casa por la ventana.

Una historia

Es bueno plantearse cada infografía como una pequeña historia, esto ayuda a que la audiencia la recuerde mejor, por eso, busco un tema alrededor que sea inolvidable. 

Por ejemplo, cuando me planteé el tema "Pasos para escribir tu próxima pieza de contenidos", le añadí "y resucitar un muerto".

Como la estética zombie estaba tan de moda en ese momento, aproveché esta idea para contar una historia sobre zapatos para zombies y contenidos en una infografía que probablemente hayas visto en redes sociales.

Coherencia

Una infografía es un diseño, como lo es un folleto, una memoria anual o un anuncio publicitario, por eso, no funcionará si no es coherente. 

Esta coherencia debe acompañarlo todo: la gama de colores, los textos, las tipografías, los gráficos, las ilustraciones, etc. 

Distribución

Puedes publicar la infografía en tu blog y esperar a que vengan a por ella, pero siempre conseguirás más si sales al encuentro de los usuarios.

Publica la infografía en redes sociales (sobre todo en Pinterest), envíasela a otros bloggers para que hagan lo propio en sus canales y adjúntalas a notas de prensa, tendrás más probabilidades de que los medios las admitan.

  • Cuentas con un profesional que las diseñe

Entiéndeme bien.

Se pueden diseñar infografías online sin conocimientos o con escasos conocimientos, de hecho, las vemos todos los días.

Sin embargo, si quieres que tengan una factura profesional a la altura de tu empresa, cuenta con un profesional.

¿Por qué?

Porque un infografista no dudará sobre cómo estructurar la información o qué tipografías son las más adecuadas para la historia que estás contando.

Es diseñador y, si es bueno, logrará que el concepto y los datos cuenten la historia que quieres, en lugar de perder horas y dinero en un producto mediocre.

  • Tienes una identidad visual clara

¡Qué cantidad de infografías sin identidad!

Es una pena ver cómo se pierde buena información entre gamas de colores incoherentes, tipografías aburridas o diseños sin gracia.

Si no me crees, haz la prueba.

Entra en Pinterest y teclea "Infografía Marketing".

¿Cuáles son las que más te llaman la atención?

Además de las que se leen claramente, probablemente, las que tienen una fuerte identidad visual.

Si todavía no has definido la identidad visual de tu marca, puede ser un buen momento para planteárselo. 

La competencia es feroz, por lo que sin unas líneas visuales claras que te permitan destacar y que el público te reconozca, será difícil hacerse un hueco.

como-saber-si-una-infografia-sirve-para-contar-tu-historia2.jpg

No podrás contar tu historia con una infografía online si...

¿Crees tener lo necesario para contar tu historia con una infografía?

Vamos a darle la vuelta a la pregunta y plantearnos si no deberías buscar otro formato de contenidos.

  • No tienes tiempo o dinero

Hace unos meses decidí hacer una pequeña investigación de mercado sobre el tiempo y el dinero que se necesitaban para diseñar infografías online.

Publiqué un anuncio buscando infografistas que me ayudaran con mi trabajo.

Me contestaron casi 80 personas con conocimientos y rangos de precios muy dispares.

No hablaré de los que, en mi humilde opinión, no llegaban al estándar de diseñador de infografías profesional. 

Del resto, entre los que había profesionales de gran calidad, saqué varias conclusiones:

Las infografías son caras 

La más barata costaba aproximadamente 200€.

Por supuesto, hecha a medida, proporcionando el texto y el enfoque creativo.

Ni que decir tiene que si el infografista debe estructurar y redactar información, el precio se dispara.

Las infografías requieren tiempo

Personalmente, me sorprendió lo lentos que son algunos diseñadores. La infografía que puedes ver en este artículo me llevó 4 horas.

Algunos de los infografistas que contactaron conmigo me dijeron que tardaban ¡varias semanas!

Lógicamente, no es lo mismo una infografía sencilla, como la que he diseñado para este post, que otras con datos, gráficos y muchas cifras.

En este tipo de infografías se emplea mucho más tiempo porque son más complejas.

Sin embargo, déjame contarte un secreto profesional: los infografistas tenemos miles de recursos para poder hacer nuestro trabajo más rápido.

Por ejemplo, tengo un archivo con cientos de iconos listos para ser usados, así como tipografías, gamas de colores, gráficos tipo tarta o barras, cuadros, etc.

¡Que no te tomen el pelo!

Diseñar una infografía es complejo, pero tampoco es pintar la Capilla Sixtina.

Si no puedes permitirte encargar 100 infografías online por falta de presupuesto o tiempo, al menos resérvalas para tus momentos estrella, como la presentación de nuevos productos, notas de prensa, estudios internos, resúmenes anuales o contenido esencial.

  • Demasiados datos

Al contrario de lo que la gente piensa, si tienes demasiados datos, una infografía no es la solución.

Los vídeos animados son más fáciles de digerir cuando hay muchos datos que comunicar o incluso, un ebook.

En cualquiera de los dos casos, puedes utilizar las infografías a modo de resumen, pero no como elemento principal donde volcar miles de datos, no funcionará.

  • No tienes historia

¡Gran problema!

¿Sabes qué es el storytelling?

Es una técnica de branding (construcción de marca) que consiste en la creación de un discurso basado en los valores de la empresa, interpretados por el arquetipo que ha elegido como representación de su público objetivo.

Por ejemplo, el storytelling de una marca como Coca-Cola es sencillo: busca la felicidad en las pequeñas cosas y todo saldrá bien.

El storytelling por lo tanto no es el último spot de la marca, sino el concepto, idea o valor que late detrás de cada una de las historias que nos cuenta esta marca.

¿El arquetipo de Coca-Cola?

El Inocente, que encarna los valores de la marca, es decir, la felicidad, la bondad y el buen corazón de las gentes de bien de todo el mundo, sin importar su color, sexo, religión o afiliación política.

Este sencillo ejercicio que he resumido en unas pocas líneas es en realidad un proceso mucho más complejo y estresante que implica a muchos profesionales y del que dependen muchas cosas grandes.

¿Cómo crees que serán las infografías de Coca-Cola?

¿Con colores neutros, serios y tipografías modernas? ¿O con colores vivos, que respiren optimismo y neutralidad para que quepamos todos?

Aunque no lo parezca, el storytelling de la marca tiene mucho que decir a la hora de aplicar una identidad visual u otra.

Y, como es lógico, sin historia, no hay infografía posible.

Sin storytelling claro que marque las pautas de la identidad visual, no hay infografía posible.

  • Tienes mucho contenido 

No debes perder de vista que una infografía es un formato que resume u ofrece las claves sobre un determinado tema. 

Cuando el tema en cuestión es muy amplio, es mejor optar por otro formato, como un post de fondo, un artículo de contenido esencial o un ebook.

Sí, es cierto que las infografías terminan muchas veces descargadas en los ordenadores para que la audiencia las estudie con detenimiento, pero la idea es que puedan ser consumidas en un breve espacio de tiempo.

Por eso, no tiene sentido escribir un Quijote en cada infografía.

Mi combinación favorita, como ha sucedido en este artículo, es la de post + infografía.

Funciona bien porque puedes extenderte en el artículo y la infografía funciona a modo de resumen para llevar.

Además, como he comentado con anterioridad, la infografía suele terminar en redes sociales, donde funciona a modo de reclamo para que los usuarios visiten el blog.

¡El tandem perfecto!

El marketing de contenidos se encuentra librando una importante batalla con dos contendientes que son la cantidad y la calidad. Ambos están implicados en la aparición en España y LATAM de los primeros síntomas de la nueva patología social llamada “fatiga de contenidos”. El exceso de contenido creado, asociado a una merma en la calidad y unido a la incapacidad de...

Consigue PDF gratis

¿Me cuentas cómo te ha ido con las infografías online? ¿Has triunfado o te has estrellado? Te espero en los comentarios para intercambiar opiniones sobre este atractivo formato de contenidos.

¿Te ha gustado este post? Síguenos en RSS y lee más posts interesantes:

RSS
Trabajo creando contenidos para pequeñas y medianas empresas que quieren generar más ventas y llegar a clientes cada vez más interesados en la información y menos por la publicidad invasiva.
Compartir esta entrada
o
2000 es el número máximo de caracteres permitido
buenos dias,
en el core del artículo estoy de acuerdo de la importancia de la infografía, pero en el punto donde expones que pediste presupuesto a "infografistas" creo que dejas de lado ciertos puntos fundamentales cuando contratas aun infografista /ilustrador,

enumera el tipo de persona que pides presupuesto.

si es freelance y tiene cierto nivel como ilustrador su "cache" cuesta más ( lógico, se lo ha ganado) si es freelance lo primero que hay que ver es como esta su agenda y su disponibilidad, dependiendo de la urgencia del proyecto costará más y así ciertos puntos que dejas al aire como el uso de recursos de 3º por lo general y algún que otro hecho por ti anteriormente, pero para ello necesitas de comprar la licencia o el recurso eso lleva un incremento y así todo de forma legal los costes no son elevados, eso sin contar con la mano de obra creatividad y la flexibilidad de ilustrar una historia de una marca que probamente no tenga el mas mínimo conocimiento de ellas más que el que encuentres en 20 min de google.

pero bueno siempre puedes añadir ilustraciones genéricas sin contar nada más que lo escrito internet esta lleno de ello pero ahi esta la diferencia entre profesional y aficionado.
buenos dias.
Carmen Díaz Soloaga
Adrian Fernandez
Hola Adrián, buenos días:

Gracias por comentar. Lo primero que debo aclarar es (si no ha quedado claro) que yo misma soy infografista. La infografía que puedes ver en el artículo ha sido planteada, diseñada, redactada y optimizada por mí.

Como profesional, es más que recomendable saber el precio de lo que ofreces, por eso realicé un estudio de mercado. Dicho estudio pretendía saber si mis precios eran caros o baratos, además de contar con una cartera de profesionales que me pudieran ayudar si algún día tenía un exceso de trabajo.

De tu comentario se desprende que te hubiera gustado que especificara una por una las circunstancias de los infografistas con los que contacté, algo que sería muy poco interesante para el lector medio del artículo.

Evidentemente, cada profesional tiene su forma de trabajar. Unos con más experiencia, otros con menos. Unos tiran de recursos de terceros, otros diseñan uno a uno cada uno de los elementos de la infografía (poco práctico desde mi punto de vista) y así un largo etcétera.

Siento no poder satisfacer tu curiosidad, entre 80 infografistas con los que contacté, había de todo. Si estás interesado en saber precios y el sistema de trabajo de cada uno de ellos, te sugiero que realices el mismo proceso, es muy enriquecedor.

Un saludo,
Carmen Díaz Soloaga
buenas de nuevo,

gracias por contestar, dejas claro que tu eres la autora de la infografía puesto que tardastes 4 horas en hacerla, yo como ilustrador siento discrepar mas en la filosofia que aplicas sobre el fin del estudio de mercado pues el valor de una infografia tiene tantas variables como el artista tenga en uso durante su "creacion" por lo cual si algo es caro o barato es irrelevante mas allá de la falta de valor al trabajo, pues si el artista es un profesional pondra un precio adecuado a su trabajo, evitando siempre entrar en la "carniceria" por el bajo coste.
por otro lado no me sorprende que sea "poco practico" el diseñar cada uno de los elementos, pero dependiendo de las exigencias del cliente si ha de ser original libre de derechos y demas condiciones que propicien la creaccion integra de la infografia, yo soy partidario total de crear mis recursos libres derechos, cosa de ilustradores nos gusta hacer lo nuestro, pero esto va con la filosofia y etica de cada uno,

por otro lado tras 80 infografistas, seguro que por lo menos encontrarias un patron de requisitos deadlines, tipos de pago, cola de espera etc...

mi curiosidad esta mas que satisfecha, y no necesito saber precios ni el sistema de trabajo que llevo aplicando 12 años.

pd: no conozco diseñador que tarde semanas en realizar una infografia, sera que estubiera cargado de trabajo o simplemente no le interesaba el proyecto y te dilato el tiempo por no cerrarse una puerta?.

otro saludo.
Natalia de la Peña Frade
Muy buen post y espectacular infografía, como siempre, Carmen :-) Mi combinación favorita también es post+infografía (aunque no tengo tu arte), pero últimamente estoy intentando introducir vídeos: es lo que la gente parece preferir.

De todas formas, cada formato juega una función diferente. Como bien dices, las infografías son excelentes elementos pedagógicos y un gran recurso para ganar visibilidad en Redes Sociales si están bien diseñadas. Tus infografías siempre incluyen un storytelling potente y eso es algo de lo que aprender.

Comparto el post, ¡es muy inspirador!

Un abrazo,
Carmen Díaz Soloaga
Natalia de la Peña Frade
Hola Natalia,

Muchas gracias por tu comentario. Efectivamente, el vídeo es un recurso que no podemos obviar. Lamentablemente, el precio es alto, por lo que las infografías son la alternativa más económica para completar el mix de formatos, especialmente cuando el producto requiere explicaciones o pedagogía. Seguiré apostando por ellas porque personalmente me han dado mucha visibilidad en redes sociales, pero es verdad que no son para todo el mundo.

Gracias de nuevo por tu comentario, compañera.

Un abrazo,