logo-small
Funciones Precios
Noticias 0
Últimas noticias Ver todos

No disponible temporalmente. Por favor, visítanos en otro momento.

Ver todos
Webinars 0
Próximos webinars Ver todos
Próximos webinars

Lo sentimos, no se han podido encontrar próximos webinars.

Visualiza los webinars grabados
Blog 0
Posts recientes Ver todos

No disponible temporalmente. Por favor, visítanos en otro momento.

Ver todos
Ana Mata

Marketing de contenidos: las 6 grandes mentiras

Ana Mata
Marketing de contenidos: las 6 grandes mentiras

Cada día se escucha hablar más del marketing de contenidos, surgen más y más expertos, se cuentan mentiras, medias verdades o simplemente consejos que te hacen pensar que simplemente teniendo un blog te vas a convertir en un gurú de algo.

Como creo que hay sobredosis de información respecto a este tema, no quiero escribir consejos en este post para que triunfes con tus contenidos.

Sólo quiero desmitificar algunas cosas que he visto escritas  para que empecemos a ser realistas y a saber filtrar la información que recibimos huyendo de la infoxicación.

Marketing de contenidos no es tener un blog ni escribir como un loco, es una estrategia que implica una proceso que comienza con la investigación, pasa por la creación y finaliza con la medición de resultados y cumplimiento de objetivos.

Por eso, he recopilado un listado de lo que considero que son las grandes invenciones que se han tejido en torno al marketing de contenidos.

Destapamos las grandes mentiras del marketing de contenidos

Destapamos las grandes mentiras del marketing de contenidos

1. Para captar clientes sólo tienes que darles buen contenido

¡Bienvenidos a la gran mentira del mundo del marketing de contenidos!

Todos hemos leído millones de posts donde nos hablan de la importancia del contenido en estos tiempos.

Eso es cierto, la creación de contenidos es muy importante para darte a conocer y generar confianza en tu marca.

El mayor error sucede cuando te crees que basta con escribir y ya está, ¡esto es mentira!

Por muy bueno que seas, o conoces las reglas para promocionar bien esos contenidos en el momento, lugar y ante el público adecuado o estás perdiendo el tiempo.

El contenido no es un imán que atrae a la gente, lo que les atrae es la calidad, la difusión que hagas del mismo y tus esfuerzos en promocionarlo.

Piénsalo; es como si yo escribo una macro tesis sobre la veracidad de la llegada del hombre a la luna, si la dejo guardada en mi disco duro por muy buena que sea sólo la leeré yo.

O la publico en este blog de Semrush en el que los lectores no son apasionados de la luna pues, es un hecho seguro que, no voy a tener éxito ninguno.

Para llegar a ti necesito conocerte, hacerte saber que he escrito eso y ademàs hacerlo en los canales adecuados y con el vocabulario adecuado.

Por eso es tan importante la creación del perfil de tu lector ideal dentro de tu estrategia de marketing de contenidos.

He encontrado miles de tweets que al final contenían un buen post y a los que he llegado por casualidad o por aburrimiento.

Por el contrario, también he visto otros que al final son auténticas chorradas, pero en los que el titular me ha atraído y he hecho click para leerlo.

Para promocionar el contenido, no sólo basta con publicar un par de tweets y posts en Facebook.

La promoción tiene lugar, ya desde el proceso de creación de ese plan de contenidos, en el que construyes un mensaje, te fijas unos objetivos que respondan a las necesidades de tu público objetivo y sigues una estrategia.

Por eso es importante investigar primero a quién te quieres dirigir, qué les gusta leer, que no les gusta, que artículos son los más compartidos…

Otro error importante es creer que el contenido te genera ventas. Siento decirte que por sí sólo, no las genera.

El marketing de contenidos es un proceso planificado, cuyo primer objetivo debe ser darte a conocer y crear tu propia marca.

Si has sido constante, tienes una buena estrategia y has conseguido ganarte la confianza de tus lectores, es cuando puedes pensar en venderles algo.

Asúmelo, ninguno somos Justin Bieber (afortunadamente) ni tenemos una legión de fans que no nos pierden el rastro.

2. Todo el mundo puede y debe escribir contenido

A lo mejor alguna vez has leído por ahí algo como ¿por qué todo el mundo debería tener un blog?” o alguien te ha comentado que lo ideal para tu empresa es que escribas en un blog y más si eres el CEO o fundador.

Los argumentos más utilizados es que, así estrecharás la relación con tus clientes, porque a ellos les gusta saber cómo piensas y porque hay que estar a la vanguardia y ahora lo más trending es que escribas en un blog.

También habrás oído, que tener un blog favorece la creación de tu propia marca personal.

En mi opinión, esto es verdad a medias, es decir:

¿Todo el mundo puede hacer fotos? Sí

¿Todo el mundo puede hacer buenas fotos aunque tenga la mejor cámara del mercado? NO

Pues lo mismo sucede en el mundo de la creación de contenidos.

Cualquier persona es capaz de escribir pero esto no implica que todos estemos capacitados para dedicarnos a ello.

Al igual que tener tu presencia online y tu propio blog puede potenciar tu marca personal, también puede destruirla.

Recuerda, todo lo que escribes queda grabado en la gran memoria de internet.

Hay gente, que directamente “fusila” artículos de otras personas solo por mostrar contenido o que no sabe las reglas para publicar, escribir y hacer una estrategia adecuada para su empresa.

Tampoco saben de promoción y posicionamiento, así que, sin ese aprendizaje están perdiendo un tiempo valioso y el tiempo al final, es dinero.

Por lo tanto, si te has decidido a tener un blog, lee mucho y aprende de los mejores, déjate guiar y asesorar por expertos y si no, zapatero a tus zapatos.

3. Cuanto más publiques, mejores resultados

La frase es polémica, porque todas las recomendaciones de expertos y la propia experiencia indican que sí.

Tener una frecuencia de publicación alta y constante, es muy bueno para SEO y para mantener a tus lectores.

Pero, en realidad, he resaltado este punto por las malas prácticas que veo en los blogs de muchas empresas que se toman las estadísticas al pie de la letra y publican prácticamente un post a diario.

Eso está muy bien, pero, siempre y cuando no descuiden la calidad y eso es precisamente lo que hacen.

Si el contenido a diario o semanal es bueno, tendrás a tus lectores pegados a sus pantallas.

Si rebajas la calidad o empiezas a tratar temas muy a la ligera con el fin de acelerar tus posts y tu frecuencia de publicación estarás perdiendo el tiempo.

Sólamente estarás creando ruido digital y acabarás aburriendo a tus lectores, que comenzarán a considerar tu estrategia de marketing de contenidos como un claro ejemplo de spam.

Muchas empresas optan por externalizar la creación de contenidos a freelancers o compañías que por un precio super económico, se encargan de entregarles artículos semanalmente.

Estas compañías, no conocen tu marca, ni se preocupan por conocerla. Tampoco les interesa tu negocio porque sólo les importa el objetivo que le has marcado: la cantidad.

¿Quieres tener un blog mediocre? ¿Tu marca es mediocre? Si la respuesta es no, apuesta por la calidad.

El contenido debe formar, informar y entretener, si no cumple con esto, no tiene sentido.

4. Tu mejor artículo debes publicarlo únicamente en tu blog

Aquí, nos encontramos ante una verdad a medias…

La idea de esta frase viene en que si publicas tu mejor artículo en tu blog la gente lo asociará a tu marca, te generará tráfico, enlaces y demás.

Esto es cierto, pero sólo tiene sentido si ya cuentas con una comunidad que te conoce, es decir, si tienes posibilidad de escribir en un sitio más popular que el tuyo no te guardes en la recámara este super post que tienes preparado.

Al contrario, utilízalo, porque posiblemente en esa plataforma en la que escribes, llegarás a más gente puesto que tiene más usuarios.

Ten en cuenta que si les gusta lo que escribes, esos usuarios no dudarán en visitarte y posiblemente se conviertan en lectores fieles.

¡La gracia de internet es compartir!

No tengas miedo de escribir tu mejor contenido para otros porque esa puede ser la lanzadera que te haga conseguir tu comunidad y el posicionamiento que andas buscando.

Esto sobretodo lo hacen mucho las empresas, que quieren mostrar en su propia web lo mejor.

Está muy bien, pero muchas de ellas son recién llegadas y no tienen aún una reputación.

¿Por qué desaprovechar una buena ocasión como esta para darse a conocer?

5. Uno o dos posts son suficientes para triunfar

El marketing de contenidos es algo que se trabaja a largo plazo. ¡No es instantáneo! 

Además, el marketing de contenidos es una labor constante y que requiere de una planificación, de nada vale que publiques uno o dos posts y te olvides de tu blog o tus redes sociales durante algún tiempo.

Esto se trata de construir una comunidad y al final, es como los amigos, que hay que mantenerla y no olvidarse de ella.

Si crees que publicando un par de artículos subirás en los ranking como la espuma y ya serás el influencer mayor del reino, te equivocas.

Vivimos acelerados y queremos soluciones rápidas, nos aterra pensar en acciones a medio-largo plazo.

Muchas empresas piensan que al crear una o dos piezas, ya están en el mundo del marketing de contenidos. ¡Esto es un craso error!

La única verdad es que el mundo de los contenidos es una carrera de fondo y no un maratón final.

Las marcas deben prepararse para unos resultados en el tiempo y no al instante.

6. Un SEO te harán subir en los rankings si se encarga de la creación de tus contenidos

Hace años, la construcción de enlaces era algo rápido y barato.

De hecho, muchos SEOs se pusieron las botas realizando malas prácticas para conseguir esos enlaces de poca calidad, hasta que Google se enfadó y lo cambió todo.

El problema de esto, es que hay mucha gente que sigue teniendo asociado a los SEOs con la generación de contenidos y eso no es cierto, ellos son más técnicos que creativos.

Esto no quiere decir que no sean capaces de escribir, pero tienen otras metas diferentes a la generación de marca y de una comunidad.

Buscan estar los primeros en los rankings y aunque es un objetivo que todos compartimos, los profesionales del marketing de contenidos persiguen ese conocimiento y engagement con el usuario.

Yo aún recibo emails de agencias que me ofrecen intercambios de links en mi blog.

He llegado a un punto que ya no me sorprende.

Es cierto que el contenido puede ser utilizado para atraer enlaces y que eso no es malo, pero no debe ser el fín último y, sobre todo, busca que esos enlaces sean de calidad.

6 Mentiras sobre el marketing de contenidos #infografía

Fotos (content marketing): Shutterstock

Conclusiones

Si decides emprender la fascinante aventura de los contenidos, primero de todo fórmate bien para poder poner en marcha una buena estrategia de comunicación y promoción.

El marketing de contenidos, no consiste sólo en escribir y esperar a que te lean, necesitas una planificación y unas acciones para poder llegar a tu público deseado y crear una comunidad con la que compartir.

Lo más importante de todo, no olvides que la calidad debe ser lo primero, no te ciegues en publicar 4 post semanales.

Fíjate objetivos alcanzables y medibles y sobretodo, no te desesperes porque obtendrás los resultados con el tiempo.

Ahora es tu turno ¿qué más mentiras conoces referentes al marketing de contenidos?

Ana es periodista, especializada en marketing y estrategia digital. Le apasiona todo lo relacionado con metodologías ágiles, Lean Thinking y Growth Hacking y le encanta jugar con Google Analytics y todo tipo de herramientas online para extraer el máximo partido y hacer experimentos. Escribe en "El blog de Ana Mata".

2000 es el número máximo de caracteres permitido
Have a Suggestion?