Investigación sobre rendimiento web - SEMrush 2018

58
Wow-Score
La Wow-Score muestra si una entrada de un blog crea o no interacción. Se calcula en base a la correlación entre el tiempo de lectura activo de los usuarios, su velocidad de desplazamiento y la longitud del artículo.
Leer más

Investigación sobre rendimiento web - SEMrush 2018

Esta entrada está en Español
Elena Terenteva
Esta entrada está en Español
Investigación sobre rendimiento web - SEMrush 2018

La velocidad de carga de una página es, literalmente, lo primero que notas cuando analizas el rendimiento web, pero solo si es demasiado lenta.

Representa una parte importante de la experiencia de usuario, por lo que no es de extrañar que se haya convertido oficialmente en un factor de posicionamiento de las búsquedas móviles, además de haber sido uno de los más importantes factores para el escritorio durante años.

Numerosos estudios sobre la correlación existente entre velocidad de carga y tasa de rebote han llegado a la siguiente alarmante conclusión: cada milisegundo cuenta.

Nuestra nueva investigación sobre rendimiento web pretende agregar un lado positivo a estas abrumadoras estadísticas y demostrar que hay mucho margen de mejora para el rendimiento de cualquier web.

Gracias a ella, podrás estructurar tu flujo de trabajo a la hora de optimizar el rendimiento de tu web.

Más concretamente, te mostraremos cuáles son los errores más importantes y cuáles necesitan una atención prioritaria a la hora de solucionarlos.

Metodología

Para este estudio, hemos analizado 150.000 webs aleatorias (tanto en sus versiones de escritorio como móvil) midiendo su rendimiento.

Para recopilar los datos, hemos utilizado el informe de rendimiento de la Auditoría del Sitio de SEMrush, que proporciona estadísticas prácticas sobre los nueve problemas más comunes que afectan el rendimiento de una web.

Resultados sorprendentes

Sorprendentemente, es la primera vez que detectamos que un 82% de las web analizadas tienen problemas que afectan significativamente a su rendimiento.

Esto hace que los problemas relacionados con el rendimiento sean los más comunes en las webs.

Además, el 44% de los sitios analizados presentaban al menos un problema crítico (de acuerdo con la clasificación de gravedad del problema de nuestra Auditoría del Sitio).

La nota positiva es que hemos detectado que la mayoría de las webs que experimentan problemas de rendimiento pueden mejorarlo utilizando técnicas sencillas de optimización on page y una configuración simple del servidor.

Vamos a analizar de cerca los problemas que hemos encontrado y también te vamos a ofrecer soluciones probadas para eliminarlas lo más rápidamente posible.

Investigación sobre rendimiento web - Infografía

Esperamos que estos datos te ayuden a priorizar tu trabajo, así como a estimar el número y la gravedad de los problemas cuando aparezcan en tu web.

Echemos un vistazo ahora al proceso necesario para abordar estos problemas.

Para hacerlo lo más sencillo posible, hemos agrupado las recomendaciones en tres grandes grupos:

  • Limpiar redireccionamientos.

  • Recortar el tamaño de las páginas.

  • Mejorar el rendimiento del servidor.

Limpiar redireccionamientos

Rendimiento web - Redireccionamientos

Empecemos por uno sencillo.

Las cadenas y bucles de redireccionamiento son problemas clásicos que afectan al rendimiento de una web.

Si no quieres poner a prueba la paciencia del usuario con cadenas de redireccionamientos y bucles, procura evitarlos.

Además, estos redireccionamientos confunden a los bots ya que su capacidad de rastreo es limitada y, además, con cada redireccionamiento tu página pierde un poco de su posicionamiento original.

En este vídeo de Matt Cutts sobre redireccionamientos aprenderás más sobre el tema.

Si una página contiene 3 o más redireccionamientos o un bucle, aparecerá señalado como problema en nuestra herramienta Auditoría del Sitio.

Afortunadamente, solo el 7% de las webs analizadas en este estudio presenta este problema.

Sin embargo, los redireccionamientos de una página a otra son necesarios a veces, como por ejemplo cuando se cambia el nombre de la web, cuando se migra a HTTPS, cuando se reducen páginas (versiones “www” y “no-www”) y en otros muchos casos.

Cuanto más grande sea tu web, más difícil será mantener una estructura limpia.

Los redireccionamientos tienden a acumularse y crear cadenas; cuantos más enlaces haya, más tiempo se tardará en llegar a la página de destino.

Por eso, debes tener mucho cuidado al implementar redireccionamientos 'necesarios'.

Recortar el tamaño de página

Rendimiento web - Problemas tamaño página

Cuanto más grande y pesada sea la página por la cantidad de recursos que contiene, más tardará en cargar.

Es importante asegurarse de que el tamaño de tu página, así como el tamaño total de los archivos JS y las CSS no exceden los 2 MB.

En nuestra herramienta Auditoría del Sitio, cualquier elemento por encima de los 2 MB es considerado demasiado pesado y genera la aparición de un error.

A pesar de que 2 MB son suficientes para que una página "esté al límite", el 1% de las web analizadas tiene este problema.

Si te encuentras entre ese 1%, te recomendamos que pongas tu web a dieta y mantengas su peso por debajo de los 2 MB.

Imágenes y vídeos

Las imágenes y los vídeos son los responsables del mayor peso de la página, por lo que deberían ser tu punto de partida.

Si cambias el formato, la resolución o la calidad del contenido visual, podrás disminuir sustancialmente el peso.

Empieza preguntándote si esos elementos visuales añaden valor real.

Recuerda siempre que menos es más.

JavaScript y CSS

Nuestro estudio revela un descorazonador 68% de webs que no tienen minimizados los archivos CSS y JavaScript.

Si minimizas el peso (eliminando líneas innecesarias, espacios en blanco y comentarios del código fuente), reducirás el tamaño de los recursos y del tiempo de carga, además de proporcionar una mejora en la experiencia de usuario, lo que ayudará a un mejor posicionamiento de tu web.

Herramientas y métodos para minimizar el código JavaScript

Puedes minimizar el código JavaScript utilizando una de las dos herramientas más populares a tal efecto, JSMin y YUI Compressor.

Esta última, además, minimiza también los archivos CSS.

Closure Compiler es otra de las herramientas que puedes utilizar para analizar tu JavaScript, además de eliminar código muerto reescribiendo y minimizando el restante.

Otra forma de reducir el tamaño del código es la ofuscación, ligeramente más eficaz que la minimización, aunque un poco más arriesgada, ya que puede generar errores como resultado la propia ofuscación.

Además de minimizar scripts y hojas de estilo, no te olvides de comprimir el HTML, las CSS y los archivos JavaScript, utilizando esquemas como Gzip o Deflate.

Esto reducirá su tamaño a la mitad o incluso más.

Según los informes State of JavaScript y Page Weight, que proporcionan estadísticas sobre el estado de estos dos elementos tanto en escritorio como en móvil, una web contiene de media 25 llamadas de recursos (20 llamadas JavaScript y 5 de CSS respectivamente).

Nuestra herramienta Auditoría del Sitio marcará una página como “Contiene demasiados archivos JavaScript y CSS” solo si hay más de 100 recursos, lo que es, sinceramente, demasiado.

Aún así, el 1% de las webs analizadas aparecen señaladas con demasiados archivos CSS y JavaScript.

Asegúrate de no cargar tu página con demasiados archivos de este tipo.

Por regla general, cuantas menos llamadas contenga, mejor, por lo que si mantienes el número por debajo de 100, estarás a salvo.

Considera, además, fusionar varios archivos CSS y JS en archivos individuales para acelerar el proceso de carga.

Encontrarás mucha información de utilidad para la optimización de tu web en los siguientes artículos:

  1. Why Performance Matters - Google’s Web Fundamentals

  2. Optimizing Content Efficiency - Google’s Web Fundamentals

  3. Best Practices for Speeding Up Your Web Site - Yahoo

  4. Tips for Authoring Fast-Loading HTML Pages - Mozilla

  5. 11 Tips to Optimize JavaScript And Improve Website Loading and Rendering Speeds - Upwork

Mejorar el rendimiento del servidor

Rendimiento web - Rendimiento del servidor

Una de las razones principales de que una página tenga una carga lenta es, evidentemente, que tenga un archivo HTML grande.

Además, como hemos señalado en el apartado anterior, solo el 1% de las webs analizadas tienen páginas HTML de gran tamaño.

Por lo tanto, ¿de dónde proceden el 42% de las páginas lentas que nos faltan?

Con demasiada frecuencia, se debe a problemas con el servidor.

Si el servidor web está funcionando mal, la página a la que estás intentando acceder cargará lenta.

En este caso, necesitas revisar tu servicio de hosting y las características del paquete contratado.

Si es poco adecuado, cambia de proveedor o considera contratar un servidor dedicado.

Puedes aprender más sobre los factores que afectan a la velocidad del servidor aquí.

Lo mismo ocurre en los sitios móviles.

De hecho, la velocidad de carga es todavía más crítica en el móvil, a medida que más y más personas lo utilizan.

Esta calculadora de la web Think with Google te ayudará a estimar cómo mejorar la velocidad de carga de tu web puede afectar a tus ingresos.

Hay, además, otros factores que ralentizan la respuesta de tu servidor, como las queries de una base de datos, los frameworks, las rutinas lentas, las librerías, la inanición de los recursos CPU o la inanición de memoria.

Utiliza estas recomendaciones de Google Developers sobre cómo manejar estos problemas para mejorar el tiempo de respuesta del servidor.

Según indica nuestro estudio, el 25% de las webs analizadas tienen archivos CSS y JavaScript sin caché.

Este problema se desencadena si la caché del navegador no se especifica en el encabezado de respuesta.

En pocas palabras, al no habilitar el almacenamiento en la caché del navegador, los usuarios descargarán los mismos archivos cada vez que visitan tu página.

Habilitar la caché del navegador para los archivos JavaScript y CSS permite a los navegadores almacenar y reutilizar los recursos de tu página sin la necesidad de descargarla de nuevo.

En este caso, el navegador descargará menos datos, lo que reducirá el tiempo de carga.

Esta sencilla solución podría hacer que una cuarta parte de las web analizadas tengan un rendimiento significativamente mejor.

Empezar a solucionar los problemas

Nuestro último paso consiste en identificar los puntos más débiles para empezar a solucionar los problemas.

Hay muchos factores que afectan a la velocidad final de página y lidiar con todos ellos de forma manual puede ser una tarea titánica.

Siempre puedes recurrir a herramientas especializadas que te facilitarán el trabajo.

Puedes empezar por Google's PageSpeed Insights, es gratis, funcional y te proporciona un detallado análisis tanto para el móvil como para tu escritorio.

Como beneficio adicional, decir que se centra en los problemas que Google considera importantes.

Rendimiento web - Velociddad de carga

Google utiliza los datos proporcionados por los usuarios de Chrome para evaluar si una página es rápida, lenta o se encuentra en la velocidad de carga promedio.

Lamentablemente, esto significa que solo puede conseguir información de aquellas webs que reciben suficiente tráfico procedente de usuarios de Chrome, por lo que algunas webs pequeñas pueden aparecer como "resultado no disponible".

Si tu web aparece como lenta o se encuentra entre la media, recibirás sugerencias de optimización, junto con un listado de buenas prácticas.

Merece la pena que prestes atención a dichas sugerencias, aunque debes tomarlas con precaución, una puntuación perfecta también puede significar una pérdida de tiempo ya que crea una mala experiencia de usuario.

Para un análisis exhaustivo pero flexible de tu web, que además, va más allá de los problemas de rendimiento que pueda presentar, te sugerimos la herramienta Auditoría del sitio de SEMrush:

Rendimiento web - Auditoría del sitio

El informe de rendimiento de Auditoría del Sitio de SEMrush te proporciona gráficos estadísticos para obtener una idea general de los problemas técnicos de tu web.

En la información sobre cada uno de ellos se detalla en qué consisten y cómo puedes solucionarlos.

El listado de problemas se divide por gravedad en Errores, Advertencias y Avisos, de forma que puedes resolver los más críticos en primer lugar.

Este informe será más completo si lo conectas con tu cuenta de Google Analytics, proporcionándote información sobre la experiencia de usuario.

El Informe de rendimiento también te permite conectar tu cuenta de Google Analytics para obtener más información sobre la experiencia del usuario (Tiempo medio de interacción en Google Analytics):

Rendimiento web - Performance report

Como puedes comprobar, con los ajustes y la configuración apropiados, la optimización de tu web es un proceso bastante sencillo.

Comienza haciendo pruebas en partes específicas de tu web, utiliza informes temáticos y sigue nuestras recomendaciones para conseguir la mejor velocidad con el mínimo esfuerzo.

Además, siempre puedes realizar un seguimiento del progreso controlando la puntuación de rendimiento en la parte superior del informe.

Por favor, utiliza los comentarios a continuación para compartir consejos que puedan ayudar a otros a mejorar los principales problemas de rendimiento de sus webs.

Siéntete libre también para compartir tus mejores prácticas de mejora de rendimiento web y aprenderemos todos. ¡Vamos a crear un gran biblioteca entre todos!

Comprueba tu rendimiento web

con Auditoría del sitio de SEMrush

Please specify a valid domain, e.g., www.example.com

¿Te ha gustado este post? Síguenos en RSS y lee más posts interesantes:

RSS
Elena Terenteva, Product Marketing Manager at SEMrush. Elena has eight years public relations and journalism experience, working as a broadcasting journalist, PR/Content manager for IT and finance companies.
Bookworm, poker player, good swimmer.
Compartir esta entrada
o
2000 es el número máximo de caracteres permitido
Osvaldo Victores
Muy buen artículo. Yo tengo optimizados mis sitios pero como los anuncios de adsense debes ponerlos lo más arriba posible hace que esos códigos arrojen problemas con el rendimiento y la velocidad. Cuando los quitas pues todo ok pero si no los pones no ganas dinero..entoces.. qué hacer?.. unos puntos más o menos no influyen mucho.. lo que decide es el contenido y lo que en realidad quieran ver los cibernautas.

Suscríbete al blog de SEMrush para obtener interesante contenido en tu bandeja de correo

¡Gracias!