logo-small

¿Qué relación existe entre el knowmad y el marketing digital?

76
Wow-Score
La Wow-Score muestra si una entrada de un blog crea o no interacción. Se calcula en base a la correlación entre el tiempo de lectura activo de los usuarios, su velocidad de desplazamiento y la longitud del artículo.
Leer más

¿Qué relación existe entre el knowmad y el marketing digital?

Álvaro Vázquez Chimeno
¿Qué relación existe entre el knowmad y el marketing digital?

Los Knowmads, el marketing digital y las empresas del futuro… ¿o del presente?

La pregunta más importante no es qué es un knowmad, sino cómo se relacionan y cómo interaccionan con las empresas.

Y, siendo más específico, ¿qué relación guarda el knowmad con la disciplina del marketing online o qué papel puede llegar a desempeñar dentro de una compañía?

¿Eres tú un knowmad?

¿Son los knowmads los trabajadores del futuro como se dice? ¿O son, en realidad, los trabajadores del presente?

Knowmad, ¿qué significa?

Knowmad significa “nómada del conocimiento”.

Puede parecer, así a simple vista, que es un concepto novedoso pero, en realidad, es una figura que siempre ha existido en mayor o menor medida.

Peter Drucker, el maestro de maestros en marketing, ya habló de la figura del trabajador del conocimiento en los años 70, de la que dijo sería el trabajador más preciado de las empresas en el siglo XXI.

Y vaya, lo clavó.

Efectivamente, se refería al tipo de trabajador que trabaja y transporta su conocimiento, un conocimiento que inspira y que mejora las compañías.

Es importante este cambio de prisma, porque el trabajador deja de ser un coste para ser un activo.

Y, además, un activo que va a hacer que una compañía sea mejor empresa.

Entonces, ¿no es este tipo de trabajador la versión antigua de lo que hoy se llaman Knowmads?

Eso es, los knowmads son los trabajadores del conocimiento del siglo XXI que, confluyendo con la digitalización, son capaces de sacar rendimiento a ese conocimiento que portan creativa, técnica y emocionalmente.

Digo, emocionalmente, porque los knowmads aspiran a trabajar en organizaciones que los respeten y que estén alineadas con sus ideales y aspiraciones.

Pero…, ¿cómo hemos llegado hasta aquí?

¿Qué ha provocado este cambio de mentalidad y de modelo?

De la sociedad 1.0. a la knowmad Society

No es casualidad que, hoy día, los trabajadores freelance relacionados con el entorno digital estén más solicitados que nunca.

Tampoco lo es el hecho de que las empresas externalicen servicios que dejan en manos de profesionales del conocimiento que saben que harán un buen trabajo y con los que, además, van a ahorrar costes.

La globalización, la digitalización y la democratización del saber tienen la culpa.

Y, cómo no, la fuerte crisis económica que ha impactado directamente en los modelos de producción de antaño y en las estructuras tradicionales.

Las compañías piensan: “¿por qué soportar una estructura de costes tradicional cuando puedo contratar al profesional que necesite en el momento que necesite?

El knowmad, por su parte piensa: “puedo trabajar desde cualquier lugar del mundo con una conexión a Internet y ser libre”.

Y este es el punto en el que estamos.

Acuérdate bien de esta fecha: año 2020, año en el que Google estima que casi toda la población mundial tendrá acceso a Internet.

¡Bienvenido a la era de la hiperconectividad!

¿Qué piensas que sucederá con los knowmads?

Éstos no sólo aumentarán en número y en competencia (piensa en players que entrarán a competir como Asia), sino que más de la mitad de los empleos que conocemos hoy día desaparecerán.

Y, de nuevo, la pregunta: ¿qué nos hemos perdido?

John M. Moravec, el creador del término Knowmad, lo explica muy bien es su artículo Repensando el desarrollo del capital humano en la sociedad Knowmad, en el que centra este cambio en tres marcos: el paso de la Sociedad 1.0 a la 2.0. y ésta a la actual, la de los trabajadores del conocimiento.

  • Sociedad 1.0. La sociedad industrial

Funcionó hasta finales del siglo XX.

La sociedad 1.0 o sociedad industrial estaba basada en la industria, en las jerarquías y en la familia.

La transmisión del conocimiento se llevaba a cabo de manera familiar (de padres a hijos) y funcionó correctamente hasta que las clases intelectuales comenzaron a cuestionar esta industrialización.

  • Sociedad 2.0. La democratización del conocimiento

A principios del siglo XX no bastaba con tener información industrializada.

La información tenía que ser interpretada porque eso es lo que en realidad genera valor, la interpretación del dato.

Es en este momento, donde cobra relevancia el trabajador del conocimiento que gestiona esta información y que, además, la comparte.

Y no de cualquier manera, sino a través de sistemas complejos e interconectados.

Si, a todo esto, sumamos los fuertes avances tecnológicos del XX con un claro impacto en la manera y en las herramientas relativas a la comunicación, obtenemos un multiplicador exponencial.

Internet, el fenómeno de la globalización y la web 2.0. hacen estallar esta visión nueva del conocimiento, donde todo se comparte y se democratiza.

  • Sociedad 3.0. o la sociedad Knowmad

En esta sociedad suceden dos fenómenos importantes:

  1. La velocidad vertiginosa con que se desarrolla la tecnología. 
  2. El abaratamiento de la producción.

Y, al mismo tiempo, la evolución de la democratización del conocimiento que cada vez es más horizontal, herencia de la sociedad 2.0.

De la sociedad 1.0. a la 3.0. - Qué es un knowmad

En esa nueva sociedad, se tratar de globalizar e interactuar, se ha roto con el concepto de jerarquía.

Y es en este contexto en el que se desarrolla el Knowmad.

Las empresas, los knowmads y el marketing digital

En esta nueva sociedad que es la actual, simplemente, algunas personas y empresas ya trabajan así y otras se están adaptando, no es raro encontrar a trabajadores de diferentes disciplinas conversando.

Y es más, no se necesita un espacio físico. Sólo estar conectados.

¿Qué sucede cuando diferentes personas, con distintas disciplinas conversan?

Que crean e innovan.

Y este es el contexto en el que nos encontramos: en un contexto lleno de trabajadores del conocimiento que no cesan de generar valor a las empresas y, cómo no, a la sociedad.

Ya he escrito en alguna otra ocasión sobre las  características de los knowmads pero baste decir que son creativos, flexibles y muy digitales para comprender su esencia.

Por tanto, casan a la perfección con cualquier tema relacionado con el marketing online.

Da un paseo por Internet, el sector está lleno de nómadas del conocimiento: especialistas en SEO, copywriters, gestores de contenido, programadores, diseñadores.

Son profesionales que conocen su valor y aportan soluciones cualificadas a empresas que necesitan de su conocimiento.

El abaratamiento de las tecnologías y la posibilidad de montar negocios a través de Internet con relativa facilidad hace viable y necesaria (ya que un negocio nuevo nunca podría pagar los servicios de una agencia tradicional) la figura de este freelance reconvertido.

Las nuevas empresas lo prefieren y el knowmad también, pues no queda atado a ningún contrato ni a espacio alguno.

Si en el año 2020 de verdad el 90% de la población mundial estará contectada a Internet, el índice de empleabilidad de este tipo de trabajador se disparará y más, en todo lo referente al marketing online.

¿Y las empresas?

¿Qué pasa con ellas?

Lo estamos viviendo en nuestra propia piel.

Las empresas cada vez más utilizan trabajadores externos de manera directa para desarrollar productos o realizar proyectos, son cada vez más empresas knowmads.

Es lo lógico en una sociedad en la que las compañías cada vez son más etéreas y líquidas y se toman su papel no sólo como el de fábrica de hacer dinero, sino como el de una organización en la que confluyen ideas y personas.

Esto quiere decir que para competir, para atraer a este nuevo trabajador, han de conversar horizontalmente con él.

Los Knowmads no entienden de jerarquías, sí de colaboración y transversalidad. Si quieren atraerlos, tendrán que respetarlos. 

Pudiera parecer que las estructuras tradicionales no sirven en este cambio de paradigma, pero nada más lejos de la realidad. 

Las estructuras tradicionales se integran a la perfección en este nuevo modelo, donde cualquier lugar puede servir como sala de reunión y de generación de ideas.

En todo caso, esperaremos hasta el año 2020 para comprobarlo de primera mano, aunque ya puedes encontrarlos reunidos en alguna cafetería o en el hall de un hotel, transformando la manera de trabajar y de relacionarse. 

En definitiva, los distinguirás porque los verás co-creando con otros.

Descarga

Y tú, ¿eres o aspiras a ser un knowmad? 

He combinado, no sé de qué manera, la economía, la filología y el marketing. Creo que el mundo puede cambiarse a través de las empresas y que sólo hay una manera de hacerlo, colaborando.
Además de eso, soy Digital Marketing Manager en la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, Social Media Manager en la startup HotelYou y CEO de DDigitales, la no agencia de marketing online, donde ayudo a pequeñas y medianas empresas a definir estrategias de marketing digital.
Compartir esta entrada
o
2000 es el número máximo de caracteres permitido
Asya Senicheva
Hola Álvaro! muchas gracias por este artículo. Me ha gustado mucho el análisis socio-económico del concepto knowmad que haces. Aunque me pareció bastante superficial este análisis desde el punto de vista científico, creo que para el blog de marketing digital es profundo :) lamentablemente, según lo que veo en muchos blogs, los autores no aplican teorías y datos científicos de sociología, antropología, economía y etc. Creo que este fue el primer post dónde lo vi :) si me puedes aconsejar unos blogs dónde se puede encontrar posts como este, te lo agradecería mucho :)
Álvaro Vázquez Chimeno
Asya Senicheva
Asya, gracias por el comentario.
Como comenté a Oriol, hay un libro de Raquel Roca muy interesante. Y también te recomiendo que visites la web https://educationfutures.com/knowmad/ donde encontrarás muchos recursos e información respecto al tema.
Un abrazo.
Oriol
Nunca suelo dejar comentarios, pero encuentro este tema realmente interesante, enhorabuena por la publicación!
Álvaro Vázquez Chimeno
Gracias a ti Oriol. La verdad es que el tema de los Knowmads es muy interesante. Si te interesa el tema, hay un libro de Raquel Roca muy interesante que se llama Knowmads: los trabajadores del futuro :)
Felicidades por el artículo Álvaro:
La verdad que me he sentido muy identificado y creo que el futuro está en un nuevo modelo de trabajador... No estoy tan conforme con los motivos que expones para que una empresa fiche o no a freelance; ya que hoy en día hay quien lo hace por aportar conocimientos y quién lo hace por ahorrarse costes o evitar derechos del trabajador.
Sea de una manera u otra, en lo que sí coincido, es que en medios como el digital, es necesario que el conocimiento del trabajador siempre este creciendo.
El primer motivo es por necesidad; ya que el ritmo de cambios es, como todos vemos, vertiginoso... Y en segundo lugar a que si quieres mejorar en tu profesión, siempre has de aumentar tus conocimientos, de forma horizontal y vertical.
Felicidades por el artículo, seguiré atento a los próximo
Álvaro Vázquez Chimeno
Iván Peligros Blanco
Gracias Iván.
Creo que, efectivamente, la ética y la percepción del trabajador como un activo y no como un coste es el siguiente paso que debe dar cualquier compañía.
De hecho, al publicar este post hice una pequeña reflexión en Linkedin sobre el tema, porque me parece muy importante que las empresas modifiquen sus estructuras no sólo en función de los costes: https://www.linkedin.com/post/edit/los-knowmads-el-marketing-online-y-las-empresas-v%C3%A1zquez-chimeno
No obstante, no sólo debemos exigir movilidad y transformación a las compañías; sino también a los trabajadores.
Gracias por comentar :)
Álvaro Vázquez Chimeno
Hola Alicia, mil gracias a vosotros por la oportunidad.
Respecto a tu pregunta creo que vende humos siempre ha habido y también lamentablemente los habrá. Pero la democratización del conocimiento es siempre algo para celebrar, cuanto más formados estemos menos lugar para los vende humos.
Por otro lado, creo que también es una cuestión ética. No hay que engañar ni al consumidor ni a los clientes si damos un servicio. Creo firmemente que el espíritu knowmad se basa en la colaboración y en la honestidad.
Desde luego yo en DDigitales trabajo de esta manera.
¡Un beso!
Alicia Rodríguez
Hola Álvaro, lo primero felicidades por el estreno en el blog de SEMrush. Quería hacerte una pregunta. En el post hablas de la democratización del saber, ¿crees que esta democratización es una de las razones de que proliferen los profesionales vende humos? Entiendo que esto sería , en cierto modo, perjudicial para la imagen de los knowmads ¿cierto? Gracias.
Have a Suggestion?