logo-small logo-small_halloween

¡Malas prácticas en email marketing que deberías evitar!

99
Wow-Score
La Wow-Score muestra si una entrada de un blog crea o no interacción. Se calcula en base a la correlación entre el tiempo de lectura activo de los usuarios, su velocidad de desplazamiento y la longitud del artículo.
Leer más

¡Malas prácticas en email marketing que deberías evitar!

Erika Martin
¡Malas prácticas en email marketing que deberías evitar!

Desde hace unos cuantos meses estoy observando que las malas prácticas en email marketing son cada vez más frecuentes.

De hecho, veo que las estrategias de email marketing tienden a ser cada vez más intrusivas, agresivas y poco originales.

Pensaba que era una impresión personal.

Sin embargo, a raíz del Twitter Chat de SoMeChatES sobre las buenas maneras en Social Media y de comentarios en grupos de Facebook hablando sobre este tema, me he dado cuenta de que no soy la única que tiene esta sensación.

¿Quién no ha visto el típico pop-up para que te suscribas a una newsletter a cambio de un eBook gratis?

Ojo, entiendo que hay que lanzar un lead magnet para conseguir suscriptores y ofertas limitadas en el tiempo para que el suscriptor no se lo piense mucho.

El problema es cuando todo el mundo hace exactamente lo mismo.

He llegado a pensar que todos comparten la misma plantilla de correo y que solo cambian el título del infoproducto o el curso que están ofreciendo…

¡Nah! Es broma, estoy exagerando con la plantilla, será que a uno le ha funcionado y los demás han copiado la idea.

El caso es que en esos correos parece que el único objetivo es vender.

Cuando se hace de forma reiterada, son cansinos y poco creativos, logrando que los suscriptores salgan corriendo (no abran correos o se den de baja).

Llámame antigua, pero yo me quedé en los tiempos en que los objetivos de una newsletter eran para:

  • Ofrecer contenido de valor e interesante.
  • Generar confianza al lector y fidelizarle.
  • Ser sutiles con las promociones, descuentos, servicios, etc.

En este post te iré poniendo ejemplos de estas estrategias de email marketing agresivo que empiezan a popularizarse, a pesar de ser molestas en ciertos casos.  

No pretendo sentar cátedra ni ofender a nadie, todo lo contrario.

Es solo que estoy confusa y voy a reflexionar, en tono humorístico, sobre algunas de estas tendencias intrusivas en email marketing.

Malas prácticas en email marketing que ves a diario

► Captación de suscriptores 

  • Suscríbete a mi blog y recibirás un eBook gratis 

Entras en una web y te salta al segundo un pop-up pidiendo que te registres en la newsletter porque ¡oh, oh! te regalan un libro.

Sí, lo sé.

Se dice por ahí que estos formularios convierten mucho y que la gente se apunta sin dudarlo. 

Debo ser muy rara porque, en mi caso, prefiero echar primero un vistazo a la web/blog y si lo que encuentro me parece interesante, quizás me suscriba.

El peligro que le veo a esta táctica es que tendrás muchos suscriptores que:

  • Se apuntan solo por el eBook y luego ya no vuelven a abrir un email en la vida.
  • Después de descargarlo se dan de baja de la suscripción.

Insisto, es mi opinión personal.

Es como si no hubiera otras opciones de lead magnet, por ejemplo:

  • Una consultoría gratuita de x minutos para resolver dudas, demostrar lo que sabes y fidelizar.
  • Un mini curso de varios emails planificados con el Automation de Mailrelay, Mailchimp, etc.
  • Una invitación a un webinar exclusivo solo para suscriptores.
  • Dame tu teléfono y tu dirección postal 

Otros formularios solicitan el teléfono e incluso la dirección de tu casa.

¿Qué harán con estos datos?

¿Campañas de telemarketing?

¿Enviarte sms y whatsapps promocionales?

¿Llenarte el buzón de casa con folletos de publicidad?

¿Venderlos a terceros?

  • Email sin consentimiento 

Por ejemplo, ves en la barra lateral de la web que ofrecen un ebook, rellenas el formulario, te descargas el libro y ese mismo día empiezas a recibir correos … no, no perdona, una cosa es estar interesado en un eBook y otra que me empieces a enviar newsletters.

Lo mismo sucede con los webinars.

Te apuntas a uno y al día siguiente empiezas a recibir correos promocionales de esa empresa o marca profesional... que no, que solo te di mi email para poder asistir al webinar, no para recibir newsletters.

  • Comprar listas de direcciones de emails 

Este es todo un clásico.

No entiendo por qué empresas, marcas profesionales y bloggers hacen esto.

Bueno, miento, sí lo sé.

Es porque alguien dijo “cuántos más suscriptores, más ingresos”.

Lo malo es que ese alguien se le olvidó mencionar que el envío masivo de emails sin el consentimiento de los destinatarios es spam y que muchas direcciones de esa base de datos comprada, están probablemente desactualizadas. 

El 54% del tráfico mundial de correos electrónicos fue considerado Spam en el primer trimestre del 2016. Fuente Karpersky

El resultado de estas prácticas puede ser:

  • Molestar a las personas que no se suscribieron a tu blog (spam).
  • Tasas de apertura bajas y graymail.
  • Bajo porcentaje de clics en los enlaces.
  • Que los servidores de correo te detecten en sus Spam Traps.
  • Que la reputación de tu dominio se vea afectada.

► Asunto del correo 

Que hay que escribir títulos llamativos para conseguir que los suscriptores abran el correo, es algo que todos sabemos.

Para hacer títulos creativos hay millones de tutoriales y plantillas gratis en internet.

A pesar de estas guías paso a paso, muchos continúan siendo poco originales.

Entiendo que uno esté poco inspirado.

A mí también me pasa.

Sin embargo, eso no es excusa para esforzarse un poco.

Por ejemplo, se puede insertar el nombre de pila del destinatario o un emoji en el titular y dar un toque personalizado y un puntito de originalidad. 

En otras ocasiones, también es importante evitar utilizar ciertas palabras que te mandarán directamente a la carpeta de correo no deseado o al spam

Palabras a evitar en los títulos de los correos

► Contenido de la newsletter 

Tenía entendido que el objetivo de la newsletter es aportar valor en los contenidos para, de esta forma, ganar la confianza de los suscriptores, fidelizarlos y convertirlos en clientes.

Siempre pensé que había que escribir contenido fresco y diferente en cada correo, es decir, ir alternando:

  • Resúmenes y links de los posts de nuestro blog.
  • Plantillas gratuitas para descargar.
  • Guías y tutoriales paso a paso.
  • Infografías.

Sin embargo, lo que encuentro en la mayoría de las newsletters que leo son emails que hablan solo de:

  • Las novedades corporativas de la empresa, incluyendo fotos del CEO de turno con los brazos cruzados (esto es postureo, por cierto, 😂)
  • Noticias del sector X en general.
  • Promociones de productos y ventas agresivas con ofertas flash.

Este contenido de carácter general no siempre interesa a los lectores porque no sienten que es algo orientado a sus intereses, sus dudas e inquietudes concretas.

Estas newsletters no ofrecen lo que los suscriptores esperan, dicho de otra forma, no es contenido de calidad para ellos.

El 60% de los suscriptores dejan de abrir los correos por recibir muchos y de contenido irrelevante para ellos. Fuente fED Business School

No solo no es contenido de calidad, sino que al final del correo te suplican que les sigas en las redes sociales o que compartas este contenido con el que no te sientes identificado. 🙄

Me sorprende tanto que algunos no tengan curiosidad por descubrir lo que realmente interesa a sus suscriptores... 

Otros quizás no sepan cómo hacerlo.

La solución es bien sencilla... Se les puede preguntar directamente con encuestas.

► Call to Action

  • Metiendo el dedo en el ojo 

Una newsletter, al igual que cualquier otra campaña de publicidad, debe generar una necesidad en el suscriptor para lograr que convierta.

¿Cómo se consigue?

Tocando en sus emociones: curiosidad, ilusión, deseo …

Algunos también lo llaman dar en el punto de dolor. 

Otros oyeron algo de no sé qué de dolor y se dedican a hacer sangre:

  • Si no te apuntas ya a mi curso, vas a perder la mejor oportunidad de tu vida.
  • Nunca podrás volver a tener acceso a este curso/webinar.
  • Si no te descargas mi ebook, no aprenderás las mejores estrategias de SEO.
  • Adquiere ahora mi guía XX paso a paso y deja de estar en la página de la muerte de Google.
  • Este producto/precio es tan exclusivo que solo estará a la venta hoy.

No entiendo esta estrategia de meter miedo a la gente o hacerles sentir unos fracasados. 

Las emociones positivas logran mayor tasa de conversión. 

  • Urgencia 

Una cosa es hacer una oferta flash para que el suscriptor no se lo piense mucho y otra que cuando abra el correo ya haya caducado.

No solo les haces sentir mal, como he comentado arriba, sino que además les causas estrés. 

Es como si no se tuviera en cuenta que la gente trabaja, que tiene vida offline y que no está las 24 hrs pendiente de las notificaciones del correo.

Hay muchas personas que tienen incluso las notificaciones desactivadas en su móvil o en su programa de correo para evitar distracciones mientras trabajan.

Por tanto, no ven en tiempo real esas comunicaciones, es muy posible que lean los correos horas o días después.

Eso es lo que me ocurrió a recientemente con un correo, en el que me invitaban a un webinar que iba a empezar en menos de una hora. 

Cuando lo abrí unas horas después para leerlo ya era tarde puesto que ya había pasado la primera y última oportunidad de apuntarme a ese webinar.

En los días anteriores, no recibí otro correo previo avisándome de que se iba a celebrar esta sesión para abrirme los ojos. 

¿Sabes qué pensé cuando lo leí?

Que al remitente se le había echado el tiempo encima y que había planificado mal su trabajo. 

Más allá de mi opinión personal, el hecho es que no todo el mundo puede reprogramar su agenda de trabajo o su vida en media hora para asistir a un webinar.

¿Qué haces?

¿Llamas a un cliente y le cancelas la reunión que tenías con él para asistir a un webinar donde te van a persuadir para que después te apuntes a otro curso de pago con un super descuento de precio que caduca en 2 horas?

¿Anulas la cita con el médico?

¿No vas a recoger a los niños del colegio? 

► Día y hora de los correos 

Algún iluminado dijo que los mejores días de la semana para enviar correos son de martes a jueves a eso de las 10:00 AM.

Y ahí tienes a todo el mundo, como borregos, enviando newsletters a la misma hora.

¡Ojo! a esto también se han sumado los de los webinars.

No sé si te has dado cuenta que ahora la mayoría son a las 11:00 AM entre semana. 

El caso es que, con ese bombardeo de correos, el suscriptor abre el inbox y ve 17 newsletters recibidas a la misma hora.

Lo más probable es que las elimine todas sin abrir para no tener su bandeja de entrada saturada.

El día tiene 24 hrs.

Menuda revelación acabo de hacerte ¿eh? jajaja

Lo que quiero decir es que las newsletters también se pueden enviar a primera hora de la mañana o por la tarde-noche.

Quizás te lleves una grata sorpresa mandando correos a horas que nadie más lo hace 😉

Es importante conocer a tu suscriptor e imaginar qué estará haciendo a la hora que tienes pensado enviar la newsletter.

El mío, por ejemplo, son personas que trabajan en una oficina.

Sé que de 09:00 a 18:00 no van a poder leer mis correos porque están trabajando, en reuniones o tienen a su jefe vigilándoles desde la mesa de al lado.

¿Qué hago?

Voy probando distintos horarios de envío:

  • Antes de que entren a trabajar para que los lean en el metro o autobús camino a su lugar de trabajo.
  • Sobre las 18:30 para que los lean de vuelta a casa.
  • Por la noche cuando estén relajados viendo la tele después de cenar.

open rate y click rate newsletter anecdotas de secretarias

Como ves en la imagen, el correo con mayor tasa de apertura (65,71%) y click rate (42,86%) fue enviado a las 22:30.

Haciendo pruebas y mirando las estadísticas puedes ir optimizando la fecha y hora de envío de newsletters, según el interés mostrado por tus suscriptores.

► Frecuencia de los correos 

Si tienes una frecuencia fija en la que envías tus correos siempre los mismos días, al final terminarás acostumbrándoles y creándoles el hábito de mirar su bandeja de entrada en ese día porque saben que les has escrito algo. 

Los humanos somos seres de costumbres. 

La pena es que dentro de esta frecuencia hay empresas y marcas profesionales que se piensan que cuantos más correos envíen mejor.

Terminan volviéndose muy pesados 😄

No se limitan a enviarte un correo al día.

Algunos te envían 2 ó 3.

Hace poco compré una entrada para asistir a un evento.

Después de recibir la confirmación del registro con el pase para entrar en el evento, empecé a recibir todos los días 2 correos. 

¡Atención!

No eran informando de las actividades, conferencias, networkings, etc del evento.

No, todos esos correos eran para pedirme que comprara la entrada. 

Además de insistentes y repetitivos, no se molestaron en segmentar suscriptores.

¡Error! 

La misma semana del evento, me seguían escribiendo para comprar la entrada que ya tenía desde un mes antes.

► Autoresponders

A los suscriptores hay que cuidarlos y mimarlos.

Una forma de hacerlo es mediante los autoresponders, porque ayudan a crear buena sintonía con ellos.

Sin embargo, se suelen utilizar solo para confirmar la suscripción a la newsletter con correos de bienvenida, olvidando que hay otras opciones con las que puedes lograr fidelizarlos:

  • Felicitaciones de cumpleaños.
  • Felicitación de aniversario de suscripción.
  • Felicitación de fechas festivas (Navidad, Año Nuevo, etc).
  • Correo emotivo y original cuando alguien se da de baja de la suscripción.

El listado de opciones es tan amplio como tu talento creativo 😉

► Programación de las newsletters 

Una de las cosas que más me fastidian, son esos que programan las newsletters sin fijarse en la fecha o día concreta en la que cae un correo.

Lo mismo ocurre con las publicaciones en las redes sociales.

Por ejemplo, estas Navidades recibí varios correos de los de “apúntate a mi curso” el día 25/12 y el 01/01.

Te confieso que me enfadé bastante y me di de baja. Me pareció tan ruin … 

Lo comenté más arriba, nunca está de más imaginar qué estará haciendo el suscriptor en el momento en el que tienes pensando enviar la newsletter. 

En mi caso, el 25/12 estaba abriendo los regalos de Papa Noel y el 01/01 recuperándome de la fiesta de Nochevieja. 

The money is in the list …

Sí, el dinero está en la lista, siempre y cuando seas respetuoso. 

Reprogramar la fecha de un correo es solo hacer un par de clics.

Es tan fácil que hasta yo lo hago y eso que soy rubia.

No pasa nada porque un día dejes las ventas y tengas otro tipo de detalles con tus suscriptores.

Te prometo que lograrás más simpatías y que quizás conviertan más adelante.

Esta es la táctica que ha utilizado El Corte Inglés toda la vida.

¿Recuerdas lo contentos que se ponían nuestros padres y abuelos cuando recibían una tarjeta de felicitación por su cumpleaños o en Navidad?

Los pequeños detalles cuentan mucho para ganarte al cliente.

► Merge Tag 

¿Quién no ha recibido alguna vez un correo genérico, sin personalizar y se ha sentido un suscriptor más de la lista?

"Estimado cliente, ponemos en su conocimiento que acabamos de lanzar nuestro nuevo producto. Es estupendo y maravilloso y además le va a salvar la vida. Tiene solo 45 minutos para comprarlo a mitad de precio, utilizando este código de promoción". 

¿Tanto cuesta insertar estas etiquetas en el título y a lo largo del texto para personalizarlo y hacer sentir especial a esa persona?

Los correos que incluyen merge tags tienen mayores índices de conversión 

► ¿Dónde me puedo dar de baja?

No es nada extraño encontrarse con newsletters en donde no te dan la posibilidad de darte de baja por no incluir el enlace para poder hacerlo.

Tampoco les puedes escribir un email, solicitando que lo hagan ellos por ti, porque la única dirección de correo que aparece es noresponder@midominio.com

Esto último tiene una desventaja adicional.

Si alguien necesita contactar contigo para solicitar información sobre tus productos o servicios, no podrá hacerlo. 

Los correos con el nombre de una persona como remitente, consiguen mayores tasas de interacción.

Conclusión 

No se trata de conseguir millones de suscriptores y bombardearles con correos genéricos ofreciendo promociones gratis o descuentos limitados en el tiempo, pensando que así vas a conseguir colocarles tus servicios y ya está. 

El objetivo, si no me equivoco, es encontrar a tu cliente ideal, demostrarle que eres experto en el tema que a él le preocupa y ganarte su confianza, gracias a un contenido de calidad que sí le interese a él. 

De esta forma:

  • Se suscribirá a tu lista.
  • Se leerá tus correos.
  • Contratará tus servicios.

Tener millones de direcciones de correos electrónicos no te garantiza ventas per sé.

Al contrario, puede perjudicarte, afectando a tu reputación profesional e incluso a la de tu dominio (por spammer).

Fíjate en la tasa de apertura de tus correos.

Analiza si los estás enviado a direcciones erróneas, te están haciendo graymail, te has convertido en spammer oficial y si tus titulares y contenidos no generan curiosidad a los suscriptores.

¿Qué piensas?

¿Me he quedado obsoleta en mis planteamientos de email marketing? 

Descarga

¿Debo empezar ya a atosigar a mis suscriptores con las malas prácticas en email marketing comentadas a lo largo de este artículo? 😉

Creadora de Anécdotas de Secretarias. Allí te cuento historias llenas de humor e ironía sobre el día a día en la oficina, con las que te sentirás 100% identificado. Disfruto con el storytelling, el branding y la comunicación digital.
Compartir esta entrada
o
2000 es el número máximo de caracteres permitido
Enhorabuena por este post Erika. ¡Que de verdades has soltado!
Ha llegado un punto de confusión en el email marketing, que yo he llegado a recibir correos donde el interesado me abría el hilo diciendo:
"...aquí vengo para darte por última vez el coñazo..."
A ver...Esto en boca de un profesional que está enfocandose en vender un producto...pues que te digo yo, a mi no me da muy buena impresión . Tanto por el lenguaje en sí, que ya es cercano y confiado de más, como por el reconocimiento de pecar de cansinos.

Creo que es necesario pararse y revisar un poco las estrategias, porque sino acabaran por hacernos indiferentes en vez de atraernos.
Es complicado, pero con esta recopilación podemos orientarnos muy bien. Muchas gracias por compartir.
Un abrazo.
Erika Martin
Marysol Martyn
Hola Marysol,
desde luego mejor ejemplo de mala práctica no podías haber puesto, al menos en mi opinión. Una cosa es dejar atrás el tratamiento de Usted y dirigirte de tú al suscriptor y otra bien distinta es dar por hecho que eres su "coleguita".
Como bien dices, esa frase es demasiado informal. Intenta lo de la urgencia y el miedo con el "por última vez". Y lo que consigue es dar imagen de pesado y, yo diría, que hasta desesperación por vender (es mi punto de vista, claro).
Gracias a ti por compartir este ejemplo y por la reflexión que lanzas. Aunque es complicado el email marketing, hay que revisar y replantearse las estrategias de vez en cuando.
Un abrazo
Buen artículo saludos desde Venezuela
Erika Martin
Jose Gonzalez
¡Gracias, Jose!
Saludos desde Madrid :-)
Es una excelente recopilación de conceptos y practicas que impiden atraer un número selecto de suscriptores, interesados en determinado proyecto. Felicitaciones.
Erika Martin
Benedicto HURTADO CASTELLON
¡Muchas gracias, Benedicto!
Excelente artículo. Un buen repaso por puntos muy importantes dentro de las estrategias de email marketing. Coincido con todo, sobre todo con el miedo, estrés urgencia que últimamente nos crean en todas estas notificaciones.....¡ terroríficas! Gracias por compartir.
Erika Martin
Sejimenez
Hola Sejimenez,

confieso que soy una de esas personas que tiene las notificaciones de los correos entrantes desactivadas y que leo las newsletters horas o días después de recibirlas. Me da muuuucha rabia lo de las "urgencias" porque muchas me entero cuando ya han caducado. Tu lo has dicho, es "terrorífico" :-)

Gracias por tu comentario
Alimey Díaz
Querida Erika: me encantó tu artículo. Y me ha dado muy buenas ideas. Acá hacemos la revista digital Predictiva21 y debemos tener mucho cuidado con nuestras campañas mail marketing. Tu artículo me parece fantástico. Muchísimas gracias, y éxitos!
Erika Martin
Alimey Díaz
Hola Alimey,

me alegro de haberte dado alguna idea para tus campañas de email marketing y de que te haya parecido interesante el artículo.

Gracias a ti por leerlo y muchos éxitos para Predicitiva21.
Carolina Lacruz
Hola Erika,
hay malas prácticas pero por otra parte es que no se sabe cómo acertar. No se puede estar al gusto de todos de ninguna manera.
Ha estado bien la recopilación.
Un abrazo :)
Erika Martin
Carolina Lacruz
Hola Carolina,

Tienes toda la razón, es muy difícil acertar y nunca llueve a gusto de todos. Las pruebas, emails con contenido de calidad para los lectores, las encuestas y las estadísticas ayudan mucho para saber qué es lo que les interesa. Aun así, alguno se dará de baja, pero mejor que sea un porcentaje bajo que no uno alto.

Muchas gracias por el comentario :-) ¡Un abrazo grande!
Carlos Miñana
Bueno, bueno y bueno. Parece que cada vez somos menos los que vemos que hay ciertas prácticas que no nos gustan.

Principalmente destacaré tu punto uno, algo en lo que estoy de acuerdo contigo al 100%, al lector/usuario/consumidor le tenemos que atraer, enamorar y seducir por medio de nuestro contenido no por el ofrecimiento de algo gratis. ¿Qué más complicado? ¿Qué cuesta más? Nadie dijo que esto fuera fácil, pero sin lugar a dudas los suscriptores que conseguirás serán de una mayor calidad. Calidad frente a cantidad.

Enhorabuena por el post y por mojarte, da gusto leer cosas como estas.
Erika Martin
Carlos Miñana
Hola Carlos,

Cuanto me alegro de saber que cada vez hay más personas a las que no les gustan algunas de estas prácticas, que ya había llegado a pensar que era yo la “rarita”.

Yo aquí escribiendo un post largo y vas tú y me lo resumes en 2 frases: “atraer, enamorar y seducir” y "calidad frente a cantidad". Más claro, agua, jajaja. Y es que un buen contenido en el blog, en la web o incluso en los perfiles sociales, son tu mejor carta de presentación para captar leads de calidad y conversiones.

Me ha hecho mucha ilusión leer tu comentario, Carlos. Mil gracias.
Erika Martin
Muchísimas gracias, Ana, me alegra que te haya parecido interesante el artículo y que compartas mi punto de vista.
Es verdad, algunos de los puntos son obvios. Quiero pensar que los pasamos por alto en nuestras estrategias porque estamos a mil cosas y se nos olvida tenerlos en cuenta.
Saludos y mucha suerte para ti también
Erika
Simplemente... ¡Genial!
Enhorabuena por el post Erika.
Estoy completamente de acuerdo contigo, muchas de las cosas que comentas son tan obvias que no se como las gente no las pone en marcha.
Saludos y suerte en tus proyectos.
ANA
Carmen Díaz Soloaga
Menudo repaso, Erika. Confieso que peco de algunos de estos errores, aunque también veo que acierto en algunas cosas de las que recomiendas. Me quedo como lo más importante de tu post, la idea de luchar por no hacer lo mismo que todo el mundo y con lo de no ser pesada. Además, tengo una pregunta. Hay personas que creen que con hacer un envío al mes es suficiente. A mi me parece realmente muy poco, ¿cuál es tu opinión? ¿Puede una empresa permitirse una frecuencia tan baja y ver resultados?

Muchas gracias por otro de tus post llenos de inspiración.
Erika Martin
Carmen Díaz Soloaga
Hola Carmen,

Lo malo de hacer lo que todo el mundo es que al final no te diferencias de los demás y te conviertes en un más del montón. Corriendo además el peligro de llegar a saturar a los suscriptores.

Pienso que se puede hacer un envío al mes y tener buenos resultados. Si acostumbras a tus lectores a esa frecuencia (pej se lo puedes comentar en el email de bienvenida) y el contenido realmente es de calidad y responde a sus intereses, creo que no tiene por qué afectar negativamente a los resultados.

Lo importante con la frecuencia es ser constante en el ritmo de los envíos (semanal, quincenal, mensual) para llegar a crear esa rutina en el suscriptor.

De todas formas, no es fácil. Hay que hacer muchos test de “prueba-error” y estar atento a las estadísticas. A algunos les puede ir muy bien con envíos diarios y a otros con mensuales. Eso sí, más espaciados el tiempo no, que si no se olvidan de ti.

Muchas gracias a ti por tu pregunta y comentario.
Saludos