Enviar un artículo
Ir a blog

Ventaja competitiva y posicionamiento de empresa: las claves para el éxito

76
Wow-Score
La Wow-Score muestra si una entrada de un blog crea o no interacción. Se calcula en base a la correlación entre el tiempo de lectura activo de los usuarios, su velocidad de desplazamiento y la longitud del artículo.
Leer más

Ventaja competitiva y posicionamiento de empresa: las claves para el éxito

Sergio Salón
Ventaja competitiva y posicionamiento de empresa: las claves para el éxito

¿Conoces realmente lo que es la ventaja competitiva?

¿Sabes por qué las empresas ansían obtener esa ventaja para posicionarse en el mercado?

Si te has planteado estas preguntas, no dejes de leer este post en el que te detallaremos todo sobre las ventajas competitivas y la mejor forma de aprovecharlas.

¿Qué es la ventaja competitiva?

Para saber cómo aprovechar esta cualidad, primero debemos atender a su definición.

Hablamos de la ventaja que una empresa, organización o persona tiene respecto a su competencia dentro de un mismo mercado.

Esta ventaja competitiva sitúa a dicha organización en una posición de superioridad respecto al resto, otorgándole un puesto privilegiado en el mercado.

Principales tipos de ventajas competitivas

Si atendemos a la teoría que Michael Porter formuló hace décadas, encontraremos los principales tipos de ventajas competitivas.

1.- Ventaja competitiva por diferenciación

En estos casos, la marca en cuestión adquiere una posición competitiva gracias a su especialización del producto.

Por lo general, son productos de alta calidad y muy exclusivos, que hacen sentir al cliente que es afortunado por poder comprarlo.

Suelen tener precios altos, marcando aún más esa diferenciación.

2.- Ventaja competitiva por liderazgo en costes

La empresa que disfruta de esta ventaja competitiva, produce a un coste más bajo sus productos.

Cuando varias empresas tratan de ostentar esta ventaja, los resultados en el mercado suelen ser nefastos.

Por ello, no son tantas las empresas que destacan por un liderazgo en costes.

3.- Ventaja competitiva por enfoque

Las estrategias competitivas de una empresa que busca la ventaja por enfoque, se basan en un sector concreto.

Buscan un mercado específico y se especializan en ser la mejor de ese segmento, bien por área geográfica, por tipo de producto, etc.

Ventaja competitiva vs ventaja comparativa

Dentro del mundo empresarial y de las estrategias de marketing, existe otro término similar a la ventaja competitiva.

Su semejanza gramatical puede llevarnos a equívoco, se trata de la ventaja comparativa.

Sin embargo, para conseguir una clara ventaja competitiva, ha de diferenciarse bien de la ventaja comparativa y es que la ventaja comparativa se posee cuando una empresa requiere de menos recursos y costes para producir el mismo bien que otra empresa del sector.

Por tanto, esa ventaja comparativa se basa únicamente en términos de eficiencia de producción, sin determinar la posición en el mercado a la que puede conllevar.

Consejos para crear tu propia ventaja competitiva

A la hora de posicionarse en el mercado, una empresa busca su propia ventaja.

Con ello, se asegura un puesto de privilegio por el que los clientes prefieren adquirir sus productos y no los de la competencia.

Pero, ¿hay maneras de llegar a crear esa ventaja competitiva?

Lo cierto es que tenemos unos cuantos consejos que ayudan a que cualquier empresa encuentre su propia ventaja.

1.- Sigue las pautas de Porter

Como hemos visto anteriormente, hay tres grandes tipos de ventaja competitiva.

Por tanto, si tenemos claro en cuál de ellas queremos centrarnos, será más fácil conseguirla.

Si quieres liderar en costes,  produce a bajos precios. Si quieres destacar por la exclusividad de tu producto, ofrece prestaciones que nadie más tenga.

O si pretendes dominar un pequeño nicho de mercado, deberás producir algo necesario para un público concreto y que ninguna otra empresa esté haciendo.

2.- Innova y busca la efectividad

Para posicionarte en un mercado plagado de competidores, es esencial la innovación.

Ofrece a tus clientes algo que aún no ha ofrecido la competencia y obtendrás esa ventaja competitiva.

Estudia el mercado y atiende a las necesidades, los resultados, sumados a tu originalidad, te darán la clave.

Por otro lado, cuando fabriques tus productos o proporciones tus servicios, céntrate siempre en que se haga lo mejor posible.

De nada sirve producir en masa, si el resultado no es bueno, hacer cosas y hacerlas bien, siempre es sinónimo de éxito.

3.- Adáptate a los cambios

Los patrones de producción, las necesidades de cada cliente, los gustos… cambian a velocidades cada vez más vertiginosas.

Solo las empresas que mejor se adaptan a esos cambios y saben aprovecharlos, consiguen una ventaja competitiva.

Si sabes prestar atención a esos cambios y definir tu estrategia de manera flexible en torno a ellos, ganarás mucho terreno respecto a tus competidores.

4.- Recaba información y elige bien a tus socios

¿Cuántas veces has escuchado la frase de “la información es poder”?

¡Corta y contundente!

Pero esta verdad cobra mucho más valor en el mundo empresarial.

Si dispones de más información que el resto, podrás adelantarte a los cambios, a los planes de la competencia e incluso a las nuevas demandas de los clientes.

Gracias a esta información, dispondrás de una mayor tranquilidad a la hora de elegir a tus socios y proveedores.

Y es que esta elección puede otorgarte una mayor ventaja competitiva, gracias a diferentes factores: eficiencia en la producción, prestigio de proveedores, etc.

Ventaja competitiva - Socios

El servicio al cliente como ventaja competitiva

Uno de los factores clave que puede diferenciar a nuestra empresa en el mercado, es el servicio al cliente.

Si conseguimos tener a nuestros clientes satisfechos, actuarán como prescriptores de la propia marca.

Ese engagement creado puede alzarnos varios escalones por encima de nuestra competencia.

¿Cómo se brinda un buen servicio de atención al cliente?

Para ello habrá que controlar las impresiones y las expectativas de dichos clientes.

Si el servicio otorgado cumple con lo que esperan y se proporciona una atención personalizada en todo momento, las impresiones siempre serán positivas.

Los clientes disfrutarán con nuestra experiencia de marca.

Este servicio al cliente se presenta como una ventaja competitiva fundamental para posicionar cualquier empresa hoy en día.

Beneficios de contar con una buena estrategia competitiva

Una vez se conocen los principales tipos de ventaja competitiva, es el momento de elaborar una estrategia para conseguirla.

Por estrategia competitiva entendemos todas aquellas acciones que una empresa lleva a cabo para lograr la ventaja deseada.

¿Qué beneficios se obtienen al contar con una óptima estrategia competitiva?

Podemos destacar los siguientes tres.

1.- Conversión de debilidades en fortalezas

Cuando aparecen ciertas debilidades y problemas en el proceso de producción de una empresa, contar con una estrategia competitiva proporciona una rápida solución.

No solamente encontraremos la forma de solventar esas debilidades, sino que podremos transformarlas en fortalezas para la propia empresa.

2.- Creación de nuevas normas gracias al feedback

Llevar a cabo una estrategia competitiva, nos proporcionará diferentes reacciones, tanto positivas como negativas.

En todo ese proceso de recabar información, los clientes nos darán su feedback.

Gracias a esa retroalimentación obtenida de los clientes, podremos crear nuevas normas de actuación y producción en la empresa.

Si conocemos las necesidades de nuestros clientes finales y nos adaptamos a ellas, disfrutaremos de una ventaja competitiva de gran valor.

3.- Máxima eficiencia

Al conocer las necesidades de los clientes y convertir nuestras debilidades en fortalezas, la eficiencia crece.

Destinamos un mayor tiempo a producir lo que los clientes esperan bajo los cánones que desean encontrar.

Además, con el desarrollo de las nuevas tecnologías, es mucho más fácil e instantáneo conectar con los clientes.

El fin último de la ventaja competitiva, es tener una relación especial con esos clientes, que ningún otro competidor del sector pueda tener.

Ejemplos de empresas con ventaja competitiva

¿Cómo se refleja esta ventaja competitiva de la que hablamos?

A continuación vamos a ver solamente algunos ejemplos de empresas en los que esta ventaja se hace notar:

  • Apple

La empresa de la manzana es el ejemplo más claro de ventaja competitiva por diferenciación.

Han sabido crear una serie de ordenadores, tablets y smartphones con carácter propio.

Sus compradores forman parte de toda una experiencia exclusiva, también conseguida por sus elevados precios.

  • Ikea 

En el caso del gigante sueco, su ventaja competitiva reside en el liderazgo de costes.

Además, la forma de gestionar el packaging y la logística, les otorga un mayor ahorro en la producción y venta.

Son líderes en el mercado del hogar.

  • Nespresso 

Con Nespresso podemos ver cómo una empresa aprovecha un claro enfoque y lo transforma en una exclusividad. 

Un enfoque claro y reducido, como es el público amante del café.

Y una exclusividad, porque ha logrado hacer sentir a sus clientes parte de una élite reservada.

Sus clientes no solamente toman café, sino que son miembros de un club muy especial.

Ventaja competitiva - Ejemplos

La ventaja competitiva del futuro

Antes de terminar este post, y a modo de reflexión, deberíamos pararnos a ver cómo evoluciona esta ventaja competitiva.

Las empresas buscan nuevos modos de superar a la competencia y el desarrollo de las tecnologías acompaña y construye este camino.

En los últimos años se comienza a vislumbrar cómo la Inteligencia Artificial puede llegar a ser un factor determinante a la hora de tomar ventaja.

La combinación del equipo humano y estas máquinas inteligentes empieza a ser considerada como un sinónimo de éxito.

El futuro está a solo dos pasos de nuestro presente y las empresas lo saben.

Debemos permanecer atentos al desarrollo de la Inteligencia Artificial y su aplicación en los próximos años, para determinar así qué papel jugarán en el desarrollo empresarial y humano. 

Conclusiones

Ya hemos visto la importancia de la ventaja competitiva para posicionar a una empresa.

Sabiendo planificar una estrategia correcta, se puede alcanzar esta ventaja, que pondrá a tu empresa en una posición privilegiada respecto al resto.

Es muy importante focalizarse y prestar mucha atención a los pasos del resto de empresas del sector.

Configura un nuevo proyecto

con Position Tracking de SEMrush

Dominio no válido

Todo ello, con un ojo siempre puesto en el futuro más próximo que pasa por mostrar cuál es nuestra ventaja competitiva.

¿Te ha gustado este post? Síguenos en RSS y lee más posts interesantes:

RSS
Redactor SEO y Especialista en Inbound Marketing en Agencia NeoAttack. Marketing como filosofía de vida. Amante de la redacción estratégica y del rankeo de contenidos.
Compartir esta entrada
o
2000 es el número máximo de caracteres permitido
Sergio Salón
Hola Fede, ante todo muchas gracias por tu comentario. Como bien dices, la ventaja competitiva es un aspecto esencial que un gran número de empresas aún no tienen en cuenta, sobre todo las más tradicionales. Pero seguir produciendo como siempre no bastará para ganar la carrera a los competidores en un futuro cercano.
Hay que concienciarse de que esta ventaja competitiva marcará, casi con total seguridad, el devenir de una compañía.

Espero haberte ayudado con mi comentario.

¡Un saludo!
Sergio Salón
Está claro que queda un largo camino de concienciación por hacer. Gracias por tu rápida respuesta. Un saludo
Hola Sergio, dando por hecho que contar con una ventaja competitiva clara puede marcar diferencias entre una empresa y sus competidoras. ¿No tienes la sensación de que todavía demasiadas empresas no toman la ventaja competitiva en serio y por eso no la implementan entre sus acciones de empresa? Gracias
Sergio Salón
Fede Martín
Hola Fede, ante todo muchas gracias por tu comentario. Como bien dices, la ventaja competitiva es un aspecto esencial que un gran número de empresas aún no tienen en cuenta, sobre todo las más tradicionales. Pero seguir produciendo como siempre no bastará para ganar la carrera a los competidores en un futuro cercano.
Hay que concienciarse de que esta ventaja competitiva marcará, casi con total seguridad, el devenir de una compañía.

Espero haberte ayudado con mi comentario.

¡Un saludo!

Enviar feedback

Your feedback must contain at least 3 words (10 characters).

Sólo usaremos tu dirección de correo para dar respuesta a tu feedback. Política de privacidad

Thank you for your feedback!