es
English Español Deutsch Français Italiano Português (Brasil) Русский 中文 日本語
Enviar un artículo
Ir a blog

Solucionar problemas como valor añadido de nuestro negocio

60
Wow-Score
La Wow-Score muestra si una entrada de un blog crea o no interacción. Se calcula en base a la correlación entre el tiempo de lectura activo de los usuarios, su velocidad de desplazamiento y la longitud del artículo.

Solucionar problemas como valor añadido de nuestro negocio

Jonatan Botello de la Serna
Solucionar problemas como valor añadido de nuestro negocio

¿Te has preguntado en alguna ocasión qué es el valor añadido?

El valor añadido es uno de los aspectos que muchos negocios no toman en consideración a la hora de ofrecer un buen servicio a sus clientes.

Este pequeño detalle que parece a simple vista irrelevante, puede determinar el futuro de tu proyecto.

Saber cómo actuar en todo momento, es toda una garantía.

En los tiempos en que nos encontramos, hacer negocios, especialmente en Internet, es lo más normal del mundo.

Ante el potencial que se presenta en la red, empresas y emprendedores pueden mostrar al mundo entero sus negocios con unas garantías de visibilidad y notoriedad asegurada si se aplica correctamente una buena estrategia de marketing.

Por supuesto, en el caso que tú quieras crear un negocio online, puedes obtener los mismos resultados.

Es la magia de Internet porque todo el mundo tiene prácticamente las mismas oportunidades.

Sin embargo, muchos de estos negocios acaban fracasando, ya sea porque no han sido capaces de encontrar a su buyer persona o, en su defecto, porque no fueron capaces de encontrar soluciones satisfactorias a sus clientes ante problemas que se hayan podido derivar.

En ese caso en concreto, no se está ofreciendo un valor añadido al producto o servicio que se están consumiendo los clientes.

Verdaderamente este detalle, marca la diferencia.

Pero ¿qué es el valor añadido? ¿por qué es tan importante? y ¿cómo aplicarlo?

Tres preguntas clave que intentaré responder de la forma más sencilla posible para que puedas entender la importancia del asunto.

Al fin y al cabo, tu negocio puede depender de ello.

¿Qué es el valor añadido en un negocio?

Para definirte el valor añadido, creo que lo mejor es poner un ejemplo.

Seguro que así lo entenderás mejor.

Supongamos que quieres lanzar un curso online de pago.

Tu misión, como es lógico, es ganar dinero.

Lo preparas todo, haces los vídeos, los editas, terminas de maquetar el curso, haces una promoción en tu blog, creas una campaña de publicidad online en Facebook ads, Google Adwords y Twitter ads, entre otras plataformas, para generar conseguir repercusión y consigues leads mediante el email marketing.

Encima, te has planteado hacer antes un webinar gratuito para introducir a los usuarios al curso y, de paso, engancharlos para que finalmente hagan la compra.

Hasta aquí todo perfecto.

Las diferentes estrategias que has realizado han sido todo un éxito.

Has aportado valor a todos los clientes porque has ofrecido la información necesaria para que consideren que tu curso es la mejor opción para formarse en un área específica.

Los usuarios empiezan a consumir el curso y todo va como la seda hasta que, de repente, aparece el primer problema.

Este problema, por ejemplo, se debe a que uno de los vídeos del curso no se escucha bien y los usuarios son incapaces de entender la temática en cuestión.

Como es lógico, las personas que han comprado el curso intentan ponerse en contacto contigo para avisarte con la pretensión de que soluciones el problema.

Sin embargo, no pueden contactarte de ninguna manera a través del curso porque no les has facilitado un correo electrónico o una sección de comentarios para que puedan expresar el problema.

La única alternativa que tienen es contactar contigo a través de tus redes sociales, pero se encuentran con otro problema: haces caso omiso, es decir, no les prestas atención al problema que te están planteando o, en el peor de los casos, les indicas que no puedes solucionar el problema y que lo único que puedes decir es lo siento.

Ante esta situación no solamente hay un problema, sino dos:

  • Has hecho perder tiempo a tus clientes para que contacten contigo fuera de la plataforma del curso.

  • No puedes solucionar el problema que hay en uno de los vídeos del curso y lo único que puedes hacer es pedir perdón.

Ante esta situación, ¿piensas que estos usuarios volverán a comprar otra vez otro curso que realices?

Evidentemente no.

En vez de poner soluciones, pones obstáculos en el camino.

Pero ¿qué pasaría si la situación fuera al revés?

Es decir, ese vídeo sigue sin escucharse bien, pero has puesto una cajita de comentarios en la plataforma, los alumnos pueden contactar contigo a través del correo electrónico, interactúas con ellos y encima pones solución al problema satisfactoriamente.

Además, ofreces un servicio extra al curso como por ejemplo hacer una sesión individual deSkype con un alumno totalmente gratis para que puedan aprender mucho más.

En ese caso, ¿estos usuarios te volverían a comprar otra vez si hicieras otro curso online?

Con total probabilidad, un gran porcentaje de alumnos volvería a repetir porque:

  • No tienes excusas, sí no soluciones.

  • Estás pendiente de ellos.

  • Ofreces un servicio añadido a tus alumnos.

Dicho en otras palabras, al solucionar problemas y ofrecer un servicio extra en el curso estás aportando un valor añadido a todos tus alumnos.

Esto lo podríamos extrapolar en cualquier sector.

La cuestión es que solucionar problemas es un valor añadido que puede determinar el futuro de tu negocio.

Considero que esto es pura lógica ¿verdad?

El problema es que muchas empresas y emprendedores no emplean esta lógica, sino la suya propia.

Y esto, a efectos prácticos, es lo que destruye cualquier negocio.

Por tanto, el valor añadido se produce cuando ofreces un servicio extra a tus clientes totalmente gratis de forma satisfactoria.

Con la historia y definición que te acabo de contar, he dado respuestas a las tres preguntas que he formulado antes, ¿las recuerdas?

¿Cómo aplicar como valor añadido el solucionar problemas de cualquier negocio?

El ejemplo que te he dado antes está muy bien pero, ¿cómo aplicarlo en cualquier negocio?

Esta es una de las preguntas que te puedes hacer ahora mismo porque quizás no seas capaz de ver cómo hacerlo con tu empresa.

Es natural si hasta ahora nunca te has planteado hacer este tipo de estrategia para fidelizar clientes y ganar más dinero con ello.

Y todo cobra más sentido si tenemos en cuenta que cada negocio es un mundo diferente.

Entonces, ¿qué se puede hacer?

Hay una alternativa muy interesante que deberías tenerla en consideración, especialmente, si tu corporación tiene detrás un equipo.

Esta alternativa, se llama brainstorming.

El brainstorming o lluvia de ideas, puede ser la clave para encontrar soluciones ante posibles problemas que se puedan derivar por los productos o servicios que tengáis y, en consecuencia, poder ofrecer un valor añadido al cliente.

En una sesión de brainstorming, se pueden encontrar soluciones de todo tipo, desde la más disparatada hasta la más lógica.

Todas, sin excepción, deben ser consideradas porque al fin y al cabo son ideas y problemas que, aunque el porcentaje sea muy bajo, pueden aparecer en el futuro.

Encontrar la solución después de tantas posibilidades es la parte más difícil del asunto pues, al fin y al cabo, todo el mundo tendrá su punto de vista y un concepto diferente de la realidad.

Una vez que tengáis claro tú y tu equipo qué valor añadido ofrecer solucionando problemas, entonces será el momento de promocionarlo para que los clientes potenciales lo tengan en consideración.

No obstante, pueden haber otras opciones además del brainstorming.

Algunos ejemplos, serían estos:

  • Indicar al usuario que antes de comprar o contratar, lean unas indicaciones.

  • Ofrecer un método de contacto directo en caso de necesidad urgente.

  • Disponer de un servicio de mantenimiento anual completamente gratis.

  • Tener vídeo tutoriales si fuera necesario.

  • Etcétera.

Conclusión

Como puedes comprobar, las opciones son infinitas y ninguna de ellas es mejor o peor, todo depende del negocio que tengas y lo que quieras ofrecer a tus clientes.

En ese caso, todo depende de ti porque no hay nadie mejor que tú que conozca tan bien tu empresa y por supuesto tus clientes.

Además, ofrecer un valor añadido en tu negocio, te permitirá definitivamente diferenciarte de tu competencia, tu marca será más reconocida y, en definitiva, tendrás una buena reputación online.

Ahora que tienes esta información, es el momento de que te pongas manos a la obra y ofrezcas un valor añadido a tus clientes.

 

¿Piensas que el valor añadido es la apuesta de futuro para cualquier negocio online?

Jonatan Botello de la Serna
Superestrella

Sabe todo... bueno, casi todo.

Me llamo Jonatan Botello y desde hace prácticamente 5 años soy blogger en MarketingBlog y durante 3 años llevo trabajando como copywriter y redactor SEO ayudando a empresas y emprendedores a crecer su negocio. Hago colaboraciones en Mailrelay, Bloguismo y ahora también en SEMrush.
Compartir esta entrada
o

Comentarios

2000

Enviar feedback

Your feedback must contain at least 3 words (10 characters).

Sólo usaremos tu dirección de correo para dar respuesta a tu feedback. Política de privacidad

Thank you for your feedback!