Enviar un artículo
Ir a blog

¿Qué es un adblock y cómo puede perjudicar a tu estrategia de contenidos?

78
Wow-Score
La Wow-Score muestra si una entrada de un blog crea o no interacción. Se calcula en base a la correlación entre el tiempo de lectura activo de los usuarios, su velocidad de desplazamiento y la longitud del artículo.

¿Qué es un adblock y cómo puede perjudicar a tu estrategia de contenidos?

Jose Facchin
¿Qué es un adblock y cómo puede perjudicar a tu estrategia de contenidos?

En el mundo online, a menudo, nos encontramos con muchos sitios web que ofrecen una infinidad de contenidos informativos o recursos “gratuitos”.

Ellas son plataformas digitales que se financian a través de la publicidad.

Un ejemplo claro de ello, son las actuales revistas y periódicos digitales o las páginas para descargar Apps, programas informáticos, imágenes, etcétera.

No es una novedad, que dichas plataformas viven casi literalmente de los anuncios que muestran en sus sitios.

Pero, este tipo de anuncios, en ocasiones están mal segmentados y son tan intrusivos que llegan a ser una molestia para muchos de los usuarios que consumen los contenidos de esos sitios.

Buscando evitar este tipo de anuncios intrusivos (o el spam publicitario), es que surgieron los “Adblocks”.

Por ello, en este artículo quiero explicarte qué son exactamente los Adblocks y qué tipos de problemas pueden ocasionar al contenido de tu sitio web, aunque no estés haciendo publicidad en él.

¿Qué es un adblock?

Un Adblock es un pequeño programa o plugin que te puedes descargar e instalar en tu navegador web, el mismo te permite bloquear la publicidad que te aparece según vas navegando por Internet (tanto en ordenadores como en dispositivos móviles).

Dependiendo del tipo de bloqueador que estés utilizando, podrás bloquear toda la publicidad, sólo la más intrusiva o la referida a una temática en concreto (por ejemplo, anuncios de citas o páginas para adultos).

¿Para qué sirven los adblocks?

Como quizás hayas descubierto, según su definición, la idea principal de un Adblock es hacer que el usuario no tenga que estar pinchando botones para apartar o bloquear ventanas emergentes y banners que le impiden leer naturalmente un artículo.

Este programa trata de crear una experiencia al usuario lo más placentera posible, para que no tenga que ver ningún anuncio cuando navega por internet.

¡Pero, ojo!

Si así lo deseas, también puedes llegar a bloquear todo tipo de publicidad... incluso parte del contenido visual del sitio que estás visitando (tema del que hablaremos más adelante).

¿Cuánto tiempo hace que existe este tipo de programas bloqueadores de publicidad?

Este tipo de programas han existido casi “desde siempre”, ya que se remontan a 2002, pero no fue hasta después del 2014 en que se empiezan a usar de manera más masiva.

Dicen los estudios que, en los últimos años, las descargas de bloqueadores aumentaron en un 92%, según la publicidad se iba masificando y convirtiendo en una molestia para la navegación de muchos usuarios.

El problema no está sólo en la propia publicidad intrusiva, sino también en los efectos secundarios que causa: ralentiza la web, consume recursos y ancho de banda de nuestros dispositivos, en definitiva, nos hace perder tiempo.

Es que los usuarios ahora reaccionan muy mal, y con algo de razón, a los pop-upso al exceso de esos anuncios que te impiden navegar tranquilamente por una web.  

Y es que molestar al usuario, nunca es buena idea.

Pero, aun así, la publicidad es el medio de vida de muchos sitios web.

Por eso, ellos deben adaptarse a los tiempos que corren y segmentar mejor sus anuncios y disimularlos mejor dentro de los contenidos.

Pero estas webs no son las únicas damnificadas por los bloqueadores, como se suele decir: pagan justos por pecadores, tal y como te explico a continuación.

Publicidad Display de SEMrush

y destapa las estrategias de publicidad de la competencia

Dominio no válido

¿Cuáles son los peligros de los adblocks para tu estrategia de contenidos y tu blog?

Si tienes un blog, debes tener en cuenta que, si el usuario accede a tu Web para consumir un contenido y éste tiene instalado en su navegador un programa de tipo Adblock (como los que te mostraré más adelante), puede que no sea capaz de ver algunas imágenes de tu contenido.

¿Por qué ocurre esto?

Este inconveniente es tan nefasto para tu estrategia de Inbound Marketing, como sencilla es la solución que le puedes dar.

Me explico.

Imagínate que escribes un post relacionado con Facebook Ads, estrategias de PPC o cualquier temática afín al marketing digital. 

Y dentro de ese contenido incluyes imágenes o capturas de pantalla para ilustrar mejor todo aquello que quieres explicar a tus lectores.

Por experiencia propia, he detectado que los programas de Adblock, en caso de que la URL de una de esas imágenes contenga el término “ads” o similar, la bloqueará inmediatamente.

Esto implica que ella no se muestre a tus usuarios, con lo que muy probablemente éste llegue a ver un enorme espacio en blanco, en lugar de la captura en la que mostrabas parte del proceso.

O incluso, dependiendo del Adblock que el usuario tenga instalado, puede ser que muestre un mensaje de error, el cual puede hacerle desconfiar de tu sitio Web, ya que pueda pensar que tu Web está infectada o funciona mal.

¡Ejemplos de imágenes bloqueadas por programas adblocks!

Qué es un Adblock: Ejemplo blog de José Facchin

El primer caso que te quiero mostrar es el caso de mi propio blog, donde tras activar uno de estos programas en mi navegador (Google Chrome), algunas imágenes se dejaron de mostrar.

Es el caso de "mi artículo sobre Google Ads", donde desde la propia página del blog, puedes observar que la imagen de portada del mismo está bloqueada por esta herramienta.

Que es un Adblock: Ejemplo bloqueo en blog de José Facchin

Al intentar dar una solución a este problema, antes de percatarme de a qué se debía, intenté revisar que la imagen de portada estuviese correctamente subida en mi WordPress.

Pero, tras ver que no había ninguna anomalía en este sentido, e investigando un poco en Internet, detecté que el problema era que este tipo de herramientas bloquea por defecto toda imagen que dentro de su ruta lleve el término “ads” o similar.

De esta forma, deduje que se debía a esto, pues su URL completa es:

https://josefacchin.com/wp-content/uploads/2018/11/google-ads-adwords-publicidad.png

El otro caso particular que me encontré hace pocos días, fue el del artículo que escribí para el blog de Ignacio Santiago sobre "Geo-targeting y análisis de Local PPC con SEMrush", donde mi colega Julia Olennikova de SEMrush me escribió mencionando precisamente este mismo problema en dicho post.

Qué es un Adblock: Ejemplo blog Ignacio Santiago

En este caso, como puedes ver en la imagen, al abrir la URL del post, el Adblock bloquea un total de 20 elementos, que son justamente las capturas de pantalla que ilustran el contenido, sobre la manera de realizar el análisis con SEMrush, las cuales también llevaban en la URL de la propia imagen el término “Ads”.

Además, como también te indico en la imagen anterior, el programa no permite mostrar la foto de portada del contenido, algo que también desluce sin duda el artículo.

Qué es un Adblock: Ejemplo bloqueo en blog Ignacio Santiago

Otro de los inconvenientes derivados del bloqueo de estas imágenes es que dentro del artículo quedan las propias descripciones al pie de dichas fotos o capturas como texto aislado.

Eso provoca que, obviamente, cuando el usuario las lee sin verlas acompañadas de su correspondiente imagen,poco a poco pierdan el interés por el contenido, al no comprender muy bien a que se refieren estas frases.

Para finalizar, si desinstalamos el software de Adblock de nuestro navegador, volveremos a poder ver todas las imágenes correctamente:

Qué es un Adblock: Ejemplo correcto del blog de Ignacio Santiago

¿Cómo solucionar este problema?

Si no quieres que las imágenes de tus contenidos sean bloqueadas por estos programas, de ahora en adelante, intenta no utilizar palabras muy relacionadas con la publicidad en las URLs de esas imágenes, como, por ejemplo: la clásica “Ads”.

Por el contrario, mejor ponerlas en el “ALT” de esas fotos, para que no pierdas la fuerza SEO de las mismas.

Al hablar de las desventajas que podría tener uno de estos programas, no me gustaría dejar de lado las que ocasionan a un usuario común que navega por Internet.

Problemas o desventajas para los usuarios

¿Te gustan los recursos o el contenido informativo gratuito?

Muchas webs que visitas diariamente ofrecen contenido y recursos gratis, ya que se financian gracias a la publicidad que tienen insertada en sus sitios.

Entonces, bloquear los anuncios de las webs que visitas, hace que te puedas centrar en el contenido, pero desde el punto de vista del propietario de la web, puede suponer su cierre (ya que tú bloqueas su fuente de ingresos).

¡Posibles soluciones!

Hay algunas soluciones que las propias extensiones ofrecen, como, por ejemplo:

  • Listas blancas para que veas toda la publicidad que ofrecen las webs que visitas con más asiduidad. Así las webs en las que confías o de las que sacas recursos o información, podrán mostrarte su publicidad sin restricciones.
  • La iniciativa de Anuncios Aceptables para permitir la publicidad que cumpla con una serie de requisitos encaminados a no molestar al usuario y a la usabilidad del sitio web (es lo que los Adblocks llaman anuncios discretos).

Si no molesta, ¿para qué bloquearlo?

Algunas webs han optado por impedir visitar su sitio si no se “apaga” la extensión.

Pero esto no está teniendo demasiado éxito, ya que es una medida demasiado radical y que no está teniendo buena prensa.

Algo mucho menos radical, es lo que hacen otras webs: explican a sus visitantes los motivos de la publicidad en su sitio, que no es otra que la de ganar dinero para poder seguir publicando el contenido que tanto les gusta.

Se trata de concienciar al usuario que nadie trabaja gratis y que de algún lugar deben sacar los fondos para seguir manteniendo el sitio web en funcionamiento.

Pero, ¿este puede ser el fin de la publicidad en internet?

Tal y como la hemos conocido hasta ahora, quizás sí.

Internet es un medio relativamente nuevo y que cambia muy rápidamente.

Lo que es válido hoy puede ser muy mal visto mañana.

Ahora, y antes de finalizar, me gustaría que hagamos un repaso juntos por los mejores programas de Adblock en la actualidad.

¿Cuáles son las herramientas de “adblock” más conocidas y utilizadas en la actualidad?

Programas Adblocks hay muchos, y cada día aparecerán unos cuantos más, pero realmente buenos hay sólo 2 o 3 (que son los que masivamente utilizan casi todos los usuarios).

Así que, para no perder el tiempo, no te voy a enseñar todos los que hay, sino que esos 3 más utilizados.

Y si son los más usados por millones de personas en todo el mundo, por algo será.

1.- AdBlock

Que es un AdBlock - Herramienta Adblock

La extensión “AdBlock” es una de las más utilizadas, ya que lleva más de 1.000 millones de descargas hasta el momento, aunque la propia extensión te informa que “solo” la usan 80 millones de personas al mes.

Está muy bien valorada por los usuarios, dado que tiene una puntuación de 4,5 sobre 5.

Funciona con los navegadores más usados como:

  • Safari.
  • Chrome.
  • Opera.
  • Microsoft Edge.

También tiene una app para iPhone.

Su uso no puede ser más simple y eficaz.

Sólo debes descargarte la extensión desde tu navegador favorito y, por defecto, ya tendrás bloqueados los anuncios en webs, en los vídeos de YouTube, etcétera.

Pero también lo puedes configurar a tu gusto para poder ver cierta publicidad o crear una “lista blanca” de tus webs favoritas.

Con esta mencionada “lista blanca”, sí verás todos los anuncios de esas webs que tanto te gustan, pero ninguno en las otras webs por las que navegues.

Si no quieres ser tan radical, puedes configurar el bloqueador para que sólo bloquee los anuncios más intrusivos.  

Los anuncios que estén bien integrados en el sitio y no molesten a la usabilidad, no serán bloqueados.

Importante: en una pequeña nota, Adblock nos advierte que no bloquea lo que ellos llaman anuncios discretos.

Estos anuncios discretos, son los que están perfectamente integrados en el contenido de la web, no son intrusivos y no afectan a la experiencia de usuario.

2.- Adblock Plus

Qué es un Adblock - Herramienta AdBlock Plus

Podría parecerte que se trata de la versión de pago de la anterior herramienta, pero no tienen nada que ver, ya que son dos programas diferentes.

El software de “Adblock Plus” es de código abierto, por lo que son los voluntarios de todo el mundo los que contribuyen a completarla y mejorarla todos los días.

Adblock Plus, con más de 600 millones de descargas es el 2º bloqueador por excelencia.

Está disponible para todos los grandes navegadores, así que no deberías tener problemas a la hora de descargártelo en tu ordenador o teléfono (Android o iPhone).

También está muy bien valorada por los usuarios, ya que consigue un 4,5 sobre 5, igual puntuación que Adblock.

Adblock Plus apoya la iniciativa “Anuncios Aceptables”, por lo que no bloquea por defecto los anuncios que están bien integrados en el contenido del sitio web y no molestan a la navegación ni a la usabilidad del sitio.

Es lo mismo que hace la anterior extensión, sólo que Adblock lo llama “anuncios discretos” y hace algo más de énfasis en ellos.

Si quieres bloquear todos los anuncios, entonces tendrás que configurarlo en tus preferencias.

También tiene la posibilidad de crear una “lista blanca” para no bloquear ningún anuncio de tus páginas webs favoritas.

En cuanto al bloqueo de anuncios, también bloquea los de las redes sociales en cualquier formato.

Por ello, es una buena opción para usarla en YouTube, Facebook o Twitter.

Esto quizás sea un mal asunto para los que crean campañas publicitarias de Facebook Ads, entre otras.

Pero esta extensión va más allá de bloquear anuncios publicitarios, porque también bloquea software malicioso, como el malware y los virus más “conocidos” por todos.

3.- AdGuard Adblocker

Qué es un Adblock - Herramienta Adguard AdBlock

Es el Adblock más nuevo, por lo que se nota que está pensado para el Internet actual.

Esta es la nueva generación de bloqueadores de publicidad. AdGuard Adblocker es la que menos descargas tiene de las 3 herramientas de esta lista, más de 5 millones y medio de usuarios.

Además, es probablemente la herramienta bloqueadora menos conocida, aunque no por ello menos efectiva.

De hecho, es la mejor valorada por la mayoría, ya que consigue tener un 4,7 sobre 5.

Como los anteriores softwares, te bloquea toda la publicidad, puedes configurarla para bloquear sólo la más intrusiva, crear “listas blancas”, etcétera.

Está pensado, sobre todo, para las redes sociales, por lo que te podrás despedir de los anuncios cada cinco tuits aproximadamente.

También vale para los vídeo anuncios en cualquier plataforma social.

Tiene un apartado para bloquear los botones sociales de las webs, esos que suelen aparecer en el lateral izquierdo de la página que intentas visitar y que te impiden leer bien todo el contenido.

Otra de las funcionalidades que la diferencian, es que tiene un control parental para bloquear páginas completas.

Así, no hay peligro a la hora de dejar solos a los niños delante del ordenador, porque bloquea los sitios con malware y por temática.

Pero es que también bloquea el spyware, los programas espías, el malware, el pishing, programas de seguimiento, etcétera.

En definitiva, casi las mismas tareas que suele desempeñar un antivirus gratuito.

Navegarás por Internet sin que una gran cantidad de empresas sepan de tus gustos, tus aficiones, tus “secretos”…

La extensión en sí usa menos recursos, la mitad de memoria que las otras dos extensiones que os he enumerado antes.

Eso, en un ordenador de sobremesa o un portátil puede que no se note, pero en un teléfono móvil o una Tablet sí es de agradecer.

Conclusión

El futuro de la publicidad ya se está perfilando en el horizonte y, por ejemplo, los desarrolladores de los diferentes Adblocks apuntan a los “Anuncios Aceptables o Discretos”; ellos se refieren a aquellos que sean menos intrusivos y que se adapten mejor al contenido.

Dicho esto, lo evidente es que no toda la publicidad es molesta.

Además, ella es muy necesaria para la supervivencia de muchos sitios web en la actualidad.

Por ello, las campañas de publicidad bien integradas en el contexto del contenido de la web, que tenga relación con el tema de dicho sitio y que puedan ampliar o completar la información que el usuario busca al navegar en una web en concreto, no desaparecerán.

De hecho, los mismos bloqueadores de publicidad ya te dicen que no los bloquean por defecto.

Pero esto también pasa por concienciar, por educar al usuario.

Si estás buscando contenidos, recursos o información de cualquier tipo y no quieres pagar por ello, de alguna forma ese sitio se tiene que financiar.

Entonces, para seguir teniendo a tu disposición la información que necesitas, debes pagar un pequeño precio y no bloquear toda la publicidad, es una de esas formas de pago.

Además, la buena publicidad también es información y al bloquearla puedes estar perdiéndote la oportunidad de tu vida, nunca se sabe, ¿verdad?

Con PPC Keyword tool

busca, crea y gestiona palabras clave

Please specify a valid domain, e.g., www.example.com

Y ahora, dime: ¿utilizas algún Adblock? ¿Cuál es tu favorito y por qué?

José es Profesor y Consultor de Marketing Digital, especializado en Marketing de Contenidos y Posicionamiento SEO. Cofundador de Webescuela. Si te ha gustado este post, puedes leer más de sus contenidos en su blog personal: www.josefacchin.com
Compartir esta entrada
o

Comentarios

2000

Enviar feedback

Your feedback must contain at least 3 words (10 characters).

Sólo usaremos tu dirección de correo para dar respuesta a tu feedback. Política de privacidad

Thank you for your feedback!

Sistema de ranking de la comunidad

Nuestro ranking de la comunidad de SEMrush refleja el nivel de reconocimiento profesional de nuestra comunidad. Valoramos las contribuciones de calidad, por ello los miembros con mayor ranking recibirán valiosos incentivos. Participa en los debates, escribe posts y diserta en los webinars, sé amable y atento y, eventualmente, llegarás a la cima.

  • Novato
    Se ha registrado recientemente o es demasiado tímido para comentar.
  • Entusiasta
    En ocasiones participa en las conversaciones.
  • Buen samaritano
    Miembro con experiencia que siempre está dispuesto a ayudar.
  • Maestro
    Miembro veterano de la comunidad.
  • Profesional
    Formula excelentes preguntas y suministra respuestas brillantes.
  • Experto
    Brinda información valiosa y añade sustancia a la conversación.
  • Gurú
    Portador de sabiduría de marketing digital.
  • Superestrella
    Sabe todo... bueno, casi todo.
  • Leyenda
    ¡Llegar hasta aquí no es nada fácil!