logo-small
updated

¿Es lo mismo trabajar de freelance que de autónomo? Principales diferencias

88
Wow-Score
La Wow-Score muestra si una entrada de un blog crea o no interacción. Se calcula en base a la correlación entre el tiempo de lectura activo de los usuarios, su velocidad de desplazamiento y la longitud del artículo.
Leer más

¿Es lo mismo trabajar de freelance que de autónomo? Principales diferencias

Erika Martin updated
¿Es lo mismo trabajar de freelance que de autónomo? Principales diferencias

Desde hace unos años y cada vez con más frecuencia, se tiende a usar el término "trabajar de freelance" para referirnos a los trabajadores autónomos.

Sin embargo, ¿sabes que hay algunas diferencias entre ser un freelance, un emprendedor y un autónomo?

De hecho, ¿sabías que hay distintos tipos de autónomos?

En este post te contaré los puntos que tienen en común y los que les diferencian para que puedas evitar las confusiones entre unos y otros.

También te daré algunos datos curiosos sobre el perfil de estos trabajadores en Europa.

¿Qué significa exactamente trabajar de freelance?

El significado literal de freelance es lanza libre.

Esta palabra nació allá por la Edad Media y se refería a los mercenarios que ofrecían sus habilidades con las armas a los señores feudales.

Las primeras menciones escritas a los mercenarios o freelancers aparecen en la novela “Ivanhoe” de Walter Scott, que fue publicada en 1820.

Fíjate, tú que pensabas que era una palabra moderna y molona, y resulta que tiene ya unos cuantos siglos de historia. 

Actualmente, esta palabra se utiliza para referirnos a personas que realizan trabajos ocasionales para otras personas o empresas, con ingresos puntuales y con una duración (en tiempo) determinada.

Por ejemplo, alguien que trabaja en una empresa por cuenta ajena y que en sus ratos libres da charlas de marketing, diseña webs o traduce textos (este segundo trabajo sería su actividad freelance).

Para poder realizarla habrá que ir a Hacienda y darse de alta en el epígrafe del IAE (Impuesto Actividades Económicas) correspondiente a esa actividad.

De esta forma, se podrán emitir facturas, cobrar servicios … y pagar IRPF e IVA (según corresponda a su epígrafe de actividad)

Ojo, te estoy hablando de Hacienda, no lo confundas con pagar las cuotas de la seguridad social.

Y es que, si tus ingresos no superan el salario mínimo (9.906,40€ - 14 pagas), no estás obligado a pagar la cuota de la seguridad social.

De hecho, ya te comenté antes que se puede estar trabajando en una empresa tradicional (que es la que paga tu cuota de la seguridad social) y tener de vez en cuando ingresos por estas otras actividades. 

La figura del trabajador freelance no está contemplada en la legislación española y tampoco en la europea. 

¿Qué es un emprendedor?

Un paso más allá del freelancer está la figura del emprendedor.

Imagina que estás triunfando con tus actividades económicas extras y que tu cartera de clientes va creciendo.

Un día decides dejar tu empresa tradicional para centrarte en montar tu negocio de charlas, fotografía, infoproductos o lo que sea.

Será entonces cuando emprendes (o empiezas) tu proyecto empresarial con la esperanza de que un día puedas constituir una empresa de verdad, es decir, crear por ejemplo una sociedad limitada, alquilar una oficina propia, contratar empleados, etc.

El emprendedor es una figura a medio camino entre el freelance y el autónomo. 

Significa que ya eres independiente y trabajas por tu cuenta.

Como le dedicas más tiempo, tus ingresos irán siendo cada vez más elevados o eso te deseo. 

Sin embargo, hasta que éstos no superen el SMI (salario mínimo interprofesional), no serás considerado trabajador autónomo.

¿Qué es un autónomo? 

Según el Estatuto del Trabajador Autónomo, “son las personas físicas que de forma habitual, personal, directa y por cuenta propia, realizan una actividad económica o profesional a tiempo completo o a tiempo parcial” 

Los autónomos son los que viven al 100% de los ingresos que les genera su ocupación.

Dicho de otra forma, son los que tienen ya un pequeño negocio a su nombre.

No te creas que todos los autónomos son iguales.

Hay varios tipos:

  • Trabajadores autónomos

Son los que cotizan por actividades empresariales, por ejemplo: hosteleros, taxistas, comerciantes, propietarios de talleres, transportistas, fontaneros, electricistas, etc.

En este grupo también se incluyen a los artistas y deportistas.

  • Profesionales autónomos 

Son los que cotizan por actividades profesionales, son los de las profesiones liberales (médicos, abogados, consultores, arquitectos, ingenieros, etc).  

Si has leído con atención, te habrás dado cuenta que aquí ya empiezo a hablar de cotizar.

Los autónomos están todos dados de alta en el IAE y también en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos).

freelance y autonomos españa

Hay muchos matices jurídicos y fiscales en cada uno de los 3 casos.

Por eso, te recomiendo que consultes a un abogado o un gestor sobre cómo tributar y gestionar tu seguridad social.

También puedes preguntar en la Delegación de Hacienda que tengas más cerca o en los centros de asesoramiento para emprendedores de tu ciudad o Comunidad Autónoma.

Por cierto, ¿oíste a un fontanero o a un panadero presentarse alguna vez a los demás como CEO?

¿A que te suena ridículo?

Pues muchos emprendedores digitales se presentan como CEOs, en vez de como su profesión o por los servicios que ofrecen.

CEO es otra palabra que se ha puesto de moda y que se presta a mucha confusión.

Por eso, te invito a descubrir su significado y funciones en este artículo.

Algunos datos curiosos sobre los freelancers en Europa 

El país con más trabajadores freelance de Europa es Alemania y son tanto nacionales como procedentes de otros países.

A Alemania le siguen Italia, España y Francia.

La ciudad que lidera el ranking es Berlín.

No es de extrañar porque la creatividad se respira en cada esquina de esta ciudad. 

Allí tienen su sede muchas empresas de diseño gráfico, marketing y desarrollo web.

Como puedes ver en la imagen de abajo, Madrid, Barcelona y Valencia se encuentran en el Top 10 de ciudades con mayor número de personas trabajando como freelancers.

Londres ha tenido un incremento importante en los últimos años y se coloca en el puesto 18 del ranking, aunque está por ver cómo le afectará el Brexit en el futuro.

Los servicios más demandados en la mayoría de los países europeos para contratar a estos profesionales son:

  • El diseño gráfico: de logos, merchandising, etc, utilizando Photoshop e Illustrator como herramientas de trabajo.
  • Creación de páginas web: en donde cada vez hay más demanda de expertos en creación de webs de e-commerce y m-commerce.
  • Habilidades en desarrollo de lenguajes web (SQL, PHP, HTML, CSS, JAVA, WP).
  • Servicios de traducción.

perfil freelance europa

¿Estás pensando en trabajar de freelance o emprendedor? 

Puede que seas experto en algo y que tengas una motivación muy alta para compartir tus conocimientos con los demás.

Antes de dar el paso debes tener en cuenta una serie de puntos para lograr ingresos y vivir de ellos.

Verás, algunos caen en el error del blogger novato, que escribe y publica su primer post y se piensa que le van a llegar millones de visitas, comentarios y que sus contenidos se van a viralizar por las redes sociales como por arte de magia.

Tú y yo sabemos que hay mucho trabajo detrás ¿verdad?

Lo mismo ocurre con los freelancers y emprendedores.

Debes aprender cosas no relacionadas con tu actividad 

Eres un crack diseñando logos, pero has de dominar otros aspectos…

  • Aspectos comerciales

¿Cómo fijas un precio mínimo para tus productos o un plazo de entrega para tus servicios?

¿Cómo creas un embudo de ventas?

¿Dónde buscas clientes? 

¿Cómo les vas a contactar? 

¿Sabes crear un CRM y mantenerlo actualizado?

  • Comunicación y marketing

¿Tienes preparado un plan de comunicación digital o tradicional?

A saber: web, perfiles en redes sociales, estrategias de marketing, estrategias de email marketing, monetización de productos y pasarelas de pagos … folletos, merchandising, notas de prensa, etc

  • Habilidades de negociación

¿Qué tal son tus habilidades de negociación?

Si un cliente te pide una rebaja en precio, ¿cedes para no perderlo o mantienes tu posición porque miras por tus ingresos?

Si un cliente no te paga ¿cómo se lo reclamas?

  • Contabilidad y temas fiscales

Tendrás que aprender a hacer facturas y a llevar un control contable de tus ingresos y gastos. 

¿Sabes rellenar los formularios de las declaraciones trimestrales de Hacienda?

¿Y los de cualquier otro trámite burocrático?

¿Qué hay de la productividad?

Una de las cosas que más molan de ser trabajador independiente es que ya no tienes a tu jefe dándote con el látigo en la espalda.

Ahora, puedes marcar tú los plazos de las tareas y objetivos.

Esto requiere ser muy disciplinado en tu forma de trabajar porque sino corres el peligro de relajarte demasiado. 

Puede ocurrir lo contrario.

Pasar de calentar la silla en tu trabajo tradicional a calentar la silla en casa con jornadas maratonianas de trabajo.

Para que tu nuevo horario de trabajo flexible sea productivo, te sugiero que te crees una serie de rutinas para poder optimizar tu tiempo:

  • Planifica tu día y olvídate de la multitarea

Los humanos somos seres de costumbres.

Si te creas unas rutinas de trabajo, a la larga serás más productivo.

¡Haz siempre lo mismo a las mismas horas!

Muchos dicen que uno rinde más por las mañanas y que debe ser entonces cuando gestiones las tareas más complicadas.

Personalmente, pienso que depende del bioritmo de cada persona, unos son más activos por las mañanas y otros por las tardes.

Establece unos horarios para mirar y responder correos, interactuar en RRSS, etc. Por ejemplo, una hora por la mañana, otra al mediodía y otra por la tarde.

Después cierra el programa de correo y desactiva todas las notificaciones.

El resto de tu jornada trabaja offline.

Es decir, organízate unas horas al día para trabajar en lo tuyo sin interrupciones (desactivando el correo, el whatsapp, etc.)

Créate plantillas de todo: presupuestos, contratos, proyectos, facturas, etc.

Es una forma de tener muchas tareas automatizadas y ahorrar tiempo.

Hazte una lista de tareas, anotando todo:

  • Teniendo en cuenta el tiempo que te va a llevar realizar cada una de ellas.
  • Estableciendo una fecha límite para acabar cada una de ellas. Si te marcas prioridades con plazos y los vas cumpliendo, es difícil que algo se convierta en urgente.

Te recomiendo que te propongas hacer solo una o dos cosas importantes al día. La multitarea nunca es buena.

Es mejor hacer una tarea, acabarla y empezar la siguiente.

Gestionar muchas cosas al mismo tiempo es sinónimo de equivocaciones y de resultados mediocres.

Al final del día, repasa tu lista de tareas y comprueba lo que te ha quedado pendiente de hacer.

Utiliza una agenda y mejor si es a semana vista o mes vista porque así tienes una visión más completa de lo que te espera en los próximos días/semanas.

Es como un calendario editorial para un blog.

  • Establece límites

Si trabajas en casa, deja muy claro a todos que no estás de vacaciones.

Una cosa es que tengas horario flexible y otra que seas el comodín para hacer los recados de toda la familia.

Por otro lado, trabajar 16 horas todos los días durante semanas, te va a provocar agotamiento mental y que tu rendimiento caiga estrepitosamente.

Fíjate un horario de trabajo razonable, apaga el ordenador de vez en cuando y sal a hacer deporte, al cine, a tomar algo con los amigos, etc.

En definitiva, ¡desconecta!

Esto te vendrá muy bien para despejarte y cargar pilas.

  • Espacio de trabajo

Si no puedes permitirte pagar un coworking o una oficina de alquiler, entonces necesitas un espacio de trabajo en casa.

No, no puede ser el sofá, jajaja.

Debes montarte una mini oficina, con escritorio, silla ergonómica, archivadores, material de papelería, etc.

No acumules papelotes y gadgets sobre la mesa.

Cuantas más cosas tienes por el medio, menor es la capacidad de concentración del cerebro.

Es decir, que cuanto más recogido tengas tu escritorio, más te va a cundir el tiempo.

¿Dónde puedo encontrar trabajo como freelance? 

Hay muchas plataformas en internet donde puedes encontrar ofertas de trabajo o publicar tu perfil y tus proyectos y que alguien te contrate.

Solo tienes que escribir “trabajo freelance” en el navegador y te aparecerán cientos de ellas.

Algunas de las más populares son:

Las opiniones sobre cada una de ellas van desde excelente a muy poco recomendable.  

Ocurre como cuando vas a reservar un hotel en Booking o Tripadvisor y lees lo que dijo la gente sobre su estancia.

Unos se quejaron por todo y a otros les encantó el hotel.

No olvides que hay vida más allá de internet, en el mundo offline también puedes encontrar oportunidades:

  • Mediante tu red de contactos.
  • Sugiere a tus clientes que te recomienden a otros (el boca a boca tiene tanto impacto como el SEO).
  • Haz networking en cursos, talleres, ferias y otros eventos.

Conclusión 

El tiempo dedicado a la actividad y el nivel de ingresos es lo que diferencia a los trabajadores freelancers de los autónomos y hará que cada uno tenga unas obligaciones fiscales y con la seguridad social distintas, dependiendo de cada caso en concreto. 

¿Conocías las diferencias entre unos y otros?

¿Pensabas que todos tenían que pagar las cuotas de la seguridad social? 

Descarga

¿A que te ha sorprendido ver varias ciudades españolas en el top 10 de lugares europeos para trabajar de freelance?

Creadora de Anécdotas de Secretarias. Allí te cuento historias llenas de humor e ironía sobre el día a día en la oficina, con las que te sentirás 100% identificado. Disfruto con el storytelling, el branding y la comunicación digital.
Compartir esta entrada
o
2000 es el número máximo de caracteres permitido
Hola. Efectivamente como dicen algunos comentarios. Creo que no se está definiendo bien. Sino dando una opinión sobre freelance y autónomos. Yo me considero freelance y soy autónomo. Además también trabajo por cuenta ajena.
Gerardo
Hola Erika, en mi humilde opinión deberías retirar este post, que nunca debió crearse.
Confundes totalmente a las personas, ya te lo han dicho varios usuarios.
En el momento en el que realizas una actividad remunerada por cuenta propia, tienes que pagar la cuota de autónomos de la SS.
Ni 3.000€ de mínimo al año ni nada. Como si solo facturas 5 miserables dólares a Fiverr.
Esto te lo puede confirmar cualquier gestor experto en el tema.
Quien no lo haga estará dentro de la economía sumergida.
Otro tema es el gran lastre que esto supone y la vergüenza de las cuotas de autónomos en España
Erika Martin
Gerardo
Hola Gerardo,
Siento mucho no haber explicado bien los conceptos y más aún confundir a los lectores.
En el post dije que todos los autónomos deben estar dados de alta en el IAE y en el RETA.
Es obligatorio de darse de alta en el RETA cuando se realiza una actividad económica de forma habitual, personal y directa a título lucrativo.
¿Qué entiende el legislador por habitual? pues cuando la actividad se realiza con continuidad y no de forma ocasional o esporádica.
Por otro lado, la Seguridad Social entiende que, en el mismo momento que inicias una actividad, empiezas a tener ingresos, sin importar la cuantía anual. Insisto, lo que marca la obligatoriedad del alta en el RETA es que la actividad sea habitual.
Puede ocurrir que factures un único servicio al año por 200Mil EUR y superar el SMI ¿entonces qué? porque eso es ocasional o esporádico.
Es verdad, no existe ninguna ley que diga que si obtenemos unos ingresos inferiores por del SMI no hay obligación de darse de alta en el RETA.
Sin embargo, SÍ existe jurisprudencia al respecto. En concreto la sentencia del Tribunal Supremo (Sala 4) de 29/10/1997 en la que dice que “la superación del umbral del salario mínimo percibido en un año puede ser un indicador adecuado de habitualidad”
Mis fuentes de información para escribir este artículo fueron entre otras:
Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo (los derechos y los deberes del trabajador por cuenta propia en España) Última actualización 24/12/2016
Guía Laboral del Ministerio de Empleo: El Trabajo por Cuenta Propia o Autónomo y el Trabajo Asociado
Sentencia del Tribunal Supremo (Sala 4) de 29/10/1997
Y otros 6 artículos jurídicos que aquí no puedo enlazar pero que si quieres te envío por privado.
Espero haberlo aclarado ahora un poco mejor
Saludos
Carmen Díaz Soloaga
Gerardo
Pues yo creo que está perfectamente explicado, Gerardo. Soy freelance desde hace 16 años (o autónoma, como quieras llamarlo) y el post me ha dado información que desconocía, lo que dice mucho de la labor de investigación de Erika. El único matiz es quizás aplicable a tu desconocimiento de los términos. El término freelance (o más recientemente freelancer) se comenzó a utilizar en los 90 en España, para catalogar a aquellos autónomos, normalmente del sector creativo/diseño, que trabajaban desde su casa como autónomos. Hoy en día se aplica a otras muchas profesiones. Si te has liado con freelance/autónomo/emprendedor será porque no eres del sector.

A saber:

Abogado ----> Autónomo (lo más normal, aunque también hay asalariados por cuenta ajena)
Diseñador ----> Autónomo+freelance (porque trabaja para muchos clientes y el término es más cool)
Pepe Díaz ----> Autónomo+freelance+emprendedor (porque tiene su propio proyecto, normalmente en el sector digital)

Por último, añadir que el término emprendedor es lo políticamente correcto para designar a un empresario, pero ése término no suena nada bien cuando vas al banco a pedir financiación. Recuerda a un señor muy malo que quiere defraudar, por eso alguien se sacó de la manga lo de emprendedor.

Un saludo,
Laura Tuero
Tal y como comentan otros, al menos en España no existe esa diferenciación entre freelance, autonomo y emprendedor. Desde el mismo momento en que una persona comienza a ofrecer sus servicios públicamente, aunque no esté ganando dinero, es obligatorio que comience a cotizar. No hace mucho que salió a la luz la noticia de que Hacienda iba a comenzar a controlar todos los negocios online de freelances y emprendedores que van ofreciendo servicios o incluso vendiendo productos online y no cotizando por ello.
Posiblemente en otros países sí existe tal diferenciación porque la administración y tramites son más flexibles pudiendo cotizar puntualmente por trabajos, pero en España no es así.
Erika Martin
Laura Tuero
Hola Laura,
Leí esa noticia que comentas. No me extraña que Hacienda "meta" mano en los negocios digitales porque me temo que muchos no están dados de alta y se están llevando los ingresos sin declarar el IVA e IRPF ni cotizar en la Seguridad Social. Algo que, a mi personalmente, me parece injusto para los que gestionan su actividad de forma legal.
Mil perdones por responderte con tanto retraso.
Saludos
Ibán Ríos
Interesante artículo Erika, pero discrepo en cuanto a la diferencia de ambos, ya que no existe tal diferencia.
Es decir, "freelance(r)" es simplemente un anglicismo que hemos adoptado en España (cuya traducción corresponde a nuestro concepto de "autónomo"), y por ello no está legislado como tal: de hecho, en el Reino Unido tampoco está legislada dicha figura, la cual corresponde a las figuras legisladas de "Sole Trader" y "Self-Employed".
Otra cosa es que queramos, de forma no oficial, hacerlo corresponder con aquel tipo de trabajo por cuenta propia que no requiera darse de alta en el RETA (y, a nivel legal, tampoco está muy claro cuándo puede hacerse con todas las garantías).
En definitiva, y en mi opinión: los anglicismos están, más que nunca, de moda (especialmente en el ámbito digital), a pesar de que dispongamos de nuestros equivalentes en castellano: me temo que todos somos partícipes de ello.
Erika Martin
Ibán Ríos
Hola Ibán,
ni en Reino Unido, ni en España ni en la UE se regula la figura del "freelancer". Nunca había oído lo de "Sole Trader".
Me alegra conocer tu punto de vista. Las discrepancias siempre son enriquecedoras (al menos para mi). Al final, son sutilezas en la traducción y uso de las palabras de otros idiomas.
En lo que estamos de acuerdo es en lo de que, habiendo palabras equivalentes en castellano, no hay necesidad de hacerse el guay, expresándolas en inglés.
Saludos
Hola Erika:
Me ha gustado la diferenciación de matices de cada figura, sólo comentarte una cosita, ¡y es que pagar las cuotas de autónomos es compatible con el trabajo por cuenta ajena! Creo que el gráfico da lugar a confusión...
Lo que es inaudito es que no puedas cotizar como autónomo a jornada parcial... No tiene sentido que la cotización mínima como trabajador autónomo sea superior al SMI, pero bueno, ese es otro tema que no entraremos a comentar! XD
Erika Martin
Maria Otero
Hola María,
muchas gracias por la aclaración sobre la compatibilidad de pagar cuotas de autónomos con el trabajo por cuenta ajena. Lo desconocía, a pesar de que me estuve documentando para escribir el post.
Sí que es complicado todo este tema.
Debe de ser que los legisladores no piensan que un autónomo pueda hacer jornada parcial.
Saludos
Sonia Duro Limia
Maria Otero
Además, si te vas al paro siendo trabajador por cuenta ajena, puedes darte de alta de autónomo y compatibilizar. Es decir, cobrarías paro y podrías facturar. ¡Ojo! en ese orden.
Si eres autónomo y te vas al paro no puedes pedir compatibilidad.
Erika Martin
Sonia Duro Limia
Gracias por la información adicional, Sonia.
Un abrazo!
Sonia Duro Limia
Hola Erika. Buen trabajo de investigación.
La verdad es que no me sorprende que España sea TOP autónomos en Europa. De hecho pensaba que estaría en puestos superiores. Sólo los transportistas deben ser un número muy elevado de ellos.
Comento tu publicación porque justo ayer hablaba de estas dos actividades pero, más allá del marco legal que las diferencia, le di un enfoque preposicional. Te cuento:
Freelance: apelando a la traducción "libre" lo entiendo como alguien que colabora "con" (preposición) diferentes empresas. Tiene entre manos varios proyectos a los que se dedica con la misma pasión.
Autónomo: lo asocio a la persona que trabaja "para" (preposición) otra empresa o empresas, pero pierde el concepto de libertad. Es decir, la empresa lo tiene como cualquier otro empleado, excepto que no le paga la SS.
Al final, la gran diferencia para ese trabajador está en trabajar para sí mismo y hacer colaboraciones con empresas o trabajar para esas empresas, sujeto a sus horarios y resto de requerimientos.
¿Cómo ves este enfoque?
Erika Martin
Sonia Duro Limia
Hola Sonia,
bueno, un 3er puesto como país no está nada mal. En ciudades a mi personalmente me llamó mucho la atención ver a Madrid en 2º puesto. Habrá que investigar lo de los transportistas.
Tu enfoque preposicional me parece muy interesante. Nunca lo había pensado de esa forma.
Entiendo que te refieres a que los autónomos ¿serían aquellos que llevan proyectos más complejos que requieren una dedicación más exclusiva para la empresa que les ha contratado?
Gracias por el comentario.
Have a Suggestion?