¿Qué es la tasa de rebote y cuándo es buena?

Connor Lahey

Oct 11, 20219 min read
Tasa de rebote

La tasa de rebote de una web es importante porque te indica lo comprometidos (o no) que están tus usuarios con el contenido del sitio o con su experiencia.

La tasa de rebote se calcula cuando alguien visita una página individual de tu web y no hace nada en la página antes de abandonarla. Más específicamente, esta métrica mide cuántos visitantes abandonan una página sin realizar una acción específica, como comprar algo, rellenar un formulario o hacer clic en un enlace.

Si eres un profesional de marketing, es importante que entiendas la tasa de rebote y cómo impacta en tu estrategia general, así como en tu analítica web. Por ejemplo, un porcentaje de abandono alto, puede indicar problemas de SEO técnico, como que el tiempo de carga de tu página sea demasiado lento.

En esta guía, hablaremos sobre qué es una buena tasa de rebote y formas de mejorar un rebote elevado, lo que mejorará tus ratios de conversión y tus rankings de búsqueda orgánica y por ende, el porcentaje de usuarios interesando en tu web.

¿Qué es una buena tasa de rebote?

Para definir qué es una buena tasa de rebote para tu web, es importante que entiendas la diferencia entre una tasa alta y una baja.

Una tasa alta significa que la duración general de la sesión de un visitante es corta; visitan una página de tu web y se van. Una tasa alta significa que los visitantes pasan tiempo en la página haciendo uso de los enlaces disponibles.

En términos de bueno vs. malo, una tasa de rebote alta no siempre es algo malo. Una buena o mala tasa de rebote son términos relativos cuya definición puede cambiar según diferentes criterios, incluyendo los subjetivos. Por ejemplo, según Google:

Si el éxito de tu web depende de que los usuarios visualicen más de una página, entonces, sí, una tasa de rebote es mala… Por otro lado, si tienes una web de una sola página como un blog, u ofreces otros tipos de contenido para los que son normales sesiones de sola página, entonces un porcentaje de rebote alto es perfectamente normal.

Otra forma de entender los matices entre una buena y una mala bound rate o tasa de rebote es pensar en la arquitectura de la web. 

Pensemos en una web ecommerce. La página de inicio puede tener una tasa de rebote más alta que cualquier otra página, porque tu interés es que los usuarios pasen más tiempo en las landing page donde se realizan las compras, como las páginas de productos. Significa que el usuario ha encontrado lo que buscaba.

Dicho esto, ¿qué es una buena tasa de rebote? Una tasa de rebote de entre el 56% y el 70% es alta, mientras que entre el 41 y el 55% puede considerarse baja. Una tasa óptima de rebote están entre el 26 y el 40%.

Puedes comprobar la tasa de rebote de una página usando nuestra herramienta Análisis de Tráfico, donde además podrás ver la duración media de una visita, las visitas a la página y el número total de visitas únicas. 

img-semblog

Tasa de rebote vs. tasa de salida

Cuando se habla de las tasas de rebote, otro término que surge con frecuencia es la tasa de salida. La diferencia entre la tasa de rebote y la tasa de salida no siempre se comprende bien, ya que ambas son similares. 

Si la tasa de rebote es una métrica que mide la cantidad de sesiones únicas de una web, la tasa de salida es la cantidad de personas que abandonan una página específica, incluso si originalmente no llegaron a ella.

Por lo tanto, si una persona llega a la página 1 de tu web y hace clic en el botón de volver del navegador hacia la página de referencia, eso es un rebote. Pero si están en la página 1 y luego van a la página 2 y luego salen del navegador, eso se considera una salida.

En términos de análisis, un rebote puede indicar una falta de interés en un sitio, pero una gran tasa de salida puede indicar que estás teniendo problemas con la optimización de la tasa de conversión (CRO). A pesar de que alguien haya mostrado suficiente interés en visitar más de una página, es probable que vuelvan al motor de búsqueda para encontrar la respuesta que buscan.

Analiza el contenido de tu web

con la herramienta On Page SEO Checker

ADS illustration

Cómo bajar la tasa de rebote

Si quieres bajar tu tasa de rebote, debes considerar lo que puede estar afectando negativamente, incluyendo:

  • Velocidad de carga lenta
  • Pop-ups
  • Plug-ins innecesarios
  • Usabilidad pobre
  • Etiquetas de título y meta descripciones que estén pobremente optimizadas
  • Páginas en blanco y errores técnicos
  • Contenido de baja calidad
  • Páginas que no estén optimizadas para dispositivos móviles 
  • Configuraciones de Google Analytics pobremente implementadas (como un código de seguimiento mal configurado)

Por eso, si quieres reducir tu tasa de rebote, hay varias cosas que puedes hacer. Estas son algunas de las más importantes:

Revisa las páginas con los volúmenes de salida más altos

En Google Analytics, navega por Comportamiento > Contenido del sitio > Páginas de salida para encontrar las páginas con los volúmenes más altos. 

Verás las páginas donde la mayoría de la gente abandona tu sitio y te permitirá saber quién viene de otra página. Ambos tipos de información te ayudarán a realizar cambios para mejorar tu tasa de rebote. 

Revisar análisis in-page

Recuerda que puedes comprobar fácilmente la tasa de rebote de una página usando nuestra herramienta Análisis de Tráfico, pero puedes examinar la página en Google Analytics si quieres una información más matizada.

Con Google Analytics, puedes revisar los problemas de rebote y de salida a diferentes niveles. El informe “Todas las páginas” proporciona las tasas de rebote de páginas individuales, mientras que el informe “Visión general de la audiencia” proporciona la tasa general de todo tu sitio.

Puedes usar el informe de “Canales” para ver la tasa de rebote de cada grupo de canales y el informe “Todo el tráfico”, que proporciona las tasas de rebote de cada fuente/medio. 

Después de hacer cambios, puedes volver a la herramienta Optimize para probar diferentes versiones de una página para determinar cuáles fomentan una mayor participación de los usuarios.

Comprueba el tiempo en el sitio

Para entender los datos de tu tasa de rebote, necesitas considerarlos en contexto con otras métricas de la página del sitio. 

Por ejemplo, es importante hacer una comparación cruzada con métricas de tiempo en el sitio. Puede ayudarte a determinar si un problema afecta a todo el sitio o si se trata de una página en particular. Si tienes una página de blog con una alta tasa de rebote y poco tiempo en el sitio, el contenido no está haciendo su trabajo.

Utiliza las pruebas A/B 

Si estás desarrollando estrategias de mejora para tu web, las pruebas A/B son una excelente manera de saber cuáles funcionan mejor. 

Si tienes dos páginas de ventas diferentes para un producto, la página A y la B, con diferentes diseños y llamadas a la acción (CTAs) o call to action, puedes poner en marcha pruebas A/B. 

Este tipo de pruebas muestran una página a la mitad de los visitantes y la otra a la otra mitad. Los resultados mostrarán qué página consigue retener más tiempo a los visitantes.

Optimiza el móvil

Debido al creciente número de personas que acceden a la web desde dispositivos móviles y a que Google está dando prioridad al móvil, tu sitio debe estar optimizado para este tipo de tráfico. 

Un buen diseño no sirve de nada si la página tarda mucho en cargarse en un smartphone, empujando al usuario a encontrar otras fuentes de información para lo que están buscando.

Haz tus páginas fáciles de leer

Si tu página es de un gris denso y tienes una alta tasa de rebote, no te sorprendas. Debes hacer que la página sea más atractiva y legible con más espacios en blanco, un tamaño de página más grande, subtítulos que dividan los bloques de contenido y párrafos más cortos y fáciles de leer. Debes ser más Hemingway que Tolstoi.

Incluye CTAs claras y considera sus ubicaciones

Si tienes una página con contenido fuerte y optimizado, necesitas pensar en el tipo de acción que quieres que realicen los visitantes. Una llamada a la acción bien colocada debería desencadenar esta acción.

Si bien es perfectamente posible tener más de una CTA, demasiadas pueden confundir o hacer que las personas pierdan el interés. 

La ubicación del botón de la CTA en la página, el color, el texto y el tamaño son fundamentales. Por ejemplo, Apple sugiere botones de CTAs de al menos 44 píxeles de alto.

Revisa tu metadescripción

A veces, reducir las tasas de rebote es cuestión de que alinees las expectativas. Si tu meta título, meta descripción y URL de la página no coinciden con lo que publicas, ¡rebote! No olvides incluir las palabras clave a la meta descripción. Si ofreces lo que prometes en los resultados de búsqueda, tendrás una página ganadora.

Alcanza el tráfico de palabras clave con alto valor

Una palabra clave no es solo una palabra clave. Algunas tienen más valor que otras. Estas palabras clave pueden variar según la parte del embudo de ventas donde estén ubicadas, generar tráfico y conseguir autoridad o generar conversiones cuyo interés hayas captado. 

Si eliges una palabra clave que genera tráfico a tu web, ofrece la promesa que has formulado con el contenido adecuado.

Usa el SEO para mejorar la tasa de rebote

La tasa de rebote es un factor de posicionamiento importante y es una métrica clave para conocer el estado de tu sitio. Semrush proporciona herramientas de SEO comprobadas que ayudarán a cambiar los altos porcentajes de personas que abandonan tu sitio a un mayor número de personas comprometidas y listas para realizar transacciones comerciales. 

Tanto si deseas realizar una investigación competitiva más efectiva, una investigación de palabras clave, generación de backlinks, seguimiento de posiciones o SEO técnico y on-page, Semrush te ofrece todo lo que necesitas. 

Por ejemplo, con nuestra herramienta On Page SEO Checker, introduces la URL de la página que quieres comprobar y consigues ideas de palabras clave que te permiten saber cómo funcionarían antes de implementarlas.

Los resultados te proporcionarán nuevas ideas de contenido, backlinks, estrategia, experiencia de usuario y mucho más. Implementándolas, puedes cambiar las tasas de rebote más altas en saltos de alegría a medida que consigues más participación de los usuarios.

Analiza el contenido de tu web

con la herramienta On Page SEO Checker

ADS illustration
Author Photo
Connor LaheyEditor, SEO strategist, and writer. Enjoys monitoring SERP volatility. You can find me reading Tolkien in the far north of Norway.
Subscribe to learn more about SEO 101
By clicking “Subscribe” you agree to Semrush Privacy Policy and consent to Semrush using your contact data for newsletter purposes