logo-small
Funciones Precios
Noticias 0
Últimas noticias Ver todos

No disponible temporalmente. Por favor, visítanos en otro momento.

Ver todos
Webinars 0
Próximos webinars Ver todos
Próximos webinars

Lo sentimos, no se han podido encontrar próximos webinars.

Visualiza los webinars grabados
Blog 0
Posts recientes Ver todos

No disponible temporalmente. Por favor, visítanos en otro momento.

Ver todos
Rafa Sospedra

SEO on page ¡Guía para mejorar tu visibilidad en Google!

Rafa Sospedra
SEO on page ¡Guía para mejorar tu visibilidad en Google!

En el artículo de hoy vamos a tratar un tema fundamental para obtener un buen posicionamiento en buscadores, y que, además nos permitirá hacerlo sin ningún tipo de riesgo de cara a Google, ya que, es completamente legal y, de hecho, recomendado por ellos.

Hablamos, por supuesto, del SEO On Page.

¿Por qué es importante el SEO On Page?

El SEO On Page es fundamental porque contribuye a aparecer en las primeras posiciones de Google y, como bien sabes, aparecer en las primeras posiciones de Google implica una gran cantidad de visitas para tu sitio web.

Pero... ¿Por qué entonces nos limitamos a hablar del SEO On Page y no del SEO en general?

Bueno, el SEO On Page tiene la ventaja respecto al SEO Off Page de que, mientras que algunas prácticas de SEO Off Page se podría decir que son ilegales a ojos de Google, en SEO On Page esto no ocurre.

¿Qué quiere decir esto? Que podremos optimizar al máximo nuestra presencia en los buscadores sin que ello implique riesgos de penalizaciones u otras acciones por parte de Google.

En consecuencia, es algo que cualquier sitio web debería plantearse para cumplir sus objetivos.

¿En qué consiste el SEO On Page?

Por resumir rápidamente en qué consiste, el SEO On Page se basa en la optimización al máximo del sitio web de forma que siga determinados criterios que Google recomienda, así, como algunos otros que Google no recomienda pero que se han demostrado efectivos.

La mayor parte de estos criterios están relacionados con ofrecer un buen servicio al usuario (ya sabes, usuarios contentos, Google contento), pero también involucran algunos otros apartados más técnicos y menos relacionados con los usuarios que conviene tener en cuenta.

A continuación te detallo los diferentes apartados que deberías considerar para que tu sitio web esté 100% optimizado.

Estructura interna de la página web

La estructura interna del sitio web también es importante optimizarla correctamente.

Y cuando hablamos de optimizar internamente la web, hablamos, fundamentalmente, de que esté organizada y sea fácilmente comprensible.

Imagínate que por ejemplo tienes un sitio web con una tienda, con categorías dentro de la tienda, y con productos también dentro de ella. Y, además, tienes un blog con sus categorías y sus entradas aparte de algunas landing pages para captar clientes. Si no creas una estructura cómoda lo único que conseguirás es un caos total ¿no te parece?

Es importante crear la estructura no para el robot de Google (que, al fin y al cabo, lo solucionaras cuando instales un sitemap.xml,  elemento imprescindible en la correcta optimización On Page), sino para facilitar la navegación a los usuarios.

Si facilitas la navegación a los usuarios, ellos se quedarán más tiempo en el sitio web, y eso mejorará las métricas que Google tiene en cuenta a la hora de posicionar correctamente cada sitio.

De lo contrario, puede que un usuario quiera llegar a una determinada entrada del blog desde la tienda y, al no encontrar rápidamente la forma, se vaya del sitio.

Para organizar correctamente la estructura interna de una web hay muchas formas y, básicamente, se basan en utilizar correctamente las carpetas y los menús. Así mismo, ayuda hacer que todo esté bien visible y que las estructuras de las URLs indiquen dónde se está en cada caso.

No obstante, no voy a profundizar más en este punto ya que cada sitio web es un mundo, y cada uno necesita una organización propia.

Títulos y descripciones

Los títulos y las descripciones que aparecen en los resultados de búsqueda de Google también son sumamente importantes, aunque se les tiende a dar mayor importancia de la que en realidad tienen.

Por ejemplo, se tiende a pensar que un título de menos de 60 caracteres contribuye por sí solo al SEO, cuando esto no es así.

Un título de menos de 60 caracteres contribuye al SEO en la medida en que contribuye al CTR en las SERPs (porque el usuario dará clic antes en un título que lee completamente, que en uno cortado por la mitad), pero, por sí mismo, no posiciona mejor.

Algo similar ocurre con las descripciones.

Básicamente, a la hora de optimizar un título hay que:

  1. Añadir la palabra clave tan al principio como sea posible.
  2. Hacer que sea atractivo para captar clics.
  3. Evitar que supere los 60 caracteres.
  4. Conseguir que se llamativo (incluso añadiendo algún icono poco frecuente en las SERPs).

En cuanto a las descripciones, sucede algo parecido.

Sin embargo, hay que prometer lo que busca el usuario y, evidentemente, darlo una vez el usuario acceda al sitio.

También hay que indicarle cuánto tardará en conseguir lo que desea e incitarle a hacer clic.

Una buena descripción podría ser: “¿Tienes problemas para educar a tu perro? Entra aquí ahora y te explicaremos cómo hacer que en dos semanas tu perro te haga caso”.

¿Qué es lo que consigues de esta forma?

  • Le planteas el problema que ya sabes que tiene (conectas).
  • Le indicas lo que tiene que hacer (entrar).
  • Le prometes la respuesta (que su perro le haga caso).
  • Y le indicas el tiempo que tardará (dos semanas).

Toda la información en menos de 140 caracteres (sí, lo de los 160 caracteres es cosa del pasado, ahora las descripciones tienen que ser inferiores a 140). Esta es la forma óptima de crear una descripción para captar clics en Google.

Como ves, el objetivo no es optimizar el SEO On Page a través de, simplemente, los títulos y las descripciones, sino hacer que esos títulos y descripciones sean atractivos y capten clics, que es lo que sí mejora el posicionamiento.

Encabezados  

Los encabezados (es decir, las etiquetas H1, H2, etc.) sí mejoran el SEO por sí mismos, a diferencia de los títulos y las descripciones.

Además, te permiten posicionar por otras palabras clave y dar más detalles a Google sobre lo que estás hablando.

Por ello, unos encabezados 100% optimizados tienen que buscar mejorar esos tres aspectos.

Para mejorar el primer aspecto, el del SEO On Page en sí mismo, es importante, simplemente, utilizar correctamente los encabezados.

Esto quiere decir que se utilice un H1 para el título, un H2 para los subtítulos, un H3 para los apartados dentro de los subtítulos y así, continuamente.

¿Por qué mejora esto el SEO?

Porque Google entiende que estás organizando la información y eso contribuye a que el usuario se oriente mejor dentro del contenido, por lo que mereces ser posicionado por delante de aquellos otros sitios web que no organizan la información.

Para posicionar por otras palabras clave, la idea fundamental es utilizar palabras clave secundarias en los subtítulos. Además, un artículo correctamente estructurado se presta a esto sin necesidad de que quede antinatural.

Por ejemplo, si escribes sobre “Receta de paella valenciana”, resulta lógico que tendrás que hablar de los ingredientes de la paella valenciana y de los pasos a seguir para hacer paella valenciana y esas dos “referencias” es probable que también sean keywords que la gente utiliza.

Así, la utilización de palabras clave secundarias en los encabezados, permite conseguir más visitas y posicionar por más palabras clave.

Consultando en SEMrush la palabra clave, esta estupenda plataforma Seo nos facilitara keywords relacionadas o de concordancia de frase, dándonos los datos de las búsquedas, con lo que nos ayudará a encontrar palabras clave secundarias para incluirlas en la página.

SEO on page: Consultar en SEMrush las palabras clave

Por último, dar detalles a Google de lo que estás hablando, es el corolario de lo anterior.

Si vas a hablar sobre la receta de la paella y tienes encabezados hablando de ingredientes y pasos a seguir, Google lo relaciona rápidamente y comprende mejor de qué trata tu artículo.

Optimización de los contenidos

La optimización de los contenidos es uno de los factores esenciales.

A continuación te detallo una lista de los aspectos que tienes que tener en cuenta:

1º. Extensión:

La mayor parte de los artículos posicionados en lo más alto de los rankings de Google, tienen una extensión larga, de unas 1500-2000 palabras o más.

Esto puede ser simple correlación, pero también hay otros estudios que apuntan a que los contenidos extensos reciben más enlaces y acciones sociales.

Al fin y al cabo, un contenido extenso suele ser mejor que uno breve, así que, tenlo en cuenta a la hora de crear tus contenidos.

Pero ojo, esto no significa que tengas que meter paja.

Si un artículo sólo da para 500 palabras, mejor dejarlo en 500 que meter 1.000 más hablando de algo que no tiene nada que ver.

2º. Keyword Density:

La Keyword Density es el porcentaje de veces que aparece la palabra clave en el contenido.

Si la palabra clave aparece una vez cada cien palabras, hablaremos de una Keyword Density de 1%, mientras que si aparece tres veces, hablaremos de una Keyword Density del 3%.

Lo óptimo está entre el 1 y el 4%.

3º. Keyword Stuffing:

El Keyword Stuffing es una técnica que hay que evitar y que consiste en incluir repetidas veces la palabra clave de forma que el texto quede artificial.

Superar el 4% de Keyword Density, puede ponernos en el límite del contenido aceptable y pasar al Keyword Stuffing.

4º. Uso de palabras clave:

La palabra clave, además de lo anterior, debe incluirse en el primer y último párrafo, así como. tener una presencia más o menos constante a lo largo del texto.

No es lo mismo un contenido donde en cada párrafo aparece una vez la palabra clave, que un contenido donde solo aparece 10 veces en el primer párrafo.

5º. Material multimedia:

Google cada vez ama más el contenido multimedia, por lo que tenemos que hacer lo posible por incluir en nuestros contenidos imágenes y vídeos (o audios).

No hay mucho que optimizar por la parte de los vídeos pero por la parte de las imágenes sí y, por eso, lo explicaremos en otro apartado.

6º. Generar actividad:

Otro aspecto importante es el de generar actividad.

Si consigues comentarios en tus contenidos y, esos comentarios son legibles e indexables por Google, estarás aumentando la calidad de tus contenidos originales de una forma brutal.

Por ello, se recomienda que incorpores alguna pregunta al final del contenido para que instes a los usuarios a discutir y debatir al respecto del tema que estás tratando.

7º. Facilita la lectura y el escaneo​:

El utilizar varios subtítulos seguidos de párrafos no muy largos (dos o tres renglones) hará que el contenido sea más fácil de leer y mejorará la experiencia del usuario, influyendo en los tiempos de permanencia en la web.

¿Cómo optimizar correctamente las imágenes para SEO?

Optimizar las imágenes es fundamental para que Google nos posicione bien no solo en su buscador de webs, sino también en su buscador de imágenes.

Ello nos permitirá captar visitas por dos vías distintas, lo cual es muy positivo.

Para optimizar las imágenes debes tener en cuenta que, en primer lugar, Google extrae información de toda la página donde se encuentra la imagen, bueno fundamentalmente lo hace, de aquellos lugares directamente relacionados con la imagen y son esos detalles los que debemos optimizar.

Así, para optimizar una imagen correctamente, habrá que editar el nombre del archivo antes de subir la imagen al sitio web, de forma que la imagen tenga como nombre la keyword.

Pocas personas hacen esto y Google obtiene mucha información de ese pequeño detalle.

La etiqueta ALT es un atributo de las imágenes que permite que, cuando el buscador no puede servir la imagen, aparezca un texto indicando qué debería aparecer.

Google tiene muy en cuenta este atributo para entender qué aparece en una imagen, por lo tanto, ahí debemos incluir la palabra clave.

También hay que modificar el título de la imagen, que es el texto que aparecerá cuando el usuario coloque el cursor encima de dicha imagen.

Es conveniente utilizar la propia keyword o una palabra clave relacionada con la principal.

Por último, también hay que modificar la leyenda que aparece justo debajo de la imagen, indicando qué es lo que aparece en ella.

No obstante, con el fin de no sobre optimizar, se recomienda utilizar la palabra clave dentro de una frase algo más larga y, en la medida de lo posible, utilizando una long tail que incluya la keyword principal.

Enlazado interno y externo

El enlazado es otro de esos aspectos esenciales en lo que respecta al SEO On Page, y, en este punto, conviene diferenciar entre dos apartados: el enlazado interno y el enlazado externo.

El enlazado interno hace referencia a toda esa maraña de enlaces para dirigir la autoridad de las diferentes páginas hacia una página concreta con el objetivo de que dicha página obtenga mejores posiciones en Google respecto a las demás.

La lógica de esta estrategia es la misma que guía a Google desde que empezó a funcionar como buscador: Mientras más enlaces recibe una página, más calidad tiene, ergo, más razones hay para posicionarla en los primeros resultados de búsqueda.

Esta es la lógica que ha seguido Google a la hora de posicionar en términos de sitios web completos, pero también funciona en cuanto a páginas concretas y utilizando otras páginas dentro del propio sitio web para transmitirles dicha autoridad.

Para sacar el mayor partido a esto, únicamente debes intentar dirigir enlaces internos desde aquellas páginas que menos te interese posicionar a aquellas otras que más te interesen.

Por ejemplo, lanzar enlaces desde el blog de la web a la tienda online.

Por otro lado, está el enlazado externo.

El enlazado externo hace referencia a la necesidad de que Google no crea que le estamos engañando, así que, es más una opción para que no nos penalice, que para posicionar adecuadamente (aunque también contribuye a la hora de posicionar, como explicaremos ahora).

Básicamente, si toda la red funciona como una maraña de enlaces, tu sitio web no puede ser un agujero negro.

Si solo captas enlaces pero ningún enlace sale de tu sitio web, es que algo raro pasa ahí y Google hará las comprobaciones que estime oportunas y actuará en consecuencia.

Pero, aclarado que debes enlazar a otros sitios web, conviene preguntarse: ¿A qué tipo de sitios web debería enlazar?

Bueno, aquí hay una gran disparidad de opiniones y lo que yo te recomiendo es que seas natural pero sin olvidar ser profesional.

¿Qué quiere decir esto? Que enlaces a sitios web diversos, sin preocuparte demasiado porque uno de esos sitios web a los que enlazas sean de “menor calidad que el tuyo”.

No hay problema con ello, es algo natural en internet.

Básicamente, te recomiendo que enlaces a sitios web sin mirar su calidad, solo fijándote en que sean de la misma temática y que aporten valor a tu usuario.

Ahora bien, trata de mantener una mayor proporción de sitios web de calidad, ya sean sitios web con gran autoridad o sitios web reconocidos por publicar información fiable (como sitios web de universidades, por ejemplo).

Esa mezcla te llevará al éxito.

Optimización de URLs

Las URLs son otro de esos apartados que hay que cuidar al máximo para que la optimización del sitio esté correcta al 100%.

Por suerte, en la mayoría de CMS es relativamente fácil conseguirlo.

En primer lugar, una URL optimizada debe ser corta.

¿Qué quiere decir corta? Tan corta como sea posible, pero dejando claro de qué se está hablando (ten en cuenta que también se verá en las SERPs, por lo que conviene que aporte información).

En este sentido, es recomendable que no tenga más de tres o cuatro palabras importantes, sin contar con las conjunciones, preposiciones y demás, que trataremos un poco más abajo.

En cuanto a la palabra clave, es importante que tenga presencia en la URL, aunque se tiende a pensar que lo mejor es que la URL sea idéntica al título, lo cierto es que esto no es así.

Basta con que aparezca la palabra clave y, más o menos, la URL y el título arrojen la misma información.

Por otro lado, es importante eliminar las conjunciones y las preposiciones, tales como “en”, “y”, “la”, etc.

Google ignora por completo estas palabras, así que, no tiene sentido que las incluyamos.

Además, si no las incluimos, ganaremos espacio para las palabras que realmente son importantes.

Por último, hay dos elementos más a tener en cuenta:

  • No hay que incluir guiones bajos, ya que los servidores sobre los que corre internet no suelen leerlos fácilmente y eso dificulta el posicionamiento.
  • Y tampoco hay que incluir símbolos raros, por la misma razón.

Con esto, será suficiente para contar con URLs debidamente optimizadas.

Cabría añadir, quizá, que, en el caso de que la página a posicionar esté en una carpeta dentro de otra carpeta, es importante que cada carpeta tenga un nombre que aporte coherencia.

Por ejemplo: animales/mamíferos/domésticos/gatos.

Tiempo de carga 

El tiempo de carga es otro de esos aspectos que hay que cuidar al detalle, no solo por la importancia que tiene a ojos de Google (que es mucha y cada vez más), sino porque, realmente, si tu sitio web no carga rápido, tus usuarios dejarán de visitar tu web.

Para hablar del tiempo de carga, lo cierto es que podríamos dedicar todo un artículo como este, dado que es un tema bastante profundo y muy extenso.

No lo vamos a hacer por el momento, simplemente te vamos a recomendar que investigues acerca del WPO (Web Performance Optimisation), y te vamos a dar algunos elementos que te sirvan de orientación.

El primero de esos elementos que debes optimizar es el tiempo de carga en general.

Es decir, el tiempo total que tarda tu sitio web en servirse totalmente.

Para lograr reducir el tiempo de carga en general, deberás reducir el tamaño de las imágenes, optimizar la cantidad de código que hay en la web, etc.

Por otro lado, también debes tener en cuenta que la optimización del tiempo de carga no involucra únicamente la carga total de la web, sino la velocidad de carga de aquellos elementos relevantes para el usuario.

Por ejemplo, el contenido que busca el usuario (un artículo, por ejemplo), debe servirse tan pronto como sea posible, mientras que otros elementos de la web, como los botones para compartir en las redes sociales o la caja de suscripción pueden aparecer más tarde.

Lo importante es que el usuario tenga lo que necesita cuanto antes y esto es lo que valora Google, que mejores la velocidad de carga de forma que el usuario se sienta bien en tu sitio.

Si el usuario se siente bien contigo, Google se siente bien contigo.

De todo eso se encarga el WPO, por lo que te recomendamos que investigues al respecto.

¿En qué consiste el SEO On Page? #Infografía

Conclusión

Como ves, la optimización On Page de los sitios web es relativamente sencilla si se sabe cómo hacer.

Eso sí, son muchos apartados y hay muchos palos que tocar, sin embargo, una vez te familiarizas con los diferentes componentes, es de lo más fácil.

Foto (SEO word) Shutterstock


¿Y tú te preocupas por la optimización de tu SEO on page?

Rafa: soy consultor SEO Freelance, ya que me considero un apasionado y un aprendiz continuo del maravilloso mundo del posicionamiento web, actualmente colaboro con diversas agencias de marketing, además de tener clientes propios e impartir formación sobre SEO en diversos centros de formación (www.rafasospedra.com).

2000 es el número máximo de caracteres permitido
Have a Suggestion?